Tipos de alergias respiratorias en niños

Cómo afectan el asma y la rinitis alérgica a los niños

Armando Magaña Cobos
Armando Magaña Cobos Pediatra experto en Alergología

Existen muchos tipos de alergias que pueden afectar a los niños. En las alergias influyen factores genéticos y ambientales. Y por supuesto, hay niños que presentan más factores de riesgo. Esto es, que por sus características genéticas (entre otras) tienen más posibilidades de presentar diferentes manifestaciones clínicas de alergia a lo largo de la vida.

Existen dos tipos muy importantes de alergias respiratorias en los niños, que pueden evolucionar de forma diferente a lo largo de la vida si no se hace una intervención médica para detener su curso.

Los dos tipos de alergia respiratorias en niños más comunes

Tipos de laergias respiratorias en niños

Las manifestaciones de alergias respiratorias más extendidas en niños son Asma y Rinitis. Estas son sus características y también sus diferencias: 

1. El asma. El padecimiento de la alergia se da en las vías respiratorias bajas, y se caracteriza por presentar como principales síntomas:

- Tos persistente que puede ser seca o con flemas.

- Agitación, también descrita como sensación de opresión en el pecho o dificultad para respirar.

- Sibilancias al expirar, es decir una especie de silbido que se escucha en la respiración al sacar el aire respirado.

La mayor importancia de esta enfermedad respiratoria es que, de no recibir atención desde sus primeras manifestaciones, los cuadros son cada vez más graves y puede poner en peligro la vida ya que puede comprometer la oxigenación y causar falla a múltiples órganos. Algunos eventos de descontrol pueden ser tan graves que requieren atención en el área de urgencias y/u hospitalización en una unidad de terapia intensiva. Casos muy graves de asma pueden causar la muerte.

2. La rinitis. La rinitis se caracteriza por la inflamación de la nariz. Los síntomas más importantes pueden ser:

- Escurrimiento nasal o congestión.

- Comezón en la nariz.

- Estornudos.

- Sangrado nasal.

- Comezón en el paladar (por inflamación por estar cerca de la nariz).

- Comezón en los oídos o sensación de oídos tapados (por disfunción de un drenaje del oído que llega a la nariz).

- Dolor de cabeza por inflamación o infección de los senos paranasales (sinusitis).

La rinitis no es una enfermedad que ponga en peligro la vida del niño, pero si limita mucho la calidad de ésta, porque el paciente, al no poder respirar bien, no duerme de forma adecuada, por lo que no alcanza un buen descanso e interfiere en sus actividades del día como trabajar o en este caso, al tratarse de niños, estudiar. 

Relación entre el asma y la rinitis alérgica en niños

Estas dos manifestaciones de alergia, tanto el asma como la rinitis, están ampliamente relacionadas. De hecho, el 60% de los pacientes que solo tienen datos de rinitis a edades tempranas, puede desarrollar asma a lo largo de la vida si no recibe un tratamiento adecuado. El 40% de los pacientes que inician con asma pueden desarrollar rinitis sin no reciben tratamiento oportuno. 

Al final de cuentas, la nariz y los pulmones son órganos del mismo sistema respiratorio y es común que tengan síntomas de las mismas enfermedades.

Lo importante es que si un niño presenta síntomas recurrente por más de 4 semanas, vale la pena darse la vuelta con el médico para que en caso de ser una alergia respiratoria, pueda recibir tratamiento oportuno.