Los 5 trabalenguas más difíciles para los niños

Practica con estos trabalenguas la dicción con tu hijo

Estefanía Esteban

'El cielo está enladrillado, ¿quién lo desenladrillará? El desenladrillador que lo desenladrille buen desenladrillador será'... ¿Te gustan los trabalenguas? Son fantásticos para mejorar la dicción de tu hijo. Y resultan ser un juego divertidísimo. También son muy útiles por ejemplo, si tu hijo tiene que hablar en público. Antes de salir a hablar, puede practicar con algún trabalenguas, y pronunciará todas las palabras mucho mejor.

¿Te atreves con los trabalenguas más difíciles para los niños? Explica a tu hijo que debe leerlos, primero despacio y después más rápido. ¡Empezamos!

Estos son los 5 trabalenguas más difíciles para que los niños practiquen su dicción

Los trabalenguas más difíciles para los niños 

1. Este es un trabalenguas muy corto que parece sencillo, y sin embargo, te vas a tirar de los pelos en cuanto intentes repetirlo muy rápido… 

 

Yo compro poco coco,

 porque como poco coco como,

 poco coco compro. 


Si a tu hijo no te salió bien a la primera, no pasa nada. Con práctica y mucha fuerza de voluntad, lo conseguirá. Luego podrá retar a sus amigos a repetirlo sin equivocarse.

2. A ver si te atreves con este trabalenguas con el que tu hijo practicará la pronunciación de la 'P':

 

Pepe Pecas pica papas con un pico,

con un pico pica papas Pepe Pecas.

Si Pepe Pecas pica papas con un pico, 

¿Dónde está el pico con que Pepe Pecas pica papas?

 

3. Vamos con el tercer, que esto cada vez se complica más… Mira, mira… A ver qué tal te sale este. Sirve para practicar la 'M'

 

Mariana Magaña desenmarañará mañana la maraña que enmarañará Marina Mañana.

¿Desenmarañará mañana Mariana Magaña la enmarañada maraña que enmarañó Marina Mañana?

 

4. El cuarto trabalenguas es algo más complejo, pero con él practicará la dicción del fonema 'P': 

 

Yo tengo una cabra ética, perética, perimpimplética, peluda, pelada, perimplimplada,

que tuvo un cabrito ético, perético, perimplético, peludo, pelado, perimpimplado.

 

5. Pues llega la más difícil de todos… ¡A por él!

 

Había una madre godable,

pericotable y tantarantable

que tenía un hijo godijo,

pericotijo y tantarantijo.

Un día la madre godable,

pericotable y tantarantable

le dijo a su hijo godijo,

pericotijo y tantarantijo:

- Hijo godijo, pericotijo y

tantarantijo

tráedme la liebre godiebre,

pericotiebre y

tantarantiebre

del monte godonte,

pericotonte y

tantarantonte.

Así el hijo godijo, pericotijo

y tantarantijo

fue al monte godonte,

pericotonte y

tantarantonte

a traer la liebre godiebre,

pericotiebre y

tantarantiebre.

 

¿Lo lograste? Juega con tu hijo a la vez que mejoras la pronunciación. Verás como gracias a todos estos trabalenguas, tu hijo mejora rápido la dicción.