Qué puedes hacer para que tu hijo no tenga caries

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Parece difícil pero es posible evitar que los niños tengan caries aunque las estadísticas nos digan lo contrario. En los países europeos, más de la mitad de los niños menores de seis años no tiene caries, mientras en países como México, más de la mitad de estos niños sí tiene caries dental.

Para impedir el aparecimiento de caries en los niños no existe mejor medida que la prevención a través del cultivo de buenos hábitos en la higiene y en la alimentación.

Prevención de la caries de los niños

Consejos para evitar la caries en los niños

Para que tu hijo goce de una buena salud bucal y no tenga caries, es necesario conocer y seguir algunos consejos:

1- La limpieza de la boca del bebé debe empezar antes de que le salgan los dientes. Se puede pasar una gasa humedecida en agua tibia por las encías del bebé, después de la última toma de leche y antes de dormir.

2- Se debe impedir la transmisión de bacterias de la boca de los padres para la boca del bebé, evitando el beso en la boca, la limpieza del chupete o la tetina del biberón con la propia boca de los padres, como también intentar enfriar la papilla o el puré con soplos.

3- El mismo cuidado que se tiene con los dientes permanentes se debe tener también con los dientes de leche. Una carie en un diente de leche puede afectar al dente permanente.

4- Se debe evitar que los niños tengan una dieta rica en carbohidratos y azúcares. Que no consuman chuches, chicles, refrescos, con mucha frecuencia. Pueden causar erosión dentaria.

5- Es importante que los niños tengan horarios para comer y no lo hagan indiscriminadamente. Es conveniente que cepillen los dientes por lo menos unas 3 veces al día, es decir, después del desayuno, de la comida y cena.

6- Se debe animar y crear el hábito en los niños de cepillar los dientes, a través de cepillos con originales formatos o con dentífricos de colores que llamen la atención de los pequeños.

7- Se debe vigilar el hábito de cepillar los dientes de los niños hasta que tengan por lo menos 10 años. Poco a poco, ellos lo harán solitos.

8- Se debe llevar el niño al dentista por lo menos una vez al año para una revisión. La aplicación de flúor o del sellado de fisuras en algunos dientes es muy recomendable para evitar que el niño tenga caries. El dentista o el pediatra del niño también pueden sugerir el consumo de pastillas de flúor.