Frijoles de olla. Receta mexicana para los niños

Receta tradicional para la comida de los niños

María Fernanda Elías

Para incluir los frijoles alimento en la dieta de los niños, te mostramos una tradicional receta de frijoles de olla; leguminosas muy ricas, que pueden utilizarse como complemento para la comida de los pequeños.

 

Los frijoles se caracterizan por tener un alto contenido de proteínas; entre los beneficios que le aportan a los niños están el mejorar el proceso de metabolismo, son benéficos para el crecimiento, forman anticuerpos que protegen contra enfermedades y producen energía. Por todo esto es una receta mexicana para niños muy recomendable, así que no lo pienses más y prepara este rico platillo ¡muy nutritivo!

Ingredientes:

  • 1/2 kg de frijoles
  • 1/2 Cebolla
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 rama de epazote
  • 2 cucharadas de sal

Recetas mexicanas para niños: Frijoles de olla

1- Coloca los frijoles en un recipiente con agua y déjalos remojando un día antes de consumirlos. Aproximadamente requieren remojarse por 10 horas, esto es con el objetivo de que se suavicen y se puedan cocer más rápido.

2- Trascurrido este tiempo, verifica que los frijoles estén suaves y después remueve el exceso de agua. 

3- Transfiere del escurridor a una cacerola los frijoles que remojaste y cúbrelos nuevamente con agua, (el agua debe de exceder 3 veces la porción de frijoles.)

4- Agrega a la cacerola la media cebolla y los dos dientes de ajo.

5- Hierve el agua a fuego alto, y una vez que hierva, baja el fuego lo suficiente para que pueda seguir hirviendo. Tapa la cacerola y cuece los frijoles por una 3 horas, hasta que se hayan suavizado por completo y tengan la consistencia de una sopa. Mueve ocasionalmente.

6- Mientras los frijoles se cuecen, revisa que el agua no vaya a bajar a la altura de los frijoles porque se pueden quemar. Sí es necesario añade más agua.

7- Diez minutos antes de que terminé la cocción, incorpora en la cacerola una rama de epazote y mezcla.

8- Cuando acabe la cocción, agrega 2 cucharadas de sal y mezcla. Quita la cebolla, el epazote y los dos dientes de ajo.

Y listo, ya tienes unos ricos frijoles de olla ¡Muy mexicanos!