Cómo saber si mi hijo tiene dermatitis atópica. Enfermedades de la piel

Esta enfermedad de la piel puede afectar a la autoestima de los niños y a su modo de relacionarse con los demás

Marcela Ricaurte Jiménez

Nuestra piel es nuestra barrera de defensa que divide el ambiente externo con el medio interno de nuestro cuerpo y cuando esta barrera sufre algún daño, o se hace más permeable, es cuando podemos sufrir de algún tipo de enfermedad de la piel. Esto es lo que pasa en la dermatitis atópica que es una de las primeras enfermedades alérgicas que se pueden presentar en la vida del paciente alérgico. ¿Cómo saber si mi hijo tiene dermatitis atópica?

La dermatitis atópica una enfermedad que va más allá de la piel

la dermatitis atopica

El término dermatitis significa inflamación de la piel y la palabra atópica significa la capacidad del paciente para desarrollar algunos tipos de alergia, en este caso de la piel. Esta alergia de la piel es una enfermedad compleja que produce inflamación crónica de la piel, siendo potencialmente debilitante y pudiendo comprometer la calidad de vida de sus portadores y sus familiares.

Es una enfermedad con una evolución crónica y con altos y bajos. Se caracteriza por lesiones muy pruriginosas (intensa picazón), piel muy reseca y áspera, pudiendo sangrar por el hecho de rascarse intensamente. Estas lesiones pueden localizarse en las superficies de flexión (como por ejemplo en los brazos o detrás de las rodillas), pero puede aparecer también en todo el cuerpo. La dermatitis atópica es una enfermedad que empeora por varias causas y sus características son:

- Una piel que no funciona adecuadamente o llamada disfunción de la barrera epitelial.

- Inflamación sistémica o inflamación de todo el sistema de defensa del paciente.

Existen dos teorías muy interesantes que me gustaría comentar. Una de ellas es la teoría de 'Adentro hacia fuera,' donde la inflamación sistémica dentro de nuestro cuerpo desencadena la disfunción de barrera epitelial o que la piel no funcione correctamente. La otra teoría es la de 'afuera hacia dentro', que explica que la disfunción de barrera epitelial o piel que no funciona bien lleva a un desequilibrio del sistema inmunológico.

Esto es importante para entender que la dermatitis atópica NO es una enfermedad SOLO de la piel. Se trata de una enfermedad donde todo el sistema inmunológico está reaccionando de forma exagerada y termina mostrando su cara en la piel de estas personas.

Aproximadamente hasta un 20% de los niños y adolescentes de todo el mundo padecen de dermatitis atópica, comprometiendo la calidad de vida de sus portadores y familiares; es por esto que necesitamos difundir a la mayor cantidad de personas de que no se trata de una enfermedad contagiosa.

Estudios recientes han mostrado que el 39% de los adolescentes con dermatitis atópica han sufrido de burlas o bullying debido a la apariencia de su piel, lo que ha tenido consecuencias en la vida escolar de estos pacientes en un 47%, debido a las faltas a clases por no sentirse cómodo con sus compañeros.

Además, como explican en el informe 'Dermatitis atópica', E. Fonseca Capdevila para la Asociación España de Pediatría, 'los niños con dermatitis atópica son propensos a determinadas infecciones, sobre todo por virus herpes simple, molusco contagioso y verrugas'.

6 señales que te advierten de que tu hijo tiene dermatitis atópica

señales de dermatitis

Existen varias señales en la piel del niño atópico que nos pueden alertar sobre la dermatitis atópica:

1. Prurito Cutáneo o Picazón en la Piel
Característica principal del paciente con dermatitis atópica. ¡Es la señal más importante!

2. Dermatitis o eczema
La propia palabra dermatitis quiere decir inflamación de la piel, por lo que encontramos áreas enrojecidas, pruriginosas y con descamación.

3. Distribución del eczema
Dependiendo de la edad del paciente podremos observar dermatitis en lugares características del cuerpo. En los niños hasta los dos años en el rostro (frente, mejillas y orejas) o en el cuerpo (superficies de extensión como brazos, rodillas, codos); desde los dos años hasta la pubertad, en mejillas y superficies de flexión (antebrazos, rodillas, cuello) y, por último, en los adultos, en manos, troncos y pies.

4. Liquenificación o Áreas de piel gruesa
Debido al acto de rascarse intensamente, la epidermis aumenta su groso y se ve una piel más espesa y rígida.

5. Excoriaciones
Lesiones debido al acto de rascarse la piel intensamente, pudiendo llegar hasta sangrar en algunos casos.

6. Xerosis cutánea o piel seca
Debido a la incapacidad de la piel del paciente con dermatitis atópica de retener agua, se produce piel seca.

El no tratar la dermatitis atópica forma un círculo vicioso: la piel seca llega al picazón, que derivar a su vez en inflamación de la piel.

Por qué se produce la dermatitis atópica en niños y bebés

dermatitis crema

Imagina una piel sana como si fuese una pared de ladrillos con bastante cemento, que preserva sus estructuras adecuadamente dentro de la piel, como por ejemplo agua y ácidos grasos. Ahora imagina la piel de una persona con dermatitis atópica, como si fuese una pared de ladrillos que no está bien hecha con poco cemento...

En este caso las estructuras de la piel se desgastan fácilmente y facilita la pérdida excesiva de agua a través de la piel, ¡lo que mantiene la piel inflamada y seca! En este escenario, la primera y más importante forma de cuidar la dermatitis atópica es reconstruir este muro y los ladrillos de la piel todos los días ¡mediante una buena hidratación!

El éxito para restaurar esta barrera dependerá de la crema hidratante utilizada y la frecuencia de aplicación ¡La dermatitis atópica es mucho más difícil para los pacientes de lo que las personas pueden imaginar, pero  existe tratamiento!

Puedes leer más artículos similares a Cómo saber si mi hijo tiene dermatitis atópica. Enfermedades de la piel, en la categoría de Cuidados de la Piel en Guiainfantil.com.