Dictados con la letra B para los niños

Dictados fáciles, intermedios y difíciles para hacer a los niños

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Las letras B y V en algunos países de habla hispana, como es el caso de España, tienen la misma pronunciación, por eso es común que los niños que están empezando a escribir suelan cometer errores ortográficos al confundirlas.

Existen una serie de normas ortográficas que nos pueden ayudar a saber cuándo debemos poner la letra B o la V en una palabra, pero lo mejor para no cometer faltas de ortografía es leer mucho y hacer dictados.

Aquí te dejamos algunas reglas de ortografía y los mejores dictados con la letra B para hacer a los niños según su dificultad.

Los mejores dictados con la letra B para los niños

Dictados con la letra B para los niños

Podemos seguir una serie de pautas a la hora de saber si tenemos que poner la letra B o V.

Siempre se escribe B:

1- Al final de palabra o de sílaba.

2- En los verbos cuyos infinitivos terminan en ber, bir y buir; menos precaver, hervir, servir, vivir, volver, resolver, absolver y llover.

3- Las palabras acabadas en bilidad, bundo y bunda; menos movilidad y civilidad.

4- Las palabras que empiezan por bi (dos), bibli, ribe y riba.

5- Las palabras que llevan las sílabas bu, bur y bus; menos vuestro, vuelo, vuelto, párvulo, avutarda, válvula y vulgo.

Dictado fácil

El bebé llevaba un babero para las babas. Era su bautizo y no quería mancharse la ropa. Su padre tenía una larga barba blanca, y trabajaba en un barco, por eso se fueron de viaje por el mar. Hicieron una fiesta donde bailaron y bebieron hasta el amanecer.

Al día siguiente llegaron a una bahía donde había una bandera verde. Era un lugar donde vivían bestias y bichos que iban en bikini y montaban en bicicleta.    

Dictado medio

Había una vez un caballo que cabalgaba salvaje por la hierba del Monte Olimpo. Quiso el destino ponerle una prueba. Debía subir hacia el cielo volando con sus bonitas alas blancas y ver al gran Zeus para llevarle un escudo con el que pudiera combatir.

Cuándo Zeus le observó llegar volando por el cielo, le dio la bienvenida y besó su bello y suave cabello. Abrazó su amplio cuello y se subió a su lomo. Sabía que Pegaso, era el único caballo que andaba por el cielo.

Dictado difícil

El sabio tenía prohibido beber cerveza. Se le subía demasiado a la cabeza y necesitaba darse un bálsamo para evitar el dolor, así que se puso una boina y acudió a un brujo para que le curase.

Necesitaba tener ideas para gastar bromas a los barqueros que por allí pasaban. Siempre le preguntaban sobre si iba a haber bruma en el océano o si podían bucear.

Él les hablaba sobre que en tierra firme había búfalos, buitres y búhos, y siempre les animaba a ir a verlos.