Antes de tocar a un bebé... ¡lávate las manos!

Descubre por qué debemos tener mucho cuidado antes de tocar a un bebé

Alba Caraballo Folgado

Un papá de Tennessee ha publicado unas imágenes en Imgur alertando a otros padres sobre los riesgos de tocar al bebé sin haberse lavado las manos antes.

Junto con las fotos aparece un texto explicando que su bebé está hospitalizada tras haberse contagiado de VRS (Virus Respiratorio Sincitial). Parece ser que fue él mismo quien le transmitió esta enfermedad, una afección que en bebés y recién nacidos puede ser grave. 

El peligro de no lavarse las manos antes de tocar al bebé

Peligro de no lavarse las manos al tocar al bebé

Foto: Imgur

El padre, que no ha revelado su nombre, desconocía la gravedad de la enfermedad que portaba, por lo que no tomó medidas de higiene al acercarse a tu hija. La niña comenzó mostrar algunos síntomas que alertaron a los padres y la llevaron al hospital. Al principio fue diagnosticada con meningitis viral, pero finalmente las analíticas detectaron el VRS. Los médicos llegaron incluso a temer por su vida, pero tras tres semanas en el hospital se recupera favorablemente. 

El padre comenta: "el VRS no es broma, no sabía mucho acerca de ello hasta hace una semana, cuando casi pierdo a mi hija. Por favor, asegúrese de lavarse las manos antes de tocar a los más pequeños. Y asegúrate de taparlo bien cuando salgas al frío"

El VRS puede provocar infecciones en las vías altas y bajas, suele causar bronquiolitis y neumonía en bebés. Normalmente cursa con síntomas suaves en adultos, pero en bebés y niños puede resultar más grave. Es un virus muy contagioso y se propaga a través de contacto.

Este padre asumió que él fue quién contagió a su bebé, y aunque no es posible saberlo a ciencia cierta, su advertencia no debe caer en saco roto. Es casi una medida obligatoria no tocar o acariciar al recién nacido si antes no nos hemos lavado las manos. Y es que su sistema inmune todavía no está desarrollado.

Si vas a dar de comer a tu bebé, si le vas a tomar entre tus brazos, si le has cambiado el pañal, si el hermano aparece atraído por esa pequeña carita que le mira, si la abuela llega de la calle directa a tomar al bebé entre sus brazos....¡stop! Recuérdate a ti mismo y a los demás que antes han de lavarse las manos, todos lo entenderán.