Divertirse y aprender con estos dictados cortos para niños de primaria

Te proponemos ejercicios de dictados para niños según el curso de primaria en el que estén

María Machado

Si hay una rutina escolar que no he olvidado (ni olvidaré por mucho que pasen los años) es la de hacer dictados. Desde que tengo uso de razón y hasta que fui bastante mayor (o, al menos, yo ya pensaba que era mayor) mis profesores me hacían un pequeño dictado al empezar la clase de lengua. Entonces, me preguntaba por qué teníamos que hacer tantos, pero ahora ya sé la respuesta… ¡porque son muy enriquecedores!

Por eso, en Guiainfantil.com hemos hecho un pequeño recopilatorio con dictados cortos pensados para los niños de primaria. Los hemos agrupado por cursos para que te resulte más sencillo encontrar el ejercicio perfecto para tu pequeño.

Dictados cortos para que los niños se diviertan aprendiendo

Los mejores dictados cortos para niños de primaria

Esto es todo lo que vas a encontrar en este post dedicado a los dictados para niños

Tanto si eres un profesor que quiere trabajar la escritura con sus alumnos de primaria como si eres un padre que busca ayudar a su hijo con las materias del colegio, tienes que probar a hacer ejercicios de dictado. Se trata de una actividad muy completa que ayuda a los niños de diversas formas. Estos son algunos de sus beneficios.

- Repasar la ortografía y la gramática
Por mucho que le enseñemos a los niños la teoría (y que cantemos en voz alta las principales normas de ortografía y gramática) no hay mejor forma de que la aprendan que poniéndola en práctica. Y una manera maravillosa de hacerlo es mediante los dictados. Busca textos (a continuación te proponemos muchos entre los que puedes elegir) que contengan palabras desafiantes que les ayuden a repasar las normas del curso en el que se encuentran.

- Fomentar la comprensión auditiva
Los niños deben aprender a escuchar y entender lo que escuchan y el dictado es el ejercicio más útil para ello. Y es que los niños necesitan comprender las palabras que les están dictando para luego escribirlas.

- Trabajar la capacidad de concentración
Los niños deben estar muy concentrados para no perder ninguna de las palabras del dictado y para escribirlas correctamente. Esta actividad les permitirá trabajar la atención.

- Aprender vocabulario
El dictado es una buena excusa para que los niños aprendan palabras nuevas. Por eso, podemos introducir nuevo lenguaje o palabras más complicadas en los textos que les dictemos.

- Mejorar la fluidez en la escritura
Los dictados son la oportunidad perfecta para que los niños aprendan a escribir de un manera más fluida. Y es que, a fuerza de tener que escribir al ritmo que les están dictando irán aprendiendo a escribir cada vez más rápido. Seguro que esta habilidad les resultará imprescindible en unos años, cuando tengan que escribir apuntes de los profesores.

- Trabajar la caligrafía
Aunque no podemos esperar que la letra que los niños hagan en los dictados sea la más perfecta, ya que tendrán que escribir con cierta diligencia para no perderse en el dictado, su caligrafía irá mejorando por la práctica.

- Aprender de los errores
El objetivo de los dictados es que los niños repasen algunas palabras o normas de ortografía que no conocen o que han fallado. Por eso, esta actividad propone una interesante enseñanza que puede exportarse al resto de la vida de los niños: de los errores se puede aprender (y mucho). Además, los dictados fomentan la autocorrección.

8 pasos para hacer el dictado perfecto a los niños

Aprender a hacer un dictado para los alumnos

Como hemos intentado explicarte hasta ahora, los dictados tienen muchas ventajas para los niños. Pero para que sean una actividad muy útil, debe hacerse bien. Y aquí es donde padres y profesores debemos arrimar el hombro. Estos son los pasos que hay que seguir para que estos ejercicios sean provechosos.

Paso 1. Preparar bien el dictado
No todos los textos valen para todos los niños. Por eso, no es recomendable coger cualquier libro que tengamos en casa, abrirlo por cualquier página y leer cualquier párrafo. Si le proponemos a los niños textos demasiado complicados podemos provocar frustración y rechazo. Por eso, es mejor coger el texto apropiado a su edad y a aquello que esté estudiando en el momento.

Paso 2. Proponerle un desafío atractivo al niño
El texto que elijamos para el dictado debe ser un pequeño reto (que sea asequible) para los pequeños. De esta manera, conseguiremos motivarle para que lo haga con ganas. Para ello, debemos buscar dictados que contengan alguna palabra complicada que le permita aprender algo nuevo o que hablen de un tema que les guste.

