Descubre si el coronavirus es tan peligroso para los niños como parece

Causas, síntomas, formas de contagio y tratamiento del coronavirus en niños y bebés

Carla Estrada

Seguro que has oído hablar del coronavirus pero, a pesar de que su nombre dé un poco de miedo, ¿es realmente tan peligroso para los niños? Le hemos planteado todas las dudas a la pediatra puericultor Carla Estrada para conocer un poco más de cerca del coronavirus, sus síntomas, causas, tratamiento y cómo afecta a los pequeños de la casa.

¿Es peligroso el coronavirus para los niños?

Descubre si el coronavirus es peligroso para los niños

El coronavirus es una familia de distintos tipos de virus, cada uno con un nivel distinto de severidad y sintomatología. Por lo general, podemos hablar de virus bastante leves, que cualquier persona puede haber tenido un en su vida, sobre todo en la etapa de la infancia.

En el caso de los virus de la variedad más inocua, hablamos del 'coronavirus resfriado' y, como su propio nombre indica, los síntomas que provocan son muy parecidos a los del resfriado o la gripe común.

Sin embargo, algunos tipos de coronavirus son mucho más peligrosos, ya que pueden llegar a provocar la muerte del paciente. A menudo, el fallecimiento se produce porque aparecen complicaciones respiratorias como el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) o la neumonía.

Es lo que ocurrió en 2002 en China, cuando una cepa peligrosa de coronavirus provocó unos 7.000 casos de infectados, de los que murieron unos 800. Una década más tarde, en Arabia Saudí también se propagó un coronavirus muy grave que afectó a unas 3.000 personas, de las que también fallecieron unas 800. En este segundo caso, además de problemas respiratorios, este coronavirus provocó diarreas y vómitos.

Aún existen muchas dudas sobre el origen exacto del coronavirus. Sin embargo, está considerado un virus zoonótico, es decir, que se transmite de los animales, en este caso los murciélagos o las serpientes, a los humanos. Sin embargo, en las últimas cepas que se están estudiando, se han encontrado coronavirus que también se transmiten entre los humanos.

Las señales que hacen sospechar que un niño se ha contagiado

Formas de contagio del coronavirus en bebés y niños

Lo que más preocupa a los padres es saber distinguir las señales que podrían alertar de un contagio por coronavirus. Para ello, tenemos que conocer los síntomas comunes que caracterizan este virus:

  • Malestar general
  • Dolor de cabeza
  • Molestias de garganta
  • Fiebre por encima de los 38 grados
  • Dificultad para respirar

Si notamos que el bebé o niño está decaído y la fiebre se mantiene durante unas 48 horas, debemos llevarle al pediatra. Es probable que para hacer el diagnóstico, lo primero que el doctor proponga sea una hematología, es decir un estudio de la sangre mediante un análisis. Con esta prueba de laboratorio se podrá descartar si se trata de un proceso viral. Otras de las pruebas frecuentes en estos casos son los rayos X de tórax o las tomografías para saber si se trata de un proceso de neumonía.

¿Y qué tratamiento necesitan los niños en caso de que estas pruebas den positivo en coronavirus? Dependerán del tipo de virus que esté presente. En los casos más leves, se recomienda una buena hidratación (con abundantes líquidos), reposo y medicación para evitar los dolores y la fiebre. Sin embargo, en los casos más graves, será necesaria la hospitalización.

Hay que tener en cuenta, por otro lado, que cuando un paciente se contagia con un virus, queda bajo de defensas. Con el sistema inmunológico deprimido, existe un mayor riesgo de infección, por lo que en caso de sobreinfección puede ser también necesario la administración de antibióticos.

¿Qué medidas podemos tomar para reducir el riesgo de contagio?

Los síntomas del coronavirus en los bebés

La forma más habitual de transmisión del coronavirus es a través del aire, con la saliva. A veces el contagio se produce al hablar, al darse besos, al toser, al estornudar… De ahí, la necesidad de evitar el contacto directo con las personas afectadas para evitar el riesgo de contagio.

Para que los niños (ni nosotros mismos) no se lleguen a contagiar con el coronavirus, hay que tener en cuenta las siguientes medidas:

1. Una buena higiene
Es importante que los niños tengan una buena rutina de higiene personal diaria. Pero también debemos hablarles desde que son pequeños sobre la necesidad de lavarse las manos con agua y jabón.

2. Taparse al estornudar o toser
Un gesto tan sencillo como taparse bien la boca y la nariz al toser o estornudar ayudará a reducir el contagio. Es mejor taparse con el codo, ya que las manos las seguiremos utilizando y, por tanto, podríamos seguir esparciendo los virus.

3. En caso de enfermedad, mascarilla
En el caso de que un niño enferme, el uso de mascarillas evitará que contagie a otras personas cercanas, pero también reducirá el riesgo de que el propio pequeño contraiga otras enfermedades.

4. No comer carne o pescados crudos
En el caso de las últimas cepas de coronavirus, se ha recomendado no consumir carne o pescado que no esté bien cocinado, ya que también podría ser una fuente de contagio.

Puedes leer más artículos similares a Descubre si el coronavirus es tan peligroso para los niños como parece, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.