Cómo afecta a los niños la dieta macrobiótica

Qué carencias puede tener un niño que sigue una dieta macrobiótica

Paola Andrea CoserNutricionista

La dieta macrobiótica no es la misma que la dieta vegetariana ni vegana. Se basa sobre todo en el consumo de cereales y arroz integral, así como algunas legumbres y frutas. Sin embargo, también incorporan pescado y carne de forma esporádica. 

Si se sigue la dieta macrobiótica de forma correcta, no tiene por qué ocasionar ningún problema de salud. Sin embargo, una mala elaboración de la dieta macrobiótica sí puede provocar carencias alimentarias en los niños. 

Cómo afecta la dieta macrobiótica a los niños

Cómo afecta la dieta macrobiótica a los niños

Las dietas macrobióticas en la infancia pueden ser utilizadas si están adecuadamente planificadas, son saludables, nutricionalmente equilibradas y proporcionan beneficios y buenos hábitos alimentarios desde la niñez.

Si no se realiza una adecuada planificación esto puede afectar al desarrollo y crecimiento del niño. Hay nutrientes a tener en cuenta, en primer lugar, que el aporte calórico sea el adecuado, como así también el contenido de proteínas, aunque éstas sean principalmente de origen vegetal.

Otros nutrientes que pueden verse comprometidos en la dieta macrobiótica, pero pueden ser debidamente cubiertos por ciertos alimentos son:

Hierro: este mineral se encuentra en las legumbres y hortalizas, como así también en pescados y huevos, hay que tener en cuenta que estos últimos se consumen en la dieta macrobiótica esporádicamente.

Calcio: este mineral se encuentran en las hojas verdes oscuras (acelga, brócoli, col, rúcula), las legumbres, las semillas, los frutos secos y en los pescados.

ZInc: este nutriente lo podremos encontrar en menor cantidad en pescados, legumbres y frutos secos.

Vitamina B12: podemos incorporar la vitamina B12 a través del huevo, lácteos y pescados, en caso de que el niño no consuma con frecuencia estos alimentos, deberá suplementarse con vitamina B12.