8 geniales poemas cortos para niños que fomentan el amor por la poesía

Si quieres que tu hijo lea más poemas infantiles, prueba con estos versos con rima

Marisa Alonso Santamaría

Si quieres fomentar el amor por la poesía en tus hijos, prueba con esta selección de poemas cortos para niños. Hacen referencia a distintas temáticas: los sueños, la naturaleza, los valores... pero seguro que todos ellos entusiasman a tus hijos por su significado y su rima. Además, con cada uno de ellos te proponemos alguna actividad divertida que hará que tus hijos quieran leer y recitar poesía más a menudo. ¡Que os divirtáis! 

1. Soñando. Poema corto para niños con rima

Aquí encontrarás poemas cortos para niños

El primer poema que te proponemos está compuesto por dos estrofas que hablan sobre los sueños. Esta linda poesía es una excusa fantástica para iniciar una conversación con tu hijo sobre sus propios sueños, los que le abordan cada noche cuando se va a dormir.

¡Te sorprenderás con lo imaginativa que puede llegar a ser la mente de los niños también cuando están dormidos! Cuéntale tú también algunos de los sueños que recuerdas para que te conozca un poco mejor. De esta manera conseguiréis construir un momento muy especial entre ambos.

Tumbado mira hacia el cielo
y no sé qué pensará,
acunado por las olas
y por el ruido del mar.
 
Lo miro y cierra los ojos
los abre y mira hacia el mar,
tumbado sobre la arena
tan solo quiere soñar.

 

2. El paseo. Poesía infantil con significado

A todos los niños les gusta pasear, pero este no es un paseo cualquiera... ¡es un paseo en verso! Además, a esta caminata se suman señoras tan importantes para la educación de tu hijo como Constancia, Generosa o Benigna.

Dependiendo de la edad de tu pequeño, es posible que no comprenda muy bien qué significa cada una de las palabras. ¿Por qué no las buscáis en el diccionario para entender su significado? Por una vez, dejad aparcado Internet y utilizad un diccionario de papel. Aprovecha para enseñar a tu hijo cómo se utiliza esta importantísima herramienta que cada vez se usa menos.

Con Constancia y con Cariño
fue a pasear Generosa,
se unió al paseo Clemencia,
después Benigna y Virtuosa.
 
Anuncia con Favorita
de paseo también fueron
y con Transfiguración
en el cruce coincidieron.

 

3. En el Cielo hablan idiomas. Poema en español, inglés y francés

Poemas cortos para fomentar el amor por la poesía

¿Un poema en el que se mezclan idiomas? ¡Sí, es posible! A tu hijo le hará mucha gracia estos versos protagonizados por unas estrellas y la luna, que quieren ser políglotas. ¡Qué divertidas! Seguro que tu pequeño es mejor que ellas hablando inglés. Una vez que hayáis terminado de leer este poema, podéis aprovechar para practicar idiomas.

Cuando los niños se divierten, aprenden mejor, por eso te recomendamos que utilices canciones, cuentos y otros juegos para practicar inglés con tu hijo. ¡Os lo pasaréis genial!

Están aprendiendo inglés
dos estrellas y la luna,
«Hello»-dice el profesor-
Y no contesta ninguna.
 
«Tell me ¿What is your name?»
Pero ninguna contesta.
 
«Yo prefiero hablar francés»
-dice la luna molesta-
 
«¿Comment allez- vous?»-pregunta-
luego el mismo profesor.
Y las tres han acordado
hablar mejor español.

 

4. El sueño del caballito. Versos con comprensión lectora

por el campo paseaba,
soñaba que por el cielo
con la luna galopaba.
 
Y aunque no tenía alas…
 
Lo soñado sucedió,
porque hasta el cielo voló,
y subiéndola a su grupa,
con la luna galopó.

