Qué es la enfermedad de Kawasaki

Síntomas de esta afección que suele confundirse con covid, sarampión, escarlatina o mononucleosis

Iván Carabaño Aguado

Hay enfermedades simples, que afectan a una sola parte del cuerpo, pero otras son más complejas y pueden cursar con síntomas muy variados como fiebre, ojos rojos, inflamación de la lengua y los labios y sarpullido en la piel, como ocurre en la enfermedad de Kawasaki, pero ¿qué es realmente la enfermedad de Kawasaki? ¿Cuáles son sus síntomas y tratamiento a seguir?

Causas de la enfermedad de Kawasaki en bebés y niños

enfermedad de kawasaki en niños

La enfermedad de Kawasaki es una vasculitis. Quizás este término no solucione tus dudas, pero te diré que se debe a una inflamación de los vasos sanguíneos, de ahí su peligro, ya que afecta a las arterias pequeñas y medianas y puede dañar las arterias que riegan el corazón.

Su causa exacta se desconoce, si bien se especula con la posibilidad de que algún agente infeccioso desencadene una respuesta inflamatoria importante, fruto de la cual se afecten los mencionados vasos. Es posible que haya un factor genético individual que se relacione con la enfermedad, pues hasta la fecha es especialmente frecuente en niños de origen asiático y en niños que han tenido hermanos que la han pasado.

Si bien es cierto que, como bien se sabe y cómo ha ocurrido con otras enfermedades como el coronavirus, su difusión debido a la globalización es muy rápida y se cree que puede haber llegado a algunos países de Europa, Latinoamérica y también a Estados Unidos.

Según la Asociación Española de Pediatría, la enfermedad de Kawasaki es más común en niños menores de cinco años, afectando sobre todos a pequeños comprendidos entre los 18 y los 36 meses de edad. Por otro lado, esta patología no se puede prevenir, aunque sí controlar, por lo que es muy importante que los padres estén atentos a los posibles síntomas.

Síntomas y diagnóstico de la enfermedad de Kawasaki en los niños

Niño chino enfermo

Desde un punto de vista clínico y, según explica Alfonso Delgado Rubio en su informe 'Enfermedad de Kawasaki', para la Asociación España de Pediatría, los síntomas más comunes son:

- Irritabilidad y malestar general

- Dolor abdominal y en las articulaciones

- Fiebre de varios días de evolución, hasta cinco días

- Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello

- Afectación de la boca (labios rojos, agrietados y fisurados, lengua aframbuesada)

- Afectación de manos y pies (edema y descamación)

- Manchas en la piel

- Inyección conjuntival sin secreciones (ojos rojos, pero sin legañas)

Es importante saber que su diagnóstico se hace en función del cumplimiento de una serie de criterios clínicos, y que siempre se ha de hacer un análisis de sangre y una ecografía del corazón (ecocardiografía). Y que no afecta igual a todos los niños, por ejemplo, en lactantes sus síntomas son menos claros, de ahí que ante cualquier duda hay que acudir al pediatra.

Covid y otras enfermedades infantiles que pueden confundirse con Kawasaki

kawasaki y covid

Todos estos síntomas arriba descritos más algunos menos comunes hacen que, en un principio, la enfermedad del Kawasaki pueda confundirse con otras como el coronavirus o covid, el sarampión, la escarlatina o la mononucleosis.

Se ha hablado de una posible relación de covid con Kawasaki, pero según distintos expertos no hay dicha relación y la única coincidencia demostrada hasta la fecha es la geográfica y temporal, es decir, a raíz de la pandemia se han empezado a descubrir nuevos casos de enfermedad de Kawasaki.

Por todo ello lo mejor es que ante el mínimo síntoma y si estos permanecen en el tiempo, la madre o el padre acudan al pediatra para que examine al pequeño, revisando el calendario de vacunación, haciendo distintas pruebas y realizando una base clínica para ir descartando posibles patologías.

Tratamiento del niño con enfermedad de Kawasaki

tratamiento enfermedad de kawasaki

Su tratamiento ha de hacerse en consulta y solo en los casos más graves se ingresará al niño en el hospital. Dicho tratamiento consiste en la administración de inmunoglobulinas (hacen que desaparezca la fiebre y el mal estado general, y previenen el desarrollo de aneurismas en los vasos del corazón) y ácido acetilsalicílico (tiene efecto antiinflamatorio y antiagregante).

El pronóstico suele ser muy bueno, especialmente si se empieza el tratamiento en los siete o diez primeros días de evolución. Se recomendará que el niño guarde reposo en casa durante dos o tres semanas y, cuando la fiebre remita, unas 72 horas para prevenir.

Después del tratamiento, el niño puede notar que las siguientes dos semanas la piel de las manos y de los pies se cae, pero no hay que preocuparse porque se renueva.

Puedes leer más artículos similares a Qué es la enfermedad de Kawasaki, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.