El arte de preparar buenos dictados para los niños de distintas edades

Consejos e ideas para hacer buenos ejercicios de dictado a tus hijos y alumnos

Beatriz Martínez

¿Quién no ha hecho dictados a sus hijos o a sus alumnos alguna vez? O mejor dicho, ¿quién no utiliza esta práctica herramienta habitualmente para que aprendan a escribir bien? Sin embargo, encontrar y preparar buenos dictados para los niños de distintas edades casi resulta todo un arte que requiere atención y cuidado. ¿Qué pautas hay que seguir para preparar el dictado perfecto para los pequeños?

Las claves para hacer un buen dictado a los niños

Cómo prepara un dictado a los niños

Como ya sabemos todos, los dictados tienen muchas ventajas para los más pequeños: les ayudan a escribir bien y sin faltas de ortografía, conocen el correcto uso de las normas gramaticales y es un ejercicio idóneo para trabajar la memoria, la concentración y la comprensión lectora. Para que los niños puedan exprimir al máximo todas estas ventajas de los dictados, se han de elaborar de la forma adecuada. No todos los textos valen, la clave está en elegirlos según las necesidades de los alumnos. Aquí tienes unas sencillas normas que te serán de gran utilidad.

- El texto ha de ser acorde a la edad del niño
Si, por ejemplo, los dictados son para alumnos de quinto curso de primaria, estos ejercicios deben estar preparados para este nivel, es decir, se deben reforzar las normas gramaticales que están trabajando en clase. A su vez, debe ser un dictado no muy extenso y atractivo para que les llame la atención y no se distraigan.

- En verso y también en prosa
Lo ideal es alternar un día un dictado en verso y al siguiente en prosa, de esta forma pueden aprender los dos estilos y a la vez les resulta entretenido y muy ameno.

- Pronuncia de forma clara y haz hincapié en las palabras más difíciles
Lee a tu hijo o alumno el texto del dictado que has preparado dos veces, la primera despacio y haciendo hincapié en las palabras difíciles y la segunda vez de repaso una vez el niño ya lo ha escrito. ¡Verás qué bien le sale!

- Un dictado por día será suficiente
Piensa que es una actividad de refuerzo, por lo que si hace un dictado al día será más que suficiente. Si el niño ya está cerca de cerrar el segundo ciclo de primaria, puede hacer dos dictados al día de una extensión no muy larga.

- Corrige el dictado con tu alumno delante
El paso que queda ahora es el de corregir el dictado delante del niño para explicarle aquello que no ha entendido del todo. No te olvides de animarle a que pregunte todo lo que quiera, ya sabes que les suele dar vergüenza. Aprovecha para preguntarte también si ha entendido el texto que ha escrito, la comprensión lectora es una de las cosas que más les cuesta y se debe trabajar poco a poco.

Ideas para preparar dictados para tus hijos o alumnos

Ideas para hacer buenos dictados para tus hijos

Una vez tenemos claras las normas anteriores, solo nos queda ver cómo podemos crear dictados para los niños, qué textos poner y en qué cosas basarnos, veamos unos cuantos ejemplos de estilos de dictados para salir de dudas.

1. Dictados sobre el día a día del niño
Una forma idónea de captar la atención del niño es hacer un dictado sobre cosas que ha hecho en su día a día. Te dejo un par de ejemplos que yo misma he preparado para mi hijo Adrián de 6 años.

'Hoy es domingo y no hay colegio así que voy a pasar el día en la sierra con mis padres y mi hermana, voy a comer en el campo y a ver caballos. ¡Qué ilusión!'

'Los miércoles al salir del colegio tengo clase de inglés. Mi profesora se llama Ana y es muy buena. Me lo paso muy bien y aprendo cosas nuevas.'

2. Ejercicios basados en cosas que les gusten a los alumnos
Otra forma de preparar estos ejercicios tan prácticos es hacerlo con textos que sean del agrado de los alumnos. De nuevo, unos ejercicios que yo hice para mi hijo según los gustos que tiene ahora.

'Los dinosaurios fueron animales grandes que vivieron hace muchos, muchos años en la tierra. Desaparecieron cuando cayó sobre la tierra un meteorito enorme.'

'Me gusta jugar a ser un leopardo, corro por la selva a toda velocidad y, cuando veo un animal pequeño, me doy prisa para cazarlo. ¿Tú también quieres jugar?'

3. Preparar divertidos dictados con fragmentos de fábulas
Perfectos para dejar volar la imaginación de los niños y niñas y para mejorar su comprensión lectora. Hay fábulas más largas y más cortas, para elegir según la edad del alumno. Recuerda comentar la moraleja de la fábula al finalizar el dictado.

Fábula de 'El león y el ratón'

En un día muy soleado, dormía plácidamente un león cuando un pequeño ratón pasó por su lado y lo despertó. Iracundo, el león tomó al ratón con sus enormes garras y cuando estaba a punto de aplastarlo, escuchó al ratoncito decirle:

—Déjame ir, puede que algún día llegues a necesitarme.

Fue tanta la risa que estas palabras le causaron, que el león decidió soltarlo.

Al cabo de unas pocas horas, el león quedó atrapado en las redes de unos cazadores. El ratón fiel a su promesa acudió en su ayuda. Sin tiempo que perder, comenzó a morder la red hasta dejar al león en libertad.

El león agradeció al ratón por haberlo salvado y desde ese día comprendió que todos los seres son importantes.

Fábula de 'El perro y su reflejo'

Un perro muy hambriento caminaba de aquí para allá buscando algo para comer hasta que un carnicero le tiró un hueso. Llevando el hueso en el hocico tuvo que cruzar un río. Al mirar su reflejo en el agua, creyó ver a otro perro con un hueso más grande que el suyo, así que intentó arrebatárselo de un solo mordisco. Pero cuando abrió el hocico, el hueso que llevaba cayó al río y se lo llevó la corriente. Muy triste quedó aquel perro al darse cuenta de que había soltado algo que era real, por perseguir lo que sólo era un reflejo.

4. Ejercicios de dictados según las normas gramaticales que están estudiando
Prepara los dictados para tu hijo según sean las normas gramaticales que está trabajando en ese trimestre en la escuela. Por ejemplo:

- Dictados para conocer el uso de la V y la B

'Yo vivo en una granja con un burro al que le gustan los brotes de soja en vez de las zanahorias.'

'Valentín y Valeria son hermanos y juegan a navegar en un barco pirata. ¡Qué emocionante!'

- Ejercicios para el correcto uso de la G y la J

'Yo juego en el parque. Juan grita porque se ha enfadado y el gato que lo ve todo se esconde en su guarida.'

'El jersey de rayas me gusta mucho pero mejor me pongo el otro que abriga más.'

'Ahora ya conoces todos los secretos para preparar los mejores dictados para tus hijos.'

¿Listo para practicar los dictados con tus hijos?