4 útiles juegos para mejorar la deglución de los niños

Los ejercicios que necesita tu hijo según su alteración al tragar

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

La deglución es mucho más que tragar los líquidos y los alimentos. Se trata de todo el proceso que lleva la comida desde la boca hasta el estómago, con todos los movimientos y fuerzas que se necesitan para desplazarla. Estamos tan acostumbrados a esta acción, que se suele dar por hecho que se realiza correctamente, pero debemos estar atentos a posibles alteraciones como la velocidad, la masticación, la elaboración del bolo, la posición de la lengua o los restos.

En caso de apreciar algún tipo de alteración es necesario acudir a un logopeda para que estudie el caso y para que haga una serie de recomendaciones. Según la dificultad del niño, estos son algunos de los juegos para mejorar la deglución que solemos proponer.  

Practica con tu hijo estos juegos para mejorar la deglución

Estos útiles juegos te ayudarán a mejorar la deglución de los niños

Te proponemos 4 útiles ejercicios para las 4 principales dudas que más acostumbran a preguntarnos los padres. Son dinámicas fáciles que podrás hacer desde casa con tu hijo. 

1. Actividades si quedan muchos restos en las mejillas

Si la principal preocupación es la gran cantidad de restos de comida que quedan en las mejillas al comer, te proponemos una actividad para fortalecer las mejillas. Se trata de entrenar con una jeringuilla. 

Tan solo tienes que colocarla en la boca del niño y pedirle que succione su interior con fuerza. Se pueden utilizar jeringas de diferentes tamaños (20, 10 y 5ml), así como distintos líquidos (agua, zumo, leche con chocolate). También se puede hacer con el propio aire. 

Recomendamos que esta actividad se realice como un juego divertido y diario hasta conseguir nuestro propósito.

2. Juegos si la mordida es débil y se cansa

En estos casos, es importante entrenar texturas más duras de lo habitual durante los almuerzos y las meriendas, siempre procurando que estos sean lo más atractivos posibles. Puede ser buena idea, por ejemplo, utilizar chocolate con pan duro.

También es posible entrenar sin comida, con todo tipo de mordedores, a los que además puedes añadirles sabores al remojarlos en bebidas, salsas, cremas, purés, etc. 

3. Pautas si la masticación es inmadura y no consigue una buena rotación

La rotación es una actividad muy compleja y antes de conseguirla a nivel de boca, ciertos estudios han confirmado que también se requiere tener una buena rotación a nivel de cuerpo.

Por lo tanto, en este caso sería beneficioso poder realizar ciertos juegos de gimnasia donde el niño pueda entrenar el giro de su espalda sobre su pelvis, por ejemplo, con ayuda de una pelota u otros juguetes.

4. Ejercicios para hacer en casa si a los labios y lengua les falta fuerza

En el caso de apreciar que tanto los labios como la lengua, dos estructuras importantes en la deglución, carecen de la fuerza necesaria para realizar correctamente la tarea, solemos recomendar ciertos y concretos ejercicios aislados. Estos llevan el nombre de praxias.

Existe una gran variedad de ejercicios, pero será una logopeda en este caso quien escoja qué praxias en concreto puede beneficiar en cada caso.