La enfermedad celiaca en la infancia

La intolerancia al gluten es 5 veces superior en niños que en adultos

Carme FarréQuímica y Bioquímica

Un investigación sobre la prevalencia de la enfermedad celiaca ha revelado que su frecuencia es 5 veces superior en niños que en adultos. Actualmente, no es posible prevenir esta enfermedad y el único tratamiento consiste en suprimir el gluten de la dieta. La doctora Carme Farré contesta a las dudas más frecuentes de los lectores de Guiainfantil.com

La intolerancia al gluten provoca la enfermedad celiaca

Enfermedad celiaco en los niños

¿Qué síntomas pueden alertar a los padres de que su hijo padece una intolerancia al gluten? 
La forma clásica de presentación de la enfermedad celíaca con diarrea, distensión abdominal, estancamiento de peso y/o talla y desnutrición difícilmente pasa desapercibida. Con la generalización de estudios epidemiológicos de la celiaquía en la población general se descubrió que, los pacientes con estos síntomas clásicos eran solamente la punta del iceberg bajo el cual se esconden muchos pacientes celíacos cuyos síntomas no son tan claros (entre 6-8 de cada 10 celíacos, según los autores).

Ahora sabemos donde podemos encontrar celíacos con clínica no convencional, conocemos las poblaciones de riesgo para la enfermedad celíaca. Entre las más importantes se encuentran: los familiares de primer grado de pacientes celíacos, los pacientes con anemia sin causa aparente que no responden al tratamiento con hierro oral, los pacientes con talla baja sin causa aparente, los pacientes que consultan por vómitos sin causa aparente, los niños que consultan por estreñimiento crónico, las personas con Síndrome de Down o los pacientes con diabetes dependiente de la insulina. A pesar de ello, no hay que obsesionarse, el pediatra o el médico de cabecera sospechará la enfermedad celíaca ante una alteración inexplicable, susceptible de ser causada por una celiaquía no convencional.

¿A partir de qué edad se manifiesta esta intolerancia? ¿Qué ocurre si no se trata o se detecta a tiempo?
La intolerancia al gluten o enfermedad celíaca se puede manifestar a cualquier edad en personas genéticamente predispuestas, que consumen gluten con normalidad (el gluten se introduce entre los 6 y 9 meses de vida de forma gradual y progresiva). Se desconocen los desencadenantes de esta manifestación tardía de la enfermedad, pero están bajo sospecha factores supuestamente relacionados con infecciones, traumatismos, estrés o embarazo, entre otros.

Desconocemos los riesgos que corre un paciente celíaco, que por la levedad de sus síntomas, no ha sido diagnosticado y, por tanto, no se ha tratado. El curso natural (sin tratamiento) de la enfermedad que no manifiesta síntomas no se ha podido estudiar aún de una manera rigurosa. Lógicamente, si hay un empeoramiento clínico, el médico de cabecera o el pediatra dará con el diagnóstico.

¿A qué se debe que la frecuencia entre los niños sea 5 veces superior a los adultos?
Los resultados han sorprendido incluso a los propios autores y será objeto de un próximo estudio. Nosotros hemos estudiado, por primera vez, niños y adultos juntos en una muestra representativa de la población general (4.230 personas de 1 a 80 años). Aunque la prevalencia de la enfermedad celiaca (EC), reconocida en la población general de Europa y EEUU, oscila alrededor del 1 por ciento, cuando se revisa la literatura científica se puede observar que las cifras de prevalencia (o frecuencia) de EC en la población general varían sensiblemente según el diseño del estudio y según el rango de edades de la población estudiada.

Dieta sin gluten para celiacos

¿Cómo se diagnostica y se trata la enfermedad celiaca?
La enfermedad celíaca se considera una alteración crónica, o lo que es lo mismo, de carácter permanente. El diagnóstico se obtiene por estudio de la biopsia intestinal. Esta biopsia se propone cuando hay una clínica sospechosa de enfermedad celíaca (con o sin anticuerpos) o cuando el paciente presenta anticuerpos específicos en un análisis de sangre (con o sin clínica sospechosa). El tratamiento consiste en una estricta y permanente dieta exenta de gluten. Esta dieta hace que la pared intestinal se regenere y el paciente celíaco se convierta en una persona con un intestino normal que come diferente.

¿Cree que la desensibilización o inducción de tolerancia puede llegar a tener los mismos buenos resultados con la intolerancia al gluten que hasta ahora se ha conseguido con las alergias al huevo o a la leche?
No, porque son mecanismos diferentes. Se sabe que las alergias al huevo o a la leche (via IgE) son, generalmente, temporales en la infancia y las estrategias de desensibilización funcionan. La enfermedad celíaca es una reacción inflamatoria del sistema inmune intestinal causada por una respuesta anómala (vía inmunitaria o células T) al gluten de la dieta. Esta respuesta anómala provoca una progresión de la inflamación con alteración de la arquitectura de la pared intestinal y pérdida de superficie de absorción de los nutrientes de la dieta. Se están realizando estudios multicéntricos europeos para intentar hacer prevención de la enfermedad celíaca, que nada tienen que ver con los estudios de alergias al huevo o a la leche.

¿Desde cuándo podemos inculcar a los niños que hay alimentos que no deben comer?
El objetivo es potenciar su responsabilidad cuando esté preparado para ello e intentar que la dieta sin gluten no convierta sus platos en aburridos. Conviene procurar que el gluten no limite su vida social ni convierta al niño en una persona consentida, caprichosa o diferente a las demás. Es una cuestión de sentido común, al fin y al cabo, una persona con celiaquía tratada es una persona con un intestino normal que come lo mismo, pero sin gluten.

¿Cuáles son las pautas a seguir para evitar que se sientan distintos en celebraciones como las fiestas de cumpleaños?
Para resolver con alegría estas situaciones, lo mejor es no improvisar, tener el pastel sin gluten preparado y, con naturalidad y abiertamente, ofrecérselo en sustitución del que toman los niños no celíacos.

¿Son seguros los productos "aptos para celiacos"?
Actualmente, los alimentos manufacturados o envasados, deben indicar por ley su contenido en gluten. Los alimentos "aptos para celíacos" son seguros y se pueden consumir como sustitutos de los originales con gluten.