Este ha sido un poema muy sencillo que todos los niños suelen comprender si prestan un poco de atención. Sin embargo, puedes plantearle algunas preguntas de comprensión lectora para comprobar si tu pequeño ha entendido el poema. Si no acierta con las respuestas, podéis volver a leer con más calma el poema. Te proponemos algunas cuestiones: 

- ¿Qué hacía el caballito?

- ¿Con qué soñaba el protagonista de este poema?

- Aunque no tenía alas, ¿consiguió volar el pequeño caballo? 

 

5. En la Antártida. Poema corto para concienciar a los niños

Las poesías infantiles que más gustan a los niños

Este poema conseguirá trasladar a tu hijo hasta la Antártida... ¡Casi podréis sentir el frío hielo! A los niños les suelen gustar mucho los poemas cortos protagonizados por animales, sobre todo cuando se trata de criaturas lejanas como las focas o los pingüinos. Sin embargo, estos versos hablan de otros animales que tu hijo podría no conocer como, por ejemplo, los elefantes marinos o los albatros. 

Por lo tanto, tras leer este poema, puedes hablarle sobre estas especies tan bonitas a las que el cambio climático les está dificultando tanto la vida. Háblales sobre esta realidad y sobre la necesidad de cuidar el planeta en el que vivimos.

En la Antártida dos orcas
juegan con un pingüino,
unas focas, una morsa
y un elefante marino.
 
Volando llega un albatros,
después viene una gaviota,
y en el mar con la ballena,
juegan con una pelota.

 

6. El mono travieso. Poesía infantil con actividades

Con la cáscara de un plátano,
que tiró un mono travieso
un gorila resbaló,
quebrantándose los huesos
 
Aunque parezca mentira,
se hizo daño en una pata,
tuvo que andar con bastón
y el dolor le dio la lata.
 
Sin comer un solo plátano,
fue el monito castigado
hasta que el pobre gorila
del todo hubiera sanado.

Pon a prueba la comprensión lectora de tu hijo pidiéndole que responda a este pequeño ejercicio de verdadero y falso. ¿Cuántas cuestiones será capaz de responder correctamente?

- El mono travieso tiró una cáscara de plátano al suelo

- Al caer, el gorila no se hizo ningún daño.

- El gorila tuvo que andar con un bastón, porque le dolía la pata.

- El mono se fue sin cumplir ningún castigo.

 

7. El gusano solitario. Versos para incentivar el amor por la poesía

Bonitos poemas cortos para niños de todas las edades

Para que a tus hijos les empiece a gustar la poesía se la tienes que plantear como una actividad divertida. La rima y los versos se pueden convertir en sus grandes amigos si los transformas en juegos muy entretenidos. Y, en este caso, te proponemos ponerle música a este poema protagonizado por un gusano. Podéis inventar una melodía sencilla y recitar el poema cantando sus notas. Aprovecha para ejercitar la memoria de tu hijo (y la tuya propia) aprendiendo los siguientes versos.

Tiene su casa un gusano
a mil metros bajo tierra,
allí duerme cuando quiere
y en su agujero se encierra.
 
Es un gusano redondo
con una afilada cola,
tiene muy pocos vecinos
pero tampoco le importa.
 
Le gusta la soledad
y le molestan los ruidos,
por eso bajo la tierra
tiene muy pocos amigos.


8. Al amanecer. Poesía para dibujar

El siguiente poema corto te presenta una situación muy clara, muy sencilla de imaginar y que, por tanto, es muy apropiada para el dibujo. Pídele a tu hijo que haga un dibujo inspirado en los versos que acabáis de leer, haz tu propio diseño... ¡y comparadlos! Seguro que pasáis un rato genial mirando lo que uno y otro ha dibujado.

Trina un pájaro en el nido
bello canto a la mañana,
la flor crece en el rosal,
croa en la charca la rana.
 
Un grillo canta también
contento al amanecer,
y salen los caracoles
para pasear después.

Para que sigas disfrutando del género poético junto a tu hijo, te proponemos otras bonitas poesías infantiles.