Trabalenguas fáciles para niños

Reta a tus hijos y practica con ellos estos juegos de palabras tan divertidos

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Juega con tus hijos y enséñales divertidos trabalenguas para que puedan practicar el lenguaje, y la memoria. Estos juegos de palabras equivocan nuestra mente y son difíciles de pronunciar, así los niños a través de los trabalenguas pueden ejercitar su lenguaje, mejorar su vocalización y divertirse, ¡todo al mismo tiempo! Te dejamos algunos trabalenguas fáciles para niños y decimos fáciles porque no les costará mucho aprenderlos y recitarlos.

La mejor selección de trabalenguas para niños

Los trabalenguas son dichos populares con los que podemos jugar y que suelen formarse a base de repetir una misma letra dentro de palabras distintas. Los hay cortos, largos, fáciles, difíciles... ¿por cuál empezamos? ¡Tienes una amplia variedad!

La diversión está asegurada con estos trabalenguas fáciles para niños

Trabalenguas fáciles para niños

Los niños tienen una etapa muy divertida en la que la lengua se les traba y parece que tienen lengua de trapo. Las palabras les salen al revés y confunden las letras, así que estos ejercicios lingüísticos le ayudarán a mejorar el uso de su lengua. Estos pequeños poemas sonoros imposibles de pronunciar harán que nos riamos mucho juntos.

1. Un limón y medio limón, dos limones y medio limón, tres limones y medio limón, cuatro limones y medio limón, cinco limones y medio limón...

2. ¿Cómo quieres que te quiera si el que quiero que me quiera no me quiere como quiero que me quiera?

3. Cuando cuentes cuentos, cuenta cuántos cuentos cuentas, porque si no cuentas cuántos cuentos cuentas, nunca sabrás cuántos cuentos has contado.

4. Juan tuvo un tubo, y el tubo que tuvo se le rompió. Y, para recuperar el tubo que tuvo, tuvo que comprar un tubo igual.

5. La cara del loro se aclara con cloro, claro, con cloro se aclara la cara del loro.

6. Erre con erre guitarra, erre con erre barril, qué rápido ruedan las ruedas del ferrocarril.

7. Nadie pica piedra como Pedropicapiedra. Por que si alguien pica piedra como Pedropicapiedra es porque Pedropicaoiedra le enseñó a picar piedra.

8. A Cuesta le cuesta subir la cuesta, y en medio de la cuesta, ¡va y se acuesta!

9. El amor es una locura, que ni el cura lo cura, y si el cura lo cura es una locura del cura.

10. Poquito a poquito, Paquito empaca copitos en pocos paquetes.

11. Si tu gusto gustara del gusto que gusta mi gusto, mi gusto gustaría del gusto que gusta tu gusto. Pero, como tu gusto no gusta del gusto que gusta mi gusto, mi gusto no gusta del gusto que gusta tu gusto.

12. Cada vez que me baño me hago daño, por eso me baño una vez al año.

13. Tres tristes tigres comían trigo en un trigal. Un tigre, dos tigres, tres tigres.

trabalenguas fáciles con la T

Más trabalenguas fáciles y divertidos para niños de preescolar y primaria

trabalenguas para niños de primaria

¿A que son adictivos? Cuando empiezas con uno... ¡ya no podrás parar! Por eso aquí podrás encontrar otra selección de juegos de palabras protagonizados por Pedro, Paco, Sansón... ¡Conócelos!

14. Pedrito se tiró un pedito, el pedito que se tiró Pedrito olía muy feito, como feito olía su pedito, Pedrito se lo guardó en el culito.

15. ¿Por qué a la cama se llama cama, y a la cómoda cómoda, siendo la cómoda menos cómoda que la cama, y la cama más cómoda que la cómoda?

16. Yo no compro coco porque como poco coco, como poco coco como, poco coco compro.

17. Paco guarda las pocas copas que poco a poco sacó Paco.

18. Luengas lenguas hace falta para no trabalenguarse, el que no tenga una luenga lengua, bien podrá trabalenguarse.

19. Lado, ledo, lido, lodo, ludo, decirlo al revés lo dudo. Ludo, lodo, lido, ledo, lado. ¡Qué trabajo me ha costado!

20. La sucesión sucesiva de sucesos, sucede sucesivamente con la sucesión de tiempo.

21. Si el caracol tuviera cara como tiene el caracol, fuera cara, fuera col, fuera caracol con cara.

22. Si Sansón no sazona su salsa con sal, le sale sosa; le sale sosa su salsa a Sansón si la sazona sin sal.

23. Te quiero porque me quieres, ¿quieres que te quiera más? Te quiero más que me quieres, ¿qué más quieres? ¿quieres más?

