A mi hijo no le gusta la fruta. ¿Qué hago?

El hábito de comer frutas no solo es bueno para evitar enfermedades cardiovasculares y la diabetes, sino también para evitar la obesidad infantil.

A muchos padres les preocupan de que a sus hijos no les gusta la fruta. Aunque comer fruta sea un hábito que debe ser adquirido desde que son muy pequeños en las papillas, hay muchas maneras de lograrlo cuando el niño sea un poco mayor.

Qué hacer para que a los niños les guste la fruta

Niña come sandía

Una de formas de estimular al niño a que coma fruta es tenerla siempre a la vista del pequeño, encima de la mesa, de la encimera o en la nevera, y si posible cortada en trocitos, para que los niños puedan comérsela a todas horas. Es aconsejable tener frutas de la época, son más económicas y tienen mejor sabor y calidad. Si vas a comprar fruta ya cortada y envasada, elije la que no tenga azúcar añadido. La fruta hay que comérsela tal cual, sin azúcar.

Una de las recetas muy prácticas y ricas para estimular el consumo de frutas es tener siempre preparada una ensalada de frutas para los niños en la nevera. Si te apetece introducir la fruta en la dieta de tus hijos, sea en el desayuno, en el postre o en la merienda, esta ensalada de frutas puede representar un gran paso:

Ensalada de frutas (para 4 personas)

- 3 naranjas

- 2 manzanas

- 2 peras

- 2 plátanos

- 3 kiwis

- 2 cucharadas de miel

- También podrás añadir trozos de otras frutas como sandía, uvas, fresas, mango, etc.

Para empezar, se pela y se corta cada fruta en trocitos, disponiéndolos en una fuente. Se reserva una naranja para que sea exprimida sobre las frutas cuando estén cortadas, junto con la miel. Esta es una forma muy sencilla para sorprender a los pequeños de la casa. Las ensaladas de frutas también pueden ser acompañadas de una bola de helado o de algún sirope, en el postre. ¡Buen apetito!

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com