Úlceras y llagas en la boca del niño

Por qué aparecen y cómo se tratan las llagas en la boca de bebés y niños

Estefanía Esteban

¿Qué son las úlceras o aftas bucales? ¿Qué son esas molestas, dolorosas y pequeñas heridas en la boca que hacen con que el niño apenas pueda comer? Las úlceras o llagas aparecen durante la infancia por muchas causas, aunque la más frecuente es la infección vírica. La buena noticia es que desaparecen en poco tiempo y no dejan ninguna secuela. Te explicamos qué son exactamente las llagas y úlceras de la boca del niño, por qué aparecen y cómo eliminarlas.

6 causas por las que aparecen las úlceras y llagas en la boca del niño

niño saca la lengua en el médico

Existen varias causas por las que aparecen las úlceras y llagas en la boca del niño:

  1. Por causas infecciosas. La infección puede darse por un virus, una bacteria o un hongo, aunque de las tres, la causa más frecuente de las llagas de la boca son los virus. Y de entre todos los virus, el que suele causar las úlceras bucales de los niños, es el herpes simple.
    A este tipo de úlceras se las conoce como herpanginas. Los bebés con úlceras en la boca se muestran irritables y pueden presentar algo de fiebre. Aunque el síntoma más evidente es la aparición de pequeñas llagas en la boca, las mejillas y los labios. Al ser un virus, es contagioso.
  2. Otra de las causas que provocan la aparición de una úlcera en la boca del niño es un traumatismo. Puede ser porque se haya mordido o se haya dañado durante el cepillado de los dientes. En este caso no aparece ningún otro síntoma más. Sólo el dolor que ocasiona la herida de la boca.
  3. Como síntoma secundario de otras enfermedades. Existen enfermedades inmunológicas que provocan la aparición de llagas y úlceras en la boca del niño. Además, éstas pasan por distintas fases: unas fases de remisión y otras de mayor incidencia.
    En este caso lo más importante es detectar la enfermedad que está provocando la aparición de las úlceras y suministrar un tratamiento adecuado.
  4. El estrés, nerviosismo o ansiedad, también influyen en la aparición de las aftas bucales.
  5. Algunas veces las llagas pueden aparecer debido a alergias alimentarias.
  6. Pueden aparecer asociadas a enfermedades como la leucemia.

Tratamiento para las úlceras de la boca del niño

Dependiendo del tipo de úlcera que tenga el niño, el tratamiento variará de una u otra forma. Si la úlcera se ha producido por un traumatismo (el niño se ha mordido accidentalmente o se ha producido una herida durante el cepillado de dientes), ésta no necesitará ningún tratamiento. La úlcera en este caso se cura sola en una o dos semanas. Pero sí se puede aplicar un analgésico para intentar calmar el dolor que produce la llaga. Existen analgésicos tópicos y enjuagues bucales destinados a disminuir los dolores típicos de las úlceras en la boca. También se pueden aplicar antisépticos naturales para que no se produzcan infecciones secundarias.

Si las úlceras son de carácter infeccioso o como síntoma de otra enfermedad inmunológica, será el pediatra quién determine el tratamiento a seguir.

Mientras que el niño tenga úlceras en la boca, se deben evitar alimentos irritantes, como los cítricos o alimentos ácidos y las bebidas calientes. Sin embargo le irá muy bien los lácteos fríos, como los helados, ya que el frío le calmará el dolor.

Las llagas también son más frecuentes en mujeres, entre los 10 y los 19 años y están ligadas a cambios hormonales, estrés o bajas defensas.

Cómo prevenir la aparición de las llagas en los niños

El presidente de la Asociación Española de Gastroenterología aconseja que es importante prevenir enfermedades en la boca de los niños y adultos. Para ello, nos aconseja:

- Mantener siempre los dientes y la lengua limpios. Cepillar los dientes siempre tras la ingestión de algún alimento.

- Tener una dieta variada, rica en verduras y frutas. Si tienen tendencia a tener llagas en la boca, evitar los alimentos ácidos.

- Consumir alimentos ricos en vitamina C y omega-3.

- Evitar comidas muy calientes