10 claves para criar un niño sano

Consejos para que los niños crezcan de forma saludable

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Si quieres que tu hijo crezca de forma sana, debes cuidar su alimentación y también, como no, su estado emocional. Te damos una serie de consejos para que ayudes a tu hijo a crecer de forma equilibrada y puedas evitar futuros problemas de salud.

10 consejos para que un niño crezca sano

Claves para criar un niño sano

1. Comer en familia. No dejes que tu hijo coma solo. Comer en familia le aporta infinidad de beneficios. Mejora la comunicación, valora el momento de la comida de forma especial... No es sólo un gesto, sino que va más allá. Comer en familia mejora la autoestima del niño y le ayuda a mejorar sus hábitos alimentarios.

2. No le obligues a comer. Deja que sea tu hijo quien decida la cantidad que quiere comer. Lo peor que puedes hacer es obligarle a comer cuando no quiere. Hay niños que necesitan comer más y otros sin embargo, necesitan menos. 

3. No olvides ninguno de estos alimentos cada día. Hay cuatro grupos de alimentos fundamentales que nunca debes olvidar. Es más: debes incluirlos a diario. Estos son los siguientes: Frutas y verduras, cereales, lácteos y proteínas (carne, pescado, huevos...). 

4. Establecer una rutina en la comida. Establecer un horario de comidas beneficia al niño y le ayuda a regular su apetito. Lo per es dejar que coma a deshoras, sin dejar que termine de hacer la digestión. Un niño necesita hacer cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. 

5. Dale mucha agua. La salud también se mide por la hidratación del cuerpo. Un niño necesita beber, y a menudo se olvida porque está jugando. Recuérdale que beba agua y huye de los refrescos con exceso de azúcar.

6. Incluye vitaminas A, C y D cada día. Son vitaminas esenciales para el crecimiento del niño. Busca alimentos que contengan esas vitaminas. Para la vitamina D, por ejemplo, no hay nada mejor que tomar un poco el sol a diario. 

7. Respeta los gustos del niño. Los padres nos empeñamos en que los niños coman de todo. Pero... ¿nos gusta a los adultos todo? ¿Por qué no respetar que a un niño no le guste determinado alimento? Por ejemplo, si a tu hijo no le gustas las espinacas, busca otro alimento que aporte los mismos beneficios y que pueda tomarlo con facilidad. 

8. No olvides nunca felicitar a tu hijo. Los elogios y la atención son primordiales. Si ha comido muy bien, felicítale. Eso hará que se llene de orgullo. Pero no uses los postres como premio.

9. Limita ciertos alimentos. Los postres hipercalóricos, las chucherías... son alimentos que no les aporta nada bueno, así que es mejor que los limites. No prohibirlos, pero sí destinarlos a momentos especiales, como una fiesta de cumpleaños.

10. Incentiva el ejercicio. Para que tu hijo crezca sano, no basta con cuidar su alimentación. El ejercicio es sin duda un pilar básico. Anímale a que haga ejercicio y busca el deporte que más le gusta.