10 ideas para prevenir el mal olor de pies en los niños

Trucos caseros para evitar que al niño le huelan los pies

Cristina González

Cuando los pies del niño sudan proporciona un ambiente propicio para que se multipliquen las bacterias a las que les encantan los lugares oscuros y húmedos.

Son estas bacterias las causantes del mal olor, y pueden provocar infecciones en los pies si no se combaten. Además, el mal olor puede agravarse debido también a trastornos metabólicos o al consumo de ciertos alimentos o medicamentos. Para evitarlo, te contamos qué remedios puedes poner en práctica para prevenir el mal olor de pies en los niños.

Cómo prevenir el mal olor de pies en los niños 

Cómo prevenir el mal olor de pies en los niños

Para evitar que aparezca el mal olor de pies en los niños nos pueden ayudar estos diez consejos con los que prevenir esta dolencia:

1- Tener una buena higiene, lavando y secando correctamente los pies de los pequeños para evitar la humedad y los hongos. Usar geles antibacterianos para lavar los pies del niño por la noche antes de acostarse puede ayudar a prevenir el mal olor de pies.

2- Evitar el calzado fabricado con materiales sintéticos o de plástico ya que no permiten que los pies respiren.

3- Es recomendable usar zapatos de piel que permiten la transpiración correcta de los pies evitando la sudoración.

4- Mantener las uñas de los pies de los niños cortas y limpias para evitar la acumulación de suciedad.

5- Utilizar calcetines de algodón para favorecer la transpiración de los pies evitando los tejidos sintéticos.

6- Si el niño practica mucho deporte o suda mucho conviene cambiar de calcetines a lo largo del día para que no estén los pies húmedos por el sudor generado. 

7- Conviene no usar todos los días los mismos zapatos para favorecer que éstos transpiren.

8- Es recomendable poner los zapatos al sol siempre que sea posible. Y si los zapatos se pueden meter en la lavadora o bien las plantillas del zapato conviene hacerlo ya que es la forma más eficaz de matar las bacterias.

9- Utilizar plantillas hipoalergénicas y desodorantes en los zapatos de los niños.

10- Tenemos que vigilar que no le aprieten los zapatos. Cuanto más cerrados estén los zapatos, más le sudaran los pies.