Remedios naturales para tratar la dermatitis atópica del bebé

Esta enfermedad de la piel afecta aun 20% de los recién nacidos

Virginia Vicente Pascual

La dermatitis atópica en los bebés es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de lesiones en la piel con aspecto rojizo y descamado, que puede producir picores y que se manifiesta a partir del segundo mes de vida.

En los bebés es muy común que aparezca en la zona de la cara (mejillas), pero también en brazos y piernas y alrededor de la zona del pañal. Suele afectar a un 20% de los bebés, pero en gran parte de los casos, se calcula que un 60 %, suele desaparecer con el tiempo.

Para tratar la dermatitis atópica en los recién nacidos, lo mejor es acudir al pediatra para que evalúe la situación y determine la gravedad de la misma, pero además es necesario que los padres extremen la higiene del pequeño y que intenten mejorar su estado con algunos remedios naturales. 

Precauciones para prevenir la dermatitis atópica en bebés 

la dermatitis atópica en bebés

Si tu pequeño sufre dermatitis atópica, desde casa tú puedes hacer mucho. ¡Toma nota de las medidas y de las precauciones a seguir en su día a día! 

Mantén la piel siempre limpia
Cambia de pañal a menudo a tu bebé, ya que es importantísimo que tenga su piel sequita. Si ves que la zona está muy afectada puedes dejarle sin pañal por un tiempo para que mejore.

Usa jabón neutro 
Cuando bañes a tu pequeño -dos o tres veces por semana- usa siempre un jabón neutro. Los aditivos químicos podrían alterar más la piel. Además, a la hora de sacarle del agua y secarle, no frotes su cuerpecito ya que puedes provocar más fricción y, lo mismo, cuando esté en la bañera. Aplica la esponja con pequeños toques.

Ropa con fibras naturales
La ropa que le pongas también va a ser determinante para reducir los picores y el malestar en la piel. Usa bodys de algodón suave 100%. Las fibras sintéticas no le vienen bien a una piel atópica del bebé.

10 remedios caseros para tratar la dermatitis atópica en bebés 

Actualmente se está estudiando qué produce la dermatitis atópica en el bebé para tratar de influir sobre ello y que el pequeño que no la desarrolle, pero aún no hay conclusiones finales. Se habla de un factor genético, de la alimentación de la madre o del niño...

Todo esto hace que el tratamiento de la dermatitis atópica sea algo individualizado, es decir, hay niños que con solo hidratar su piel mejoran su aspecto considerablemente y otros con los que se utilizan medidas más agresivas (tratamiento farmacológico). En cualquier caso, se puede también controlar y recurrir a remedios naturales que calmen las molestias en la piel del pequeño. 

1. Bicarbonato de sodio
Un buen remedio para mejorar la dermatitis atópica y, también la dermatitis del pañal es añadir dos cucharadas de bicarbonato de sodio al baño del bebé.

2. Infusión de avena en la piel 
La avena tiene la propiedad de aliviar el picor. De hecho, muchas cremas para combatir la dermatitis contienen avena. Cuece media taza de avena en un litro de agua y aplica la infusión con una compresa en las rojeces.

3. El poder de la aloe vera
El aloe vera contiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antiinflamatorias. Tiene un efecto calmante y alivia y refresca la piel.

4. Malva
Consigue hojas de malva en un herbolario, cuécelas y aplica el líquido resultante sobre la piel afectada con unas gasas varias veces al día.

5. Caléndula
La caléndula tiene propiedades antibióticas y también lucha contra la inflamación. Al igual que con la avena o la malva puedes hacer una infusión y aplicarla en compresas sobre la piel o puedes extender unas gotitas de aceite de caléndula directamente sobre la zona a tratar.

6. Pepino
Ya sabes que el pepino viene muy bien para descongestionar los ojos. Pues también sirve para aliviar, suavizar y nutrir la piel atópica. Aplícalo en rodajitas o tritura un pepino y extiende la pasta sobre la piel.

7. Aguacate
El aguacate mejora las heriditas de la dermatitis y es rico en vitamina E y D. Tritúralo y extiéndelo como si fuera una crema. Pon al bebé sobre una toalla si no quieres que se manche todo.

8. El efecto del tomillo sobre la piel 
El tomillo es un antiséptico natural. Lo podemos coger del campo y hervirlo en un litro de agua. Calma los picores e impide que la zona se infecte.

9. Vinagre de manzana
Echa una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua y aplica la mezcla con una compresa sobre la piel de tu bebé.

10. La hidratación del yogur natural
El yogur natural también ayuda a aliviar el picor y a hidratar la piel. Tumba a tu bebé sobre el cambiador y aplica el yogur (que no sea azucarado) sobre la piel afectada.

Todos estos trucos ayudarán a mejorar los síntomas de la dermatitis atópica, pero lo mejor es que sea tu médico quien te asesore en este tema.