Un pesticida y no el virus Zika asociado a los casos de microcefalia en bebés

Médicos argentinos afirman que el insecticida vertido es el culpable de la microcefalia

Alba Caraballo Folgado

Brasil fue el centro de las noticias sobre el virus Zika durante meses. Las cifras sobre los afectados bailaban en miles, las alertas sanitarias se levantaron a nivel mundial e incluso la OMS aconsejó posponer los embarazos a las parejas en edad fértil.

Y es que, al virus Zika, transmitido por el mosquito Aedes aegypti se le responsabilizó del nacimiento de bebés con microcefalia, un trastorno neurológico por el cual el perímetro craneal del bebé es menor del considerado normal y además causa otras patologías a nivel motor.

Sin embargo, más de un año después de que se iniciara esta epidemia, médicos argentinos revelan que no fue el Zika el causante de la microcefalia en bebés, sino los pesticidas vertidos en el agua para acabar con los mosquitos.

Apuntan a un insecticida como causante de la microcefalia en bebés y no al Zika

Microcefalia en bebés y virus Zika

Todavía hoy, tras meses de plaga, existen muchas preguntas en el aire en torno a la epidemia. Se sabe que no todos los casos de microcefalia descritos, fueron debidos a la infección por virus Zika y sí a causas genéticas, pero además, ha salido a la luz una investigación que pone en evidencia el verdadero origen de la microcefalia en los bebés afectados.

El grupo de médicos argentinos y brasileños, Los médicos de pueblos fumigados (PCST), aseguran que la microcefalia no fue debida a la propagación del Zika sino a los pesticidas vertidos en el agua para acabar con el mosquito.

Este vertido es el piriproxifen, un larvicida que afecta al desarrollo del mosquito, ya que interfiere en su muda y reproducción, además de esterilizar a los adultos. Se suele utilizar para controlar plagas. 

Ya hace meses la prensa brasileña cuestionó la utilización masiva del pesticida, varias informaciones revelaron que se realizaban fumigaciones indiscriminadas y que se introducía en la red de agua potable. 

Médicos argentinos junto con otras informaciones aparecidas en medios como The Telegragh o Washington Post afirman que el mayor número de casos de microcefalia se dio en Brasil, donde se utiliza piriproxifeno, mientras que en otros países, como Colombia no se ha relatado conexión entre virus Zika y los casos de microcefalia.

En el estado de Rio Grande do Sul ya se ha suspendido el uso de piriproxifeno hasta tener más información al respecto. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud, afirma que, a pesar del informe de este grupo de médicos argentinos, no existe evidencia suficiente que respalde la hipótesis, de la misma manera que tampoco hay datos que permitan afirmar que el Zika fue el causante de los casi 4000 casos de microcefalia detectados.