Ejercicio físico combate la depresión antes y después del parto

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

No cabe duda de que el ejercicio físico bien controlado mejora la calidad de vida, crea hábitos más sanos, y ayuda a mantener un buen estado de salud física y mental. Algunos estudios revelan que el ejercicio físico moderado y regular durante las distintas etapas del embarazo, también puede reducir el riesgo de sufrir depresión antes y después del parto, de una forma sana y eficaz.

El ejercicio físico durante el embarazo

Ejercicios físicos para la embarazada

De hecho, hace poco la sexóloga María Felipa Gea López recordó que el ejercico, practicado de manera regular, mejorara no solo la flexibilidad muscular de la mujer embarazada, como también su resistencia física y su fuerza. Además, genera una sensación de bienestar gracias a la liberación de endorfinas.

Es un gran error que las mujeres embarazadas se queden inactivas durante y después del periodo de gestación, ya que la ansiedad y el decaimiento de las mujeres cuando esperan un bebé son consecuencias, en muchos casos, de la inconformidad que sienten con los cambios físicos en su cuerpo. El ejercicio físico mejora la concepción de la imagen corporal e influye positivamente en la autoconfianza y en el ánimo en las mujeres embarazadas, sin que ellas tengan que recurrir a terapias y a medicamentos antidepresivos.

Con tan solo 120 minutos de ejercicios moderados, regulares, no forzados a la semana, la mujer puede evitar una posible depresión que, hoy en día achaca a un 11 por ciento de las mujeres durante el periodo prenatal, y entre un 9 y 16 por ciento después del parto. Hoy, en muchas academias de gimnasias, ya se puede contar con varias opciones orientadas a la mujer embarazada, como es el caso de Pilates durante el embarazo, los ejercicios kegel, yoga para embarazadas, además del Shiatsu, un masaje muy relajante, aunque la natación y caminar son los ejercicios aeróbicos más recomendados y esenciales durante el postrado ya que el fortalecimiento del sueño pélvico es importante para que los órganos reproductores femeninos recuperen su estado.

Es importante que la mujer practique algún tipo de ejercicio físico durante el embarazo, no solo para prevenir problemas emocionales y físicos, como también para preparar su cuerpo para el momento del parto. Eso sí, si estás embarazada y deseas empezar alguna gimnasia, es aconsejable que consultes con tu médico primero. Él considerará tanto la etapa del embarazo en la que estás así como tu estado de salud, pero por lo general, no hay razones para que no se ejerciten las mujeres embarazadas.