¿Qué sueles preparar para la cena de Navidad?

En estos días que anteceden a la Navidad, el estar preparado es más que una opción, es casi una obligación y un deber. Hay tantas cosas por preparar... la lista de las compras y regalos, la decoración de la casa, las maletas para un posible viaje, el menú de la cena de Navidad... Eso no quiere decir que nos vayamos a meter en un concurso de recetas de Navidad, pero lo cierto es que a medida que se acerca la Navidad, nos volvemos locos para saber qué vamos a preparar para la cena navideña. ¿Ya tienes alguna idea de lo que vas a preparar?

Un menú navideño en familia

Cena de Navidad

¿Estás pensando ya en qué cocinar esta Navidad? Todo dependerá, claro, del gusto y de las tradiciones de cada familia. Dependiendo del país en que vivas, lo que comerás será distinto.

En España, por ejemplo, es una costumbre tener pescado y mariscos, turrones, polvorones y mantecados, así como el tronco de Navidad en la mesa.

En muchos países, no puede faltar un buen pavo relleno al horno o el jamón asado en la mesa. Hay menús para todos los gustos y posibilidades.  

Aparte de los gustos y las preferencias de sabores, también tenemos que considerar las peculiaridades de cada persona, es decir, si son celiacos, alérgicos o diabéticos, sin son vegetarianos... y por supuesto si son niños.

Es importante que los pequeños de casa también pueden deleitar de un delicioso menú, así como de su presentación en la mesa. A los niños les encantará colaborar en la preparación de la comida y de la mesa.

Al fin y al cabo, la noche de Navidad no deja de ser un momento especial para compartir canciones, villancicos, cocina, juegos, etc.

Tener a los niños también en la cocina puede ser muy divertido y casi no importa lo que se prepare, con tal de verlos alegres y disfrutando. La cena de Navidad es aún más especial si hay niños en la mesa. Lo mejor para ellos es que la comida sea lo más sencilla y práctica posible, y atractiva a la vez.

En esta noche, queremos que todo salga perfecto y por eso es muy importante que nos planifiquemos en cuanto a las compras y el menú, aunque lo fundamental de una Navidad con niños no sea sólo la comida, sino los juegos y todas las actividades que podamos compartir con ellos. Al fin y al cabo, es de lo que se trata la Navidad: reunir la familia y los amigos y disfrutar de un momento único e irrepetible.