Pautas para el tratamiento de la deglución atípica en los niños

Ejercicios para niños con deglución atípica

La deglución atípica es una forma de deglutir o tragar incorrectamente que puede causar problemas en los dientes y maxilares de los niños, además de dificultades a la hora de pronunciar.

Es un problema bastante común que no debemos descuidar, ya que las consecuencias pueden afectar a la futura dentición del niño e incluso a la forma de respirar.

Te contamos en qué consiste y las pautas que debes seguir para el tratamiento de la deglución atípica.

Ejercicios para el tratamiento de la deglución atípica en los niños

Pautas para el tratamiento de la deglución atípica en los niños

Este tipo de deglución se detecta cuando el niño apoya la lengua sobre la cara posterior de los dientes anteriores, provocando una mordida abierta, es decir, que no encajen los dientes de arriba con los de abajo.

Esto puede que no nos parezca una gran complicación a priori, sin embargo sí provoca un desgaste desigual y mayor en los dientes de los niños de los que corresponde a su edad, además de una respiración bucal en vez de nasal, y una mayor dificultad para poder pronunciar ciertos fonemas como son la d, t, l, n y r.

Lo que debemos hacer en estos casos es acudir al dentista para corregir la postura de lengua con un aparato palatal, e ir al logopeda, quien con unos sencillos ejercicios podrá ayudar a que el niño deje de empujar con la lengua los dientes.

Te mostramos cuáles son las pautas que debemos seguir en los casos de deglución atípica.

1- Respirar por la nariz.

2- Intentar que tenga la boca cerrada.

3- Que apoye la punta de la lengua en la “montaña” que hay en la zona anterior del paladar.

4- Evitar chupar el labio inferior.

5- Evitar chuparse el dedo.

6- Intentar que no se muerda las uñas.

Mientras el niño está comiendo debe seguir también unos consejos para ayudarle a tragar correctamente:

- Que coma todo tipo de alimentos, incluidos los más duros como son los bocadillos.

- Comer con la boca cerrada, especialmente cuando trague.

- Al tragar que apoye la lengua en la “montaña” del paladar, y no empuje los dientes superiores ni salga entre ellos.

- Los mofletes deben estar en reposo al tragar, y no hacer fuerza.

- Masticar bien el alimento.

- Masticar por los dos lados alternativamente.

- Comer y beber despacio.

- Llenar poco la cuchara y comer trozos pequeños de alimentos.

- Evita las distracciones durante las comidas, como la televisión, hablar, cantar… para que el niño sea consciente de los ejercicios que debe hacer a la hora de comer.