10 fabulosos beneficios de los dictados para los niños

Ventajas y consejos sobre los dictados infantiles

Los dictados son un recurso fantástico para mejorar la ortografía de los niños. Pero además, tienen muchas otras ventajas. Por ejemplo, potencian la escritura a mano, algo que se está perdiendo y que además ayuda a los niños a mejorar la psicomotricidad fina.

Repasamos aquí la cantidad de beneficios que los dictados aportan a los niños y damos algunos consejos para utilizar los dictados de forma correcta. Aquí tienes los 10 fabulosos beneficios de los dictados para los niños y los mejores consejos para sacar lo mejor de ellos.

Los 10 fabulosos beneficios de los dictados para los niños

Beneficios de los dictados

Los dictados son indispensable para enseñar a los niños de forma práctica ciertas normas o reglas de ortografía. Es la única forma de ir eliminando errores de escritura. Pero además aportan muchos otros beneficios. Aquí los tienes: 

1. Mejora la ortografía: Sin duda, el gran beneficio de los dictados y su gran objetivo es la mejora de la ortografía. No hay dudas: es el método más eficaz para acabar con faltas de ortografía con letras más 'conflictivas', como la 'b y la v' o la 'h'. Puedes buscar y utilizar los dictados centrándote en alguna de estas letras para reforzar su escritura correcta. 

2. Mejora la concentración: Durante la lectura del dictado, los niños deben mantener la concentración en lo que están haciendo. Es ideal para niños más distraídos, y un recurso muy utilizado por los profesores en las clases para focalizar la atención de los niños en una actividad concreta. ¡Y funciona! 

3. Mejora la psicomotricidad fina: Otra de las grandes ventajas de los dictados es la práctica de la escritura a mano, lo que ayuda a mejorar la psicomotricidad fina.  

4. Mejora la comprensión lectora: Al tiempo que el niño escribe un texto, lo va leyendo, de forma que intenta comprender que escribe. Es fantástico para mejorar la comprensión lectora, partiendo de textos muy cortos.

5. Mejora el vocabulario: Con ayuda de los dictados, puedes ir incorporando nuevas palabras al vocabulario de tu hijo. Si no entiende esa palabra, es el momento para aprovechar y explicarle qué significa. Utiliza el diccionario y haz que se familiarice con él.

6. Mejora la imaginación: Si te apoyas en textos más fantasiosos, o en cuentos o poemas, podrás potenciar de paso la imaginación de tu hijo. Consigue que sueñe y sea capaz de crear sus propios textos.

7. Facilita la lectura: A la vez que escribe, el niño irá leyendo lo que escribe. Si además le pide que lo lea, una vez terminado, en voz alta, estarás fomentando la lectura en voz alta, con todos los beneficios que además esta le aporta.

8. Fomentan la auto-corrección: Muchas veces será tu propio hijo quien, según vaya escribiendo, se de cuenta de un error y lo repare al momento. Favoreces con ello la auto-corrección.

9. Mejoran la comprensión auditiva: No solo la comprensión lectora, sino que los dictados favorecen la comprensión auditiva y la pronunciación de las palabras.

10. Fomentas la lectura: Escribir supone leer, y si el niño se interesa y siente curiosidad por el contenido de lo que está escribiendo, comenzarás a incentivar poco a poco en él su gusto por la lectura

Consejos para practicar dictados con los niños

Los dictados como ya hemos visto, aportan muchos beneficios a los niños, pero debemos utilizarlos de forma correcta. Apunta todos estos consejos para aprovechar sus ventajas con éxito: 

- No leas demasiado deprisa.

- Practica a diario.

- Vocaliza bien.

- Repite las palabras si el niño lo necesita.

- Recalca bien la acentuación.

- Haz las pausas necesarias en las comas y los puntos. 

- Comienza con dictados cortos y atractivos para el niño.

- Utiliza cuentos y poemas con rima. 

- Pide a tu hijo que lo lea una vez escrito.