7 dudas sobre la dermatitis atópica en bebés y niños

Cómo reconocer y tratar la dermatitis atópica en la infancia

Estefanía Esteban

La dermatitis atópica es una enfermedad que afecta a la piel. En realidad son lesiones rojizas que aparecen en la piel del bebé o niño y que siempre pican y se prolongan en el tiempo. Aparecen después del segundo mes de vida. 

La pediatra Mª Teresa Guerra nos explica cómo reconocer los síntomas de la dermatitis atópica y cuáles pueden ser sus posibles causas.

7 dudas sobre la dermatitis atópica en los niños

Dermatitis en bebés

La dermatitis atópica nos dice que hay cierta predisposición a que el niño sea alérgico y si no lo es, tal vez simplemente está sensibilizado y en su piel se detectan niveles elevados de la inmunoglobulina responsable de la dermatitis. La pediatra Mª Teresa Guerra responde a todas nuestras dudas:

1. ¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis atópica en bebés?  En el bebé, las lesiones más típicas aparecen en las mejillas (respetando pliegues de la nariz y la boca) y en las superficies extensoras de los miembros (brazos y piernas). 

2. ¿Siempre tiene un componente alérgico? Sí. Suelen ser niños con predisposición. Según avanza la dermatitis atópica suelen desarrollar un tipo de alergia (alimentaria, asmática...). En el caso del asma, por ejemplo, en muchos bebés se han producido muchos casos de bronquitis desde que son lactantes, generadas no sólo por virus o catarros, sino también por algún alergeno (ácaros, polen, gramíneas...). 

3. ¿Se puede prevenir la dermatitis atópica? Lo primero que hay que diagnosticar es el factor alergeno desencadenante de la enfermedad. Una vez que se localice el foco de la alergia, se puede tratar. Por ejemplo, en el caso de la alergia al ácaro, con una exhaustiva higiene en el hogar... en el caso de algún alimento, retirándolo de la alimentación.... Además, existen las vacunas para determinadas alergias y son muy eficaces. Lo único es que el niño debe de estar correctamente diagnosticado (no tomar medidas por nuestra propia cuenta).

4. ¿Influye la temperatura en la dermatitis atópica? El calor o las situaciones extremas de frío sí afectan. Cuando sudamos, la piel evapora agua y se altera, y al alterarse la barrera es más posible que el alergeno entre en contacto y se provoca el brote de dermatitis atópica. El tratamiento básico de la dermatitis atópica es conseguir que no se pierda la humedad de la piel. Luego habrá que hidratar obstruyendo, con sustancias que 'sellan' la piel para que la humedad no se evapore.

En el caso del sol: en verano, si los niños con dermatitis atópica suelen mejorar. El sol es bueno en pequeñas dosis siempre que estén bien hidratados. Sin embargo, no es bueno la salitre del mar o el cloro del agua de las piscinas.

5. ¿Cómo debe ser el baño en niños con dermatitis atópica? Deberíamos bañar al niño sólo 2 o 3 veces por semana. Que los baños sean cortos y una temperatura suave, entre 25 y 30 grados. Se deben utilizar geles que sean ph neutros. El lavado de la cabeza, podemos diluir champú con agua, para hacerlo más suave. El secado no debe ser por fricción, sino sólo presionando. Y después del baño es muy importante la hidratación con cremas emolientes (que no sean lociones). Importante también el material de la ropa que pongamos al niño. La mejor, el algodón. 

En el caso de dermatitis seborreica, sí se recetan lociones, ya que es más complicado el aplicar cremas más untuosas en esa zona. 

6. ¿Puede transformarse con la edad la dermatitis atópica? Según crecen los niños, la dermatitis evoluciona y cambia de zonas. Con 9 años, por ejemplo, aparece localizada a nivel de codos y rodillas. A veces también se afectan los párpados, y los niños parece que tienen conjuntivitis, cuando en realidad son como escamitas por culpa de la sequedad en los párpados (blefaritis).

7. ¿Es mala la proteína de la vaca en casos de dermatitis atópica? La lactosa es un azúcar que lleva la leche. Lo que está relacionado con la dermatitis atópica es la proteína de la leche de la vaca. 

Vídeo de la entrevista sobre dermatitis atópica en bebés y niños