24. Cuánta madera roería un roedor, si los roedores royeran madera.

25. Yo no quiero que me quieras porque yo te quiero a ti. Queriéndome o sin quererme, yo te quiero porque sí.

26. La institutriz Miss Trestros ha pegado un traspiés por subir al 32 en lugar de al 33.

27. El hipopótamo Hipo está con hipo. ¿Quién quita el hipo al hipopótamo Hipo?

Si quieres este trabalenguas, pincha e imprímetelo

el trabalenguas del hipopotamo

Cómo enseñar al niño un trabalenguas - Aprendizaje infantil

enseñar un trabalenguas

Si bien parecen simples, en ocasiones nuestros hijos prefieren no intentarlo, ya que al descubrir que se les dificulta alguna palabra les da un poco de desdén y pierden el interés, por esto te recomiendo que hagas del momento de recitar un trabalenguas algo divertido y le demuestres a tu hijo que a ti también se te dificulta

Como adultos anticipamos la palabra con la primera sílaba que vemos y por ello muchas veces leemos mal, pero como somos adultos no nos 'enfadamos' de ese leve error tan constante entre nosotros y simplemente lo omitimos. Si es tu niño quien trastabilla al hablar, seguro te causará gracia y te reirás, y es algo que de inicio debemos evitar.

No fuerces a tu hijo a repetir una y otra vez un trabalenguas. A continuación quiero que veas lo fácil que puede ser motivar a tu hijo a aprender un par de frases divertidas mientras le ayudamos a mejorar su vocalización y su discriminación auditiva y de comunicación, herramientas muy importantes para la adquisición de nuestro lenguaje.

Como hay muchos niños con dificultad para pronunciar la /r/ y la /rr/ , los trabalenguas con estas letras son una idea bastante práctica y útil para facilitar el ejercicio de punto articulatorio y vocalización. Te daré algunos consejos para animarlo sin estresarte en el intento.

- Primero debes tomarte este espacio para enfocarte en lo positivo y no en la constante corrección. Recuerda que entre más veces le digas 'así no se dice' o 'repite', menos querrá hacerlo y perderá el interés. Muéstrale que los trabalenguas pueden ser un reto muy divertido para todos los miembros de la familia.

- Invéntate trabalenguas con tu hijo, motívale a buscar palabras que rimen y crear juntos un divertido verso para retar a papá o amigos. Te aseguro que lo querrá intentar y seguro se lo aprenderá rápidamente para ganarle a quien le rete con su creación. ¡Y, por supuesto, tú también saca la imaginación y crea uno! Recuerda que nuestros hijos en sus primeras etapas del aprendizaje aprenden por imitación y somos su mejor ejemplo.

- No tengas miedo a equivocarte. Como papás queremos ser perfectos ante los ojos de nuestros pequeños, pero es importante que ellos vean en ti algo real y que aprendan de ti como solucionarlo. Si bien te sentirás seguro para leerle el trabalenguas a tu hijo, muy seguramente te equivocarás, y no debes enojarte por ello, al contrario ríete de ti mismo. Este acto tan simple creará empatía con tu hijo y lo querrá hacer más fácilmente.

- Puedes dibujar el personaje del trabalenguas para que sea más atractivo para tu pequeño intentarlo. Los niños son muy visuales y apoyarte de imágenes o desarrollar dibujos mientras le enseñas algo será una gran herramienta no solo para llamar su atención sino también sus ganas de intentarlo.

Como puedes notar, hacer uso de esta herramienta tan sencilla tiene muchos beneficios, más aún si tu hijo está en la etapa preescolar, ya que esto le facilitará mucho a sus habilidades cognitivas y fonológicas que son importantes para la adquisición de todos estos nuevos conocimientos que tendrá.

Puedes leer más artículos similares a Trabalenguas fáciles para niños, en la categoría de Trabalenguas en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: