Síndrome Inflamatorio Multisistémico en niños y su relación con Covid

Síntomas que alertan que el niño puede desarrollar esta enfermedad grave

Andrea Cardozo

Con la llegada de la COVID 19 hemos descubierto otras enfermedades que pueden derivarse del propio coronavirus y que pueden afectar seriamente a la salud de nuestros hijos. Hoy te quiero hablar del Síndrome Inflamatorio Multisistémico en niños y su relación con la COVID 19 o con otras enfermedades como la de Kawasaki.

Qué relación hay entre la COVID y el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico

Diferencias entre la Enfermedad de Kawasaki y el Síndrome Inflamatorio Multisistémico

Para conocer acerca de este síndrome, asociado a la COVID-19, es necesario que hagamos un pequeño recuento. Es por todos conocidos que, en diciembre de 2019, en la ciudad de Wuhan (China) surgió un nuevo coronavirus, generando la enfermedad denominada Covid-19 y que rápidamente se expandió al mundo entero, siendo declarada como una pandemia en marzo de 2020 por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sus efectos más severos se han visto en adultos, pero la población infantil también ha sido afectada. Aunque en su mayoría, los niños cursan con una infección leve o asintomática, algunos han requerido su ingreso a las salas de cuidados intensivos pediátricos por presentar dificultad respiratoria y neumonía.

[Leer más: Cómo diferenciar catarro, gripe y Covid 19]

Hacia el mes de abril de 2020 se publicaron los primeros reportes, surgidos en Europa, de niños que desarrollaron el Covid-19 y también presentaron síntomas como fiebre, ojos rojos, cambios en la piel y, en ocasiones, estos síntomas evolucionaron hacia una severa inflamación de los vasos sanguíneos y daño cardíaco, respiratorio, renal, gastrointestinal o neurológico.

Síntomas del Síndrome Inflamatorio Multisistémico en niños

Síntomas del Síndrome Inflamatorio Multisistémico pediátrico

Esta nueva afectación fue designada por la OMS con el nombre de Síndrome Inflamatorio Multisistémico (MIS-C por sus siglas en inglés). Para su diagnóstico, además de fiebre, evidencia de COVID 19 o contacto con paciente positivo y elevación de marcadores de inflamación sin causa aparente, los niños deben presentar, por lo menos, dos de los siguientes síntomas:

- Conjuntivitis o inflamación de boca, manos o pies.

- Hipotensión arterial.

- Disfunción cardíaca.

- Coagulopatía.

- Diarrea, vómito o dolor abdominal.

En Estados Unidos y América Latina también se han reportado casos con características de este síndrome. Los informes indican su aparición entre la tercera y cuarta semana posterior al pico de incidencia de contagios de la COVID-19, por lo que se le considera una complicación post infecciosa de éste.

Diferencias entre la Enfermedad de Kawasaki y el Síndrome Inflamatorio Multisistémico

Enfermedad de Kawasaki y el Síndrome Inflamatorio Multisistémico 

Inicialmente, estos síntomas fueron asociados a la Enfermedad de Kawasaki (EK). Sin embargo, estudios realizados encontraron que, aunque presentan síntomas similares, algunas evidencias han permitido diferenciarlo, entre ellas:

- La EK se presenta en niños menores de 5 años (80%). Este nuevo síndrome está afectando, principalmente, a niños mayores y a adolescentes.

- Los pacientes presentan leucopenia y elevados niveles de péptido natriurético ventricular (indicador de insuficiencia cardíaca), que no ocurre con la EK.

- En estudio realizado por investigadores del National Institute for Health Research de Reino Unido, con niños que presentaron el MIS-C, no se observaron neutrofilia ni recuentos elevados de monocitos, característicos de la EK.

- Los pacientes muestran un mayor compromiso digestivo y neurológico al observado en la EK.

- Los asiáticos son quienes presentan las mayores tasas de EK en el mundo, sin embargo, no se han detectados casos de MIS-C en esa zona.

- Asimismo, los niños con MIS-C, en la etapa aguda de la enfermedad de la COVID 19, presentan altos niveles de citocinas y bajos niveles de linfocitos, pero una vez recuperados, estos valores vuelven a la normalidad.

Estos elementos permiten catalogar al MIS-C como una enfermedad inmunopatogénica diferente a la EK.

Aún no se conoce en su totalidad el espectro de esta nueva enfermedad y todavía quedan muchas dudas por resolver. Al igual que ocurre con la COVID 19, no se cuenta con un acuerdo único aprobado a nivel internacional sobre un tratamiento eficaz. Por tanto, los abordajes terapéuticos vienen determinados por las condiciones especiales que presente el cuadro de cada paciente. La ciencia médica sigue trabajando en ello.

Mientras tanto, debemos mantenernos alertas y vigilantes ante cualquier síntoma relacionado al coronavirus, observado en el niño, ya que es vital que sea atendido oportunamente. El reconocimiento temprano de síntomas que indiquen posibles complicaciones hará que se tomen decisiones acertadas que incidan en resultados favorables para los pequeños pacientes.

Finalmente, una recomendación muy importante para los padres de pacientes pediátricos que presenten este síndrome: una vez el niño se haya recuperado, se debe mantener un seguimiento ambulatorio frecuente, a los fines de evaluar el comportamiento de las anormalidades que fueron detectadas durante la etapa activa de la enfermedad.

Puedes leer más artículos similares a Síndrome Inflamatorio Multisistémico en niños y su relación con Covid, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.