Enfermedades infantiles que se pueden evitar con el lavado de manos

Más de 20 enfermedades pueden ser evitadas con este sencillo y antiguo hábito de higiene

Meybol Lorena Ramírez

Para nadie es un secreto que a nivel mundial estamos expuestos a una gran variedad de infecciones. Un ejemplo claro es que hoy en día nos azota el famoso coronavirus. Es cierto que es una enfermedad altamente contagiosa, pero existen medidas muy sencillas que al parecer no todos las conocen y los que las conocen no las aplican. Hablamos de estos gestos que podrían evitar que esta y otras patologías se propagasen rápidamente. Estas son las enfermedades que se pueden evitar con el lavado de manos de niños y adultos.

Lavarse las manos: un antídoto poderoso contra más de 20 enfermedades infantiles

enfermedades infantiles que se pueden prevenir con el lavado de manos

¿Sabías que una de las zonas del cuerpo humano que más está expuesta a los microorganismos son las manos? Con las manos tocamos todo. Te despiertas en la mañana, tomas el teléfono para apagar la alarma, luego te tapas la boca porque acabas de bostezar, te pones las pantuflas que dejaste debajo de la cama y no logras alcanzarlas, así que metes tus manos para agarrarlas, luego abres la manilla del baño, abres el inodoro…

Y sigues te limpias, te duchas y haces un sinnúmero de tareas y recorrido hasta que llegas a tu trabajo, universidad o escuela. ¿Podríamos decirme cuántos objetos han tocado tus manos en este intervalo de tiempo que te describo? Y no solo las tuyas, las de las demás personas también, porque está claro que no solo tú tocas el botón del ascensor o la puerta del autobús…

Por todo ello, lavarse las manos es la principal medida a tomar para evitar el contagio no solo del coronavirus sino también de muchas otras enfermedades infecciosas que a continuación te paso a enumerar:

- Enfermedades respiratorias tanto altas como bajas, virales y bacterianas
En este grupo nos encontramos con neumonía, bronconeumonía, bronquitis, laringotraqueítis, faringitis, amigdalitis, gripe, resfriado común, tosferina, difteria, influenza o Ah1N1.

Estas enfermedades se transmiten a través del contacto de secreciones de un paciente enfermo, a través de la tos. por las llamadas gotitas de fludge, estornudos, secreción ocular que haya estado en contacto con las manos del paciente sano.

- Enfermedades gastrointestinales virales, bacterianas y  parasitarias
Salmonelosis, amebiasis, shiguelosis, giardiasis o rotavirus.

Se transmiten a través de las heces y alimentos contaminados por falta de higiene: después de ir al baño o cambiar el pañal de un bebé que esté enfermo y/o la manipulación de los alimentos por personas que no han tenido una adecuada higiene de manos antes de cocinar. 

- Enfermedades en general
Conjuntivitis, hepatitis viral, sarampión, rubeola, parotiditis o varicela.

El resto de enfermedades son exantemáticas, es decir, se transmiten igualmente por contacto directo de secreciones, estornudos o tos de una persona enferma a una persona sana.

11 pasos para lavarte las manos de manera adecuada

pasos para lavarse correctamente las manos

Este gesto tan sencillo a veces cuesta y mucho, pero después de descubrir qué consecuencias positivas tiene para tu salud (evitar todas enfermedades numeradas más arriba), quizás debería replantearte incorporar este hábito a tu día a día y revisar si lo haces correctamente. ¡Empezamos!

1. Mójate las manos con agua.

2. Coloca en la palma de tu mano una cantidad de jabón suficiente que cubra toda la superficie de la mano.

3. Rota las palmas de las manos entre sí.

4. Frota la palma de la mano derecha contra el dorso de la izquierda, entrelazando los dedos y viceversa.

5. Ahora, frota las palmas de los dedos entre sí, con los dedos entrelazados.

6. Es el turno de frotar el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta.

7. Con un movimiento de rotación, frota el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.

8. Ahora, la puntas de los dedos de mano derecha contra la mano izquierda y viceversa.

9. Enjuaga tus manos con agua.

10. Seca con toalla desechable.

11. Cierra el grifo con la toalla desechable una vez que te hayas secado.

Cuándo debemos lavarnos las manos

lavarse las manos

Y ahora que sabemos la importancia de lavarse las manos para no contraer enfermedades y cómo hacerlo correctamente, es el momento de determinar cuándo debemos realizar esta acción.

- Es importante hacer lavado de manos después de ir al baño.

- Antes y después de comer.

- Tras cambiar pañal a un bebé.

- Antes, durante y después de preparar los alimentos.

- Si se pasa tiempo acariciando a mascotas.

- Después de visitar a personas enfermas.

- Inmediatamente después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

- Cuando se llega al casa del colegio o el trabajo.

- Durante tu jornada laboral sobre todo si eres profesional de la salud.

Además de tomar todas estas precauciones, también es importante que consideres higienizar el teléfono celular, ya que constantemente lo usamos y es un medio de transporte de microorganismos.

Recuerda que la principal arma para protegerte contra enfermedades es el lavado correcto de manos. En el caso que no dispongas de agua y jabón, debes llevar contigo gel antibacterial que tenga una concentración de alcohol mayor al 70%. Así que, ¡no hay excusas, cuida tu salud desde ya!

Puedes leer más artículos similares a Enfermedades infantiles que se pueden evitar con el lavado de manos, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.