Las alergias y el asma en los niños

Las alergias en los niños. Entrevista a Dra. Begoña Domínguez

El asma es uno de los problemas respiratorios que más afectan a los niños. La crisis asmática puede ser desencadenada y producida básicamente por algún alérgeno, aunque unos expertos revelan que puede estar relacionada también con los estados emocionales. Lo cierto es que existen algunos síntomas que pueden alertar a los padres sobre la posible asma de su hijo.

La Dra. Begoña Domínguez, presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, nos aclara y explica cuáles son los tipos de alergia que más afectan a los niños y cuáles son los síntomas del asma infantil.

Las alergias infantiles y su relación con el asma en los niños

Niña con máscara para el asma

¿Cuándo y cómo se desarrollan las alergias en los niños?
La primera pregunta que debemos hacer sobre un niño que tiene alergia es primero qué edad tiene el niño, qué tipo de alergia tiene, ya que los niños pueden tener alergias a muchas cosas. Normalmente hay alergias que van evolucionando desde que nacen los niños hasta a una edad mayor. En el momento de la lactancia, los niños suelen tener alergia alimentaria, es decir, alergia a alimentos. ¿A qué alimentos? Los más frecuentes son la leche, el huevo y el pescado. Después suelen tener alergias a lo que llamamos neumoalergenos, es decir, a alergenos como ácaros, polen, gramíneas, polen, moho por humedad..., que entran por las vías respiratorias y producen asma. Y después, ya suelen presentar rinoconjuntivitis alérgicas.

¿Qué síntomas suelen presentar los niños alérgicos y asmáticos?
Cuando el niño presenta tos, estornudos y dificultad para respirar por la noche, también cuando presenta algo de fatiga, sibilancia y pitidos o pitos en el pecho cuando practique ejercicios físicos (cerca de un 85 por ciento de los niños tiene este problema), o cuando le da la risa muy fuerte, también empieza a toser, se puede decir, en un principio, que todo lo que él siente está relacionado con un cuadro de asma. También es necesario observar si el niño presenta constantes cuadros gripales y de infecciones respiratorias como bronquitis, neumonía... o si presenta alteración respiratoria por cambios bruscos de temperatura.

¿Cómo hacer un diagnóstico adecuado del asma infantil?
Para realizar un diagnóstico y control adecuados del asma infantil, se tendría primero que saber si hay antecedentes de asma en la familia, es decir, si el padre, la madre o los hermanos han tenido asma o tiene alergias. También hay que buscar antecedentes en el propio niño, si ha tenido anteriormente problemas de piel como la dermatitis atópica, si en un determinado momento le ha salido granos o le ha picado la piel, en zonas de los brazos, las piernas, en las rodillas, etc., como también si ha tenido algún tipo de alergia a alimentos. Si el niño ha tenido antes alergia a la leche o ha tenido una dermatitis atópica, es muy probable que su asma tenga a ver con su exposición a alergenos. Aparte de eso, también hay que conocer la frecuencia de los síntomas, es decir, saber si los síntomas son permanentes durante todo el año o si se presentan fundamentalmente en la primavera. Si los síntomas están presentes todo el año, lógicamente estaríamos más en presencia de alergenos del tipo ácaros. Si los síntomas se presentan sólo en primavera, estaríamos delante de una situación de alergia al polen y a las gramíneas. Todas estas cosas hay que estudiarlas de una forma correcta, concreta, con pruebas específicas para que sea dado un diagnóstico y un tratamiento debidos.

¿Cuándo llevar el niño al neumólogo?
Para que el niño asmático consiga disfrutar de una buena salud, el control de su asma es fundamental. Se recomienda que haya cooperación entre el paciente y su médico. El médico puede enseñar a los niños así como a los padres cómo manejar una crisis de asma, cómo prevenirla, etc. Es necesario identificar y reducir la exposición de los niños a los factores que provocan el asma. Cada tratamiento es personalizado por escrito. Así que la orientación médica es imprescindible en estos casos. Los pediatras son los únicos que pueden diagnosticar el asma. 

¿Cuándo se considera que la salud de un niño asmático está controlada?
La salud de un niño está controlada cuando el al correr o practicar un ejercicio físico no presenta tos ni agobios, cuando el niño duerme bien, no necesita utilizar medicamentos de alivio como broncodilatadores y no presenta crisis ni ataques de asma.

¿Cuándo el niño alérgico sufre un episodio de anafilaxia?
La anafilaxia es una reacción alérgica extrema a un alergeno, un cuadro grave que en un principio puede provocar urticarias en la piel, haciendo hinchar los labios, las manos y ojos. También aparecen sibilancias, es decir, el niño respira con dificultades, y luego puede aparecer un choque anafiláctico y una pérdida de conciencia importante en el niño. Pero, en general, tampoco todos los niños tienen las mismas manifestaciones, aunque suelen presentar primero urticarias en la piel o alrededor de los labios, luego se extiende por la carita, los párpados y ojos, luego las manos y el niño empieza a respirar con dificultad.