Por qué no hacer, por ejemplo, dictados sobre la propia vida del niño (cada día de uno de los alumnos del colegio), de sus superhéroes favoritos o de la letra de la canción de moda del momento.

Paso 3. Ármate de paciencia y dicta despacio
Ten en cuenta que tus alumnos no escriben tan rápido como tú y que no es necesario llevarles con la lengua fuera durante todo el ejercicio. Por eso, y para mejorar la comprensión de los niños, te recomendamos que leas los dictados con calma.

Paso 4. ¡Ponle énfasis!
Por qué utilizar un tono monótono al leer cuando puedes llamar la atención de los niños haciéndolo un poco más divertido. Trata de buscar un tono de voz que no resulte soporífero. También puede ser una buena idea enfatizar las palabras más complicadas, la acentuación o los signos de puntuación para que los niños se fijen más en ellos.

Paso 5. Repite el dictado
Seguro que estarás de acuerdo conmigo: todo el mundo merece una segunda oportunidad. Y puede que tus alumnos necesiten, incluso, una tercera. Por eso, te recomendamos que repitas el dictado unas cuantas veces, teniendo en cuenta su extensión y la dificultad del texto.

Puedes leerlo una primera vez a una velocidad normal, para que los niños escuchen (sin escribir) de qué va el dictado; una segunda en el que ya vayan escribiendo las palabras; y una tercera en el que lo leas un poco más rápido por si les ha faltado alguna palabra por escribir.

Paso 6. Corregid el dictado en voz alta
Una vez que ya lo han escrito (seguro que lo han hecho estupendamente), llega el momento de corregir el ejercicio. Para ello, puedes pedirle a un niño que lo lea en voz alta y a otro que lo escriba en la pizarra. Otros días, puedes pedirles a los niños que te entreguen el cuaderno para que tú mismo lo puedas corregir…

Lo importante es involucrar al niño en la corrección para que entienda cuáles han sido tus errores.

Paso 7. Turno de preguntas
Este puede que sea uno de los pasos más importantes para que los niños aprendan del dictado. Anímales a que pregunten todas las dudas que les hayan surgido y aprovecha para explicarles (o repetir) las normas ortográficas y gramaticales que habéis aplicado en el texto.

Paso 8. ¡A seguir divirtiéndonos!
¿Por qué no terminar el dictado con una actividad complementaria divertida? Puedes pedirles a los niños que hagan un dibujo sobre la temática del ejercicio, podéis cantar una canción relacionada (y bailar por toda la clase), podéis leer un cuento sobre el tema o quizá recitar una poesía…

Qué tipos de dictados existen y que querrás probar en clase

Cómo los dictados cortos ayudan a los alumnos de primaria

Llegados a este punto te estarás preguntando… ‘¿y qué texto cojo para hacer dictado?’. Debes saber que existen tantos tipos de dictados como opciones se te ocurran. A continuación te proponemos algunas ideas.

Dictados en verso
Puedes coger un poema corto de un autor famoso, o una poesía que inventes tú, y transformarla en un dictado. Esta es un bonita forma para introducir a los niños en el formato de los versos y que conozcan mejor el género poético.

Textos de cuentos infantiles
A los niños les encantará que saques los dictados de sus cuentos favoritos. Por eso, puedes escoger distintos textos de diversos libros que tengan un lenguaje apropiado para la edad de tus hijos o alumnos.

Citas célebres
Coge citas célebres interesantes y propónselas a los niños como ejercicio de dictado. Se trata de una actividad excelente para, además de todo lo que aporta este tipo de ejercicios, hablar a los niños de un autor en concreto e invitarles a reflexionar sobre sus palabras.

Textos inventados sobre su vida
Aunque los modelos anteriores son muy apropiados, a veces no hay por qué complicarse tanto para hacer un dictado que resulte atractivo para los niños. Puede ser tan sencillo como inventar un texto que hable sobre la vida del propio niño (sobre sus hermanos, sus gustos, su casa, sus padres…). En caso de realizarlo en clase, puede ser una buena idea hacer que un niño distinto sea el protagonista cada día.

Dictar la propia norma de ortografía
Una forma genial para que los niños memoricen las reglas ortográficas es dictándoles la propia norma. Sin embargo, debemos tener cuidado de no repetir demasiado esta fórmula ya que puede resultar aburrida.

Dictados por parejas
Para salir de la monotonía, puedes hacer parejas y que un niño le dicte el dictado al otro. O quizá, que uno de los alumnos se lo dicte al resto de la clase.

Inspírate en estos dictados cortos para niños de primaria

Parece que la teoría está clara… ¡pasemos a la práctica! Si necesitas inspiración para hacer dictados cortos que sean realmente útiles para tus alumnos, echa un vistazo a las propuestas que te hacemos a continuación según el curso de primaria al que pertenezcan.

