Asma infantil: ¿cómo controlar una crisis asmática?

Cómo deben reaccionar los padres ante una crisis de asma en los niños

Carla Estrada

El asma es una enfermedad crónica, de tipo inflamatoria que afecta las vías respiratorias, especialmente los bronquios, y que puede ser desencadenada por varios factores de tipo alérgico, sobretodo ambientales como polen, frio, calor, pelos de animales, ácaros y por procesos infecciosos, especialmente, virales. Hay que aprender a estar atentos a las mínimas manifestaciones de una posible crisis, porque cuanto antes pongamos remedio, mejor. Descubre cómo controlar una crisis asmática en tu hijo.

Qué le sucede al niño durante una crisis asmática

las crisis asmáticas en niños

¿Sabías que es la enfermedad crónica más frecuente de la infancia? Tiene una prevalencia del 5 al 10% de la población estudiada y con una mortalidad del 0,5 al 1% de los asmáticos.

Es una enfermedad que preocupa mucho a la familia por su sintomatología tan aparatosa, por sus crisis tan frecuentes y porque produce mucho ausentismo escolar. Y es que una crisis asmática puede aparecer así esté controlada la enfermedad y son los llamados 'ataques de asma', los cuales pueden ser desencadenados en cualquier momento por los factores ya antes mencionados.

¿Qué sucede durante una crisis de asma? En estos casos las vías respiratorias se encuentran más inflamadas e irritadas de lo que habitualmente están, la producción de moco dentro de las mismas aumenta y los músculos que están alrededor de las vías respiratorias se contraen más, produciendo aún más estrechez de las mismas, lo que complica el cuadro de asma bronquial y se produce la crisis.

El paciente va a presentar dificultad para respirar, tos seca frecuente, opresión en el pecho y sonidos al respirar como de pito, llamados sibilancias o sibilantes. En estos casos está comprometido tanto la inspiración (tomar aire), como la espiración (expulsar el aire).

Estas crisis asmáticas pueden ser leves o moderadas, pero también pueden ser graves y el paciente puede presentar: dificultad respiratoria hasta en reposo, aleteo nasal, tiraje intercostal (hundimiento de los espacios entre las costillas) o subcostal (hundimiento debajo del esternón), por el uso de los músculos accesorios de la respiración, y dificultad hasta para hablar.

El inicio de una crisis asmática puede ser repentina, pero también puede irse preparando en la medida que un paciente no sea bien controlado con sus medicamentos regulares o de mantenimiento.

Cómo detectar que nuestro hijo tiene una crisis asmática y qué debemos hacer los padres

Crisis asmática infantil

Podemos observar su comportamiento diferente, más cansado(a), con respiraciones rápidas y cortas, tos seca repentina, hundimiento de sus costillas, pitos al respirar y dificultad para emitir varias palabras seguidas. ¿Qué conducta debemos seguir? La Asociación Española de Pediatría nos ofrece algunos consejos: 

- Si está muy agitado(a) tratar de calmarlo(a).

- Colocarlo(a) en un sitio cómodo y sin personas alrededor.

- Liberarlo(a) de las ropas ajustadas.

- Si conoces el desencadenante de la crisis, retirarlo o eliminarlo (polen, pelo de animales, polvo, humo, etc)

- Si es una primera crisis, llamar inmediatamente a su pediatra y cumplir instrucciones.

- Si ya tiene indicaciones de su pediatra en caso de aparecer una crisis asmática, cumplir el tratamiento: nebulizaciones, esteroides y antialérgicos vía oral.

Tanto para las crisis leves o moderadas que no requieran inicialmente atención médica, como para las crisis graves hasta que se recibe asistencia, es preciso administrar tratamiento médico del especialista. En general, en estas situaciones se deben emplear broncodilatadores de acción rápida o de rescate como salbutamol, terbutalina o formoterol, que el niño asmático debe llevar siempre consigo.

1. Pauta de inicio. En el momento que comienza la crisis, hay que realizar 1 o 2 inhalaciones del broncodilatador de rescate prescrito por el especialista. Habitualmente, sobre todo, en los episodios leves, el niño mejora rápidamente. Si a los pocos minutos no existe mejoría, se pueden repetir las inhalaciones cada 20 minutos durante un máximo de 1 hora.

2. Pauta tras una hora. Si transcurrida una hora desde el comienzo de la administración de la medicación, el episodio continúa, se precisa asistencia médica para que valore la situación. Después, es recomendable que consultes con su especialista para que ajuste el tratamiento de base y evalúe los posibles desencadenantes de la crisis.

Si transcurrida una hora la respuesta es buena, se mantendrá el broncodilatador con 2 inhalaciones cada 4 horas durante uno o dos días, manteniendo o incrementando el tratamiento de base, según la prescripción de su especialista. Si reaparecieran los síntomas, es necesario consultar con su médico para que valore la evolución clínica del niño.

Cuándo llevar al niño a urgencias por una crisis asmática

crisis asmática en niños

De acuerdo con la intensidad de la crisis, hay que decidir si se solicita asistencia médica o no. Resulta muy útil tener siempre a mano una lista con los números de la ambulancia o de urgencias. Los siguientes signos y síntomas son motivo para acudir de forma inmediata a un servicio de urgencias:

1. Uñas y/o labios grises o azules (por falta de oxígeno).

2. Dificultad para respirar al hablar (pausas al hablar) o simplemente caminar.

3. La piel alrededor de las clavículas y entre las costillas se hunde con la inspiración y/o se mueven las alas de la nariz al ritmo de la respiración.

4. Respiración y/o pulso acelerados (más de 25 respiraciones y 120 pulsaciones por minuto respectivamente).

5. Si se agrega otra sintomatología como: vómitos, fiebre, mareos, dolor de cabeza, dolor en el pecho.

Muchos padres, antes este tipo de situaciones de sus hijos, preguntan en consulta si se puede prevenir una crisis asmática y yo siempre proporciono los siguientes consejos

- Cumplir con regularidad el tratamiento de mantenimiento indicado por su pediatra o neumopediatra.

- Evitar los desencadenantes del asma (necesario realizar pruebas de alergia para determinar los desencadenantes) y así se mantendrá alejado de las crisis.

- Cumplir con sus vacunas cuando corresponda de acuerdo a la edad, especialmente la antigripal, para protegerlo(a) de procesos virales que puedan desencadenar una crisis asmática.

Puedes leer más artículos similares a Asma infantil: ¿cómo controlar una crisis asmática?, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.