Conoce las diferencias entre alergia e intolerancia en niños

Intolerancia y alergia a la caseína en bebés y niños

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

A veces encontramos que se utilizan los términos alergia e intolerancia por igual en un mismo contexto y refiriéndonos a una y otra de la misma manera, pero su significado es totalmente distinto. Hoy en Guiainfantil.com queremos poner un poco de luz en este campo y contarte las diferencias entre alergia e intolerancia en niños. 

Definición y ejemplos de alergia e intolerancia en niños

diferencias entre alergia e intolerancia

Una alergia es una reacción del sistema inmune que afecta a un gran número de órganos en el cuerpo, mientras que una intolerancia es generalmente una reacción del tracto gastrointestinal.

Según esto, conviene diferenciar la intolerancia a la leche, generalmente a la lactosa, que se produce cuando se carece de enzima para digerirla, esta es deficitaria o cuando existe una condición de salud predisponente en el tracto gastrointestinal para no poder digerirla, de la alergia a la leche de vaca, o más bien, a sus proteínas.

La alergia a la proteína de la leche de vaca es una reacción, que puede ser más leve o de gravedad extrema, de hipersensibilidad del sistema inmunitario frente a uno o varios antígeno alimentario (proteínas), en este caso, la proteína de la leche de vaca.

Más detalladamente, lo que ocurre es que el sistema inmune del niño identifica la proteína como un agente peligroso al que debe atacar, y, siguiendo el protocolo de defensa, produce anticuerpos para protegerse de ella.

La reacción entre estos anticuerpos y la proteína en cuestión, por muy pequeña que sea su cantidad, desencadena en el organismo la producción de ciertas sustancias químicas, como histamina, cuyos síntomas incluyen:

- Inflamación de labios, lengua e, incluso,  la garganta, pudiendo comprometer la respiración.

- Reacciones cutáneas, como ronchas, granos, picor…

- Síntomas catarrales del tipo de estornudos, picor de ojos, congestión nasal…

- Shock anafiláctico, es decir, se trata de una manifestación más grave de la alergia. Implica una reacción global del organismo que pone en peligro la vida, ya que afecta a varios órganos vitales a la vez.

Intolerancia y alergia a la caseína en niños

Curiosamente, una de las proteínas de la leche de vaca, la caseína, puede generar tanto alergias como intolerancias.

La sintomatología de la intolerancia a la caseína incluye sintomatología gastrointestinal prácticamente en exclusiva, y, a diferencia de los alérgicos, los niños con intolerancia pueden incluso consumir alimentos con trazas o pequeñas cantidades de caseína sin desarrollar reacción alguna.

La caseína se encuentra en todos los productos lácteos, como leche, queso, yogur, helados cremosos, postres lácteos o batidos, aunque, por su característica de solubilidad en agua y no en grasa, se encuentra en cantidades muy pequeñas en la mantequilla o la nata.

Adicionalmente, algunos fiambres contienen caseína o caseinatos, que son compuestos derivados de la caseína, por lo que hay que tener especial cuidado con los productos de charcutería, incluyendo las salchichas frescas y los embutidos, revisando el etiquetado.

También pueden contenerla el chocolate y todo alimento que lo contenga, los caramelos masticables y algunas gominolas, e incluso  algunos preparados farmacéuticos.

La bollería industrial, galletas, bizcochos, y también el pan de molde, son otros de los alimentos que puede incluir caseína, ya que el suero de la leche se incluye con frecuencia en su elaboración y en él se encuentran, precipitadas, las proteínas, como la caseína.

Además, según la sensibilidad individual del niño, la carne de ternera puede también generar reacciones alérgicas, aunque, por regla general, los intolerantes pueden consumirlas.

Si notas que el cuerpo de tu hijo reacciona de manera negativa a algún alimento, lo más recomendable es acudir a tu pediatra para que le examine y le mande distintas pruebas para tener un diagnóstico sobre la mesa y proceder a un tratamiento específico.