Dieta sin gluten para niños, ¿moda o necesidad?

En qué casos deben los niños llevar una dieta sin gluten

En los últimos meses estamos asistiendo a una moda nutricional, cultivada por actores, actrices y personajes de renombre, que es seguir una dieta sin gluten.

Creemos necesario recalcar que hay enfermedades reconocidas cuyo tratamiento es nutricional, y consiste precisamente en llevar a cabo una dieta rigurosamente exenta de gluten. En este grupo de pacientes, integrado por niños y por adultos, este tratamiento no es una moda, sino una necesidad. En Guiainfantil.com nos planteamos si seguir una dieta sin gluten para niños es moda o necesidad.

Dieta sin gluten para niños, ¿en qué casos?

Dieta sin gluten para niños: ¿cómo y por qué?

¿Cuándo es necesario que se lleve a cabo una dieta sin gluten para niños?:

- La enfermedad celíaca es la intolerancia permanente a la gliadina del gluten. Esta enfermedad abarca un amplio abanico de manifestaciones clínicas, la mayor parte de las cuales derivan de la afectación de la pared intestinal. Los celíacos típicos porque las vellosidades del intestino, que es el lugar donde se absorben los alimentos, están dañadas. No obstante, hay celíacos con síntomas más sutiles, como osteoporosis, elevación de las transaminasas, aftas en la boca, etc. Su diagnóstico está muy bien protocolizado, y existen herramientas muy útiles, como los anticuerpos antitransglutaminasa y los anticuerpos antigliadina deaminados, cuya alta fiabilidad ha conseguido que sólo hay que biopsiar el intestino de un escaso número de pacientes.

La sensibilidad al gluten no celíaca es una enfermedad de la cual cada vez se habla más, pero cuyos primeros casos en Pediatría se han descrito recientemente. A fecha de hoy, su diagnóstico se basa en hacer pruebas de supresión y provocación, con toda la carga de subjetividad que ella conlleva. Estos niños, cuando consumen gluten desarrollan manifestaciones clínicas un tanto inespecíficas (dolor abdominal, hábito intestinal irregular, dolores articulares, problemas de la piel, problemas en la sangre, etc.), que desaparecen con la exclusión dietética. Hay investigadores que afirman que hasta el 10% de la población tiene este problema de salud.

- Una entidad menos frecuente que las anteriores es la alergia al gluten, cuyas características clínicas implican una mezcla de síntomas digestivos (diarrea, dolor abdominal, vómitos) con los síntomas de cualquier alergia (urticaria; edema de ojos, labios u orejas; dificultad respiratoria). Su diagnóstico se basa en la clínica, así como en la realización de pruebas cutáneas y detección  específica de anticuerpos tipo IgE frente a los cereales con gluten.

Es importante recalcar que los niños que siguen una dieta sin gluten pueden llevar una vida completamente normal y llena de salud, siempre y cuando sigan las recomendaciones nutricionales vigentes en la actualidad. También es importante recalcar que, de no haber indicación clínica, no hay ninguna necesidad de no consumir gluten.