Beneficios del aloe vera para niños y embarazadas

Propiedades de la planta de aloe vera para toda la familia

Estefanía Esteban

Habrás oído hablar mucho de las grandes virtudes del aloe vera: es bueno para la piel, cicatrizante, hidratante... ¡lo tiene todo! De ahí que muchos conozcan a esta planta como 'la planta milagrosa'. Pero, ¿conoces sus grandes virtudes para utilizar en casa?

Te contamos cuáles son los principales beneficios del aloe vera para niños y embarazadas. Aprende a utilizar esta planta en sus múltiples versiones.

11 beneficios del aloe vera para niños y embarazadas

Beneficios del aloe vera para niños y embarazadas

La planta de aloe vera esconde en el gel de sus hojas una serie de propiedades fantásticas que podemos utilizar tanto de forma externa como por medio de una bebida refrescante. Es rica en betacaroteno (provitamina A), vitamina B2, vitamina C y ácido fólico.

Muchas cremas ya incluyen entre sus principales ingredientes el aloe vera. Lo verás sobre todo en lociones para después del sol, debido a su gran poder protector y calmante para la dermis. Pero la aloe vera tiene otros muchos beneficios, tanto par los niños como para las embarazadas. Descúbrelos aquí: 

1. Es fantástica para después del sol. Sí, la planta de aloe vera se usa para combatir el exceso de sol y calmar y tratar las quemaduras solares. Por eso, muchas lociones 'after sun' para la playa incluyen este ingrediente. 

2. El agua de aloe vera reduce el azúcar en sangre. Por lo tanto, puede ser bueno para prevenir la diabetes, aunque en el supuesto de que estés embarazada y tengas diabetes gestacional o tu hijo haya sido diagnosticado ya de diabetes, debes consultar al médico. 

3. Combate el estreñimiento. Si utilizas el gel de aloe vera para elaborar agua de aloe, será un arma muy eficaz si sufres de estreñimiento. También pueden consumirlo los niños. ¿La razón? Posee un componente con un fuerte poder laxante: la antroquinona. Si tú o tu hijo tenéis diarrea, no debes consumir agua o zumo de aloe.

4. Eficaz contra la Cándida. Sí, ese hongo tan común entre las mujeres (también durante el embarazo), tiene un gran enemigo en la planta de aloe vera. Se ha demostrado que es muy eficaz contra él por su composición antibacteriana. Lo mejor en este caso es tomarla bebida en zumo o agua de aloe vera. 

5. Ayuda a prevenir la espina bífida. El aloe vera es rica en ácido fólico, así que se convierte en un gran aliado de la mujer embarazada, por su gran poder para prevenir la espina bífida en el bebé.

6. Excelente contra la anemia. Entre los componentes principales del aloe vera también se encuentran el magnesio, el calcio, el potasio y el hierro. El hierro ayuda a combatir la anemia y el cansancio. 

7. Excelente para el crecimiento. Su gran contenido en potasio, convierten al aloe vera en un alimento fabuloso para para niños y embarazadas. En el caso de los niños, les ayudará a crecer de forma sana. El potasio es esencial para el desarrollo de huesos y músculos, algo muy importante también para las embarazadas, ya que ayudarán a que el esqueleto y músculos del bebé se desarrollen fuertes.

8. Gran poder cicatrizante. El aloe vera es antibacteriano y ayuda a cicatrizar una herida. De ahí que se recomiende a tantas mujeres tras el parto para tratar la cicatriz de la episiotomía. También conviene que la tengas a mano si tienes hijos. Seguro que te será de gran utilidad para tratar las heridas por caídas.

9. Muy hidratante. En época de altas temperaturas, el aloe vera se convierte en el gran aliado de la hidratación. Puedes consumirla mediante el agua de aloe vera. Además, si prefieres 'camuflar' su sabor, se puede mezclar con algún otro zumo de frutas.

10. Combate la hinchazón durante el embarazo. Su gran poder hidratante ayuda a reducir los edemas durante el embarazo. Pero además, mejora la circulación, con lo que la embarazada sentirá un gran alivio sobre todo en las últimas semanas de gestación.

11. Gran poder hidratante. La potente hidratación del aloe vera no solo es beneficioso de forma interna, sino que podemos aprovecharlo para hidratar la piel. Es excelente por ejemplo para la zona de los talones, en donde suelen aparecer grietas por la sequedad. Y en el caso de las embarazadas, como medida preventiva para frenar la aparición de estrías en la tripa y el pecho.