Ideas de dictados para primero de primaria

En esta tanda de dictados practicamos el uso de la 'r' y la 'rr', así como las mayúsculas y minúsculas y la 'f'.

1. Enrique quiere ser un pirata que tenga un loro en el hombro. Ya ha pensado que se llamará Garrapata y gritará a los cuatro vientos: ¡Grrr!

2. Carla es muy amiga de Jimena, pero no le gusta ir a su restaurante favorito, 'El pájaro azul'.

3. A mi familia le fascinan la sopa de fideos. Mi tío Fabio dice que está fabulosa.

En Guiainfantil.com hemos recopilado muchos más dictados para niños de primero de primaria. ¡No te los pierdas!

Ejercicios pensados para niños de segundo de primaria

En el segundo curso de primaria, los niños aprenden a diferenciar entre la 'c' y la 'q', a usar 'm' delante de 'p' y 'b' y usar sonidos como 'gr' o 'br'.

4. La gallina Carlota vive en el bosque. ¿Sabías que su comida favorita es el queso? Aunque para el postre prefiere macedonia de cerezas y ciruela.

5. Campo, Bomba, Hombro, Tiempo... Si te fijas, verás que delante de la 'b' y de la 'p', se escribe 'm'.

6. Gracias a los grillos que cantan y las luciérnagas que brilla, me siento acompañada por las noches.

Disfruta con estos otros dictados para niños de segundo de primaria.

Así deben ser los dictados para tercero de primaria

En tercero de primaria los dictados son un poco más difíciles. Te proponemos ejercicios de dictado para que los niños practiquen la 'b' (con los sonidos 'bu', 'bur' y 'bus'), las palabras terminadas en '-ava', 'avo', 'ivo', etc. y las enumeraciones.

7. Las brujas de Bruselas preparan brebajes llenos de burbujas. ¿Serán que están buscando un hechizo de amor?

8. El tiovivo de tu abuela se ha roto. ¡Qué pena! Pensemos en positivo, así se podrá comprar uno nuevo.

9. Cuando vayas al supermercado compra: huevos, lechuga, galletas, tomate, gel de baño y una escoba.

Si quieres seguir trabajando con tus alumnos de tercero de primaria, utiliza estos dictados cortos.

Repasar ortografía con los alumnos de cuarto de primaria

Seguimos trabajando con los alumnos las normas de ortografía. A continuación encontrarás ejercicios sobre la diferencia entre la 'c' y la 'z', sobre las palabras terminadas en 'z' y en 'd' y los signos de puntuación.

10. El niño le preguntó a su madre por qué los peces no llevan zapatos. ¡Sería muy divertido!

11. La palabra feliz termina en z, pero felices lleva c. Pero vanidad termina en d, igual que vanidades.

12. ¿Cuándo nos vamos de excursión? ¡Mañana! ¡Qué bien! Si lo llego a saber, me quedo en casa hoy.

Tenemos algunos dictados más para cuarto de primaria. ¡Toma nota!

Dictados para los niños de quinto curso

Vamos ahora con los dictados para los niños de quinto de primaria. Con ellos aprenderemos la acentuación de las palabras esdrújulas, agudas y llanas.

13. Las túnicas más célebres del párroco de Córdoba son de color azul pálido. Era un poco escuálido, pero su estilo clásico le hizo famoso en toda la parroquia.

14. El acordeón de Joaquín llevaba un corazón bordado en la cinta. ¡Yo querría uno igual para mi edredón!

15. El bandido robó el ámbar que estaba junto a la computadora. ¡Qué hábil fue!

Mira el resto de dictados cortos para niños de quinto de primaria.

Actividades dictadas para niños de sexto de primaria

Si tienes alumnos de sexto de primaria hazles estos dictados cortos. Repasamos los hiatos y diptongos, el uso de los prefijos 'in' o 'im', y el uso de la 'b' y la 'v'.

16. María tiene en su baúl muchos libros de poetas famosísimos. Quiere leerlos todos antes de que el maíz crezca.

17. ¡Es impresionante! Intento tomar más fruta pero no siempre lo consigo.

18. Cuando estamos de vacaciones en Valencia, siempre trato de ver a mis abuelos, que viven en un pueblo cercano. ¿Sabías que tienen un barco velero? Me encanta salir a navegar por las mañana de verano. ¿Y si viajamos hasta Barcelona?

Y terminamos este recopilatorio con estos dictados cortos para niños de sexto de primaria. ¡Que se os den bien los dictados!