13 dictados cortos con palabras homófonas para practicar con los niños

Las palabras homófonas, que se escriben diferente pero suenan igual, resultan complicadas para los niños de primaria

Beatriz Martínez

Los ejercicios de dictado son excelentes para trabajar la lecto-escritura, la memoria, la concentración y también para conocer el correcto uso de las normas gramaticales y ortográficas. En este caso nos vamos a centrar en estos dictados cortos con palabras homófonas con los que los niños sabrán qué son, cuál es su significado y cómo se usan dichas palabras. ¡Vamos allá!

¿Qué son las palabras homófonas?

Ejemplos de dictados cortos para niños con palabras homófonas

Para empezar, vamos a comprender bien qué son las palabras homófonas y por qué representan un reto para los niños (incluso para muchos adultos). Como ya sabrás, entran en el listado de las más complejas, por lo que se deben trabajar bien en clase y en casa para que los peques las conozcan, sepan lo que son y aprendan a diferenciar unas de otras.

Las palabras homófonas son las que se escriben diferente y tienen un significado distinto una de otra pero suenan exactamente igual, siendo esta la complejidad que presentan. En cuanto veamos algunos ejemplos, seguro que comprendes a qué tipo de palabras nos referimos y por qué resultan complicadas.

Para trabajarlas te proponemos algunos dictados cortos de apenas dos o tres líneas con los grupos principales de palabras homófonas, una vez se han familiarizado con ellas se pueden hacer ejercicios más largos en los que se mezclen varias de estas palabras. Con estos ejercicios, verás que poco a poco les dejan de resultar tan difícil de entender.

Ejemplos de dictados cortos con palabras homófonas para niños de primaria

A continuación, ¡pasamos a la práctica! Aquí tienes algunos ejemplos de ejercicios para practicar con tus alumnos o hijos.

1. Abría (del verbo abrir), habría (tener, haber)
Paco abría la puerta mientras que sus compañeros entraban unos detrás de otros.

-Habría que poner un enganche para sujetarla -dijo uno de ellos.

¡Cuánta razón tiene!

[Leer +: Dictados con la H para hacer con los niños]

2. Hola (saludo), ola (movimiento del mar)
Marcos saludó a su padre con un 'hola' un tanto distraído, y es que no podía parar de contemplar la ola del mar que crecía y crecía sin cesar.

3. Asta (mástil), hasta (preposición)
Hasta aquí hemos llegado, el asta del barco volcado en mitad del camino nos impide alcanzar la meta que nos habíamos marcado.

4. Hablando (gerundio verbo hablar), ablando (acción de suavizar algo)
Pedro y Carlos estaban hablando animadamente sobre la película de ayer. Cuando llegaron a casa vieron a su padre y le dijeron:

- ¿Qué estás haciendo?

- Pues ablando la masa para poder hacer un bizcocho.

- ¡Un bizcocho, qué rico!

5. Baca (aparato que va en la parte superior de un cache), vaca (animal)
Todo estaba listo, las maletas en el maletero y la bici en la baca del coche. Cual fue su sorpresa que cuando iban campo a través se cruzaron con una vaca intrépida que se había alejado del pasto.

6. Barón (titulo nobiliario), varón (hombre)
El barón, un señor que tiene un título de lo más importante, acababa de tener un bebé. ¡Es un varón! Se oyó desde la habitación. El barón no pudo estar más contento de escuchar esas palabras.

[Leer +: Cómo evitar las faltas de ortografía con la B y V]

7. Baya (fruto carnoso), valla (cerca o vallado), vaya (del verbo ir)
Jorge comía una baya que había encontrado en el bosque cerca de la valla alta y azul. "Será mejor que me vaya", pensó al poco rato. Y es que sus padres no tardarían en preguntarse dónde se había metido.

8. Botar (acción de saltar), votar (voto electoral)
Eso de ir a votar al presidente era algo que a Matías no le hacía gracia. Él, como niño que era, prefería botar y saltar con su pelota nueva.

9. Hay (del verbo haber), ahí (adverbio de lugar)
Ahí está el tesoro, no cabía duda. ¡Claro que no! Hay una señal muy clara en color rojo que lo indica. ¡Lo hemos encontrado!

10. Echo (del verbo echar), hecho (del verbo hacer)
Echó el jarabe dentro del bote, así se sería mucho más sencillo de llevar. "He hecho todas las cosas. Ya puedo coger el bote y salir a la calle a jugar".

11. Bello (adjetivo), vello (pelo corporal)
Yo creo que ese monstruo es muy bello a pesar de que tenga mucho vello por todo el cuerpo. Los demás la miraron sin entender bien a qué se refería, pero prefirieron no discutir.

12. Grabe (verbo grabar), grave (adjetivo)
La falta fue tan grave que el árbitro decidió no grabar los nombres del equipo en el trofeo. La próxima vez iban a tener que ser más cuidadosos.

13. Porque (conjunción), por qué (partícula interrogativa), porqué (sustantivo)
Me quedo en casa porque estoy muy cansado, ¡he trabajado todo el día! ¿Por qué no vamos a dar aunque sea un paseo? Te diré el porqué, mañana también madrugo y necesito descansar y comer algo. No entiendo por qué no podemos siquiera caminar un rato, pero está bien, comamos algo en casa.

Consejos para hacer ejercicios de dictados con palabras homófonas

Textos para hacer dictados a tus alumnos e hijos

Para que niños y niñas puedan hacer bien los dictados con palabras homófonas primero de todo se debe elegir un grupo de dichas palabras, explicarles el significado de cada una y ponerles un ejemplo. Una vez lo han entendido les diremos que hagan un pequeño dictado como refuerzo.

El siguiente paso es corregir el dictado con ellos delante y, en el caso de que no lo hayan entendido del todo bien, volveremos a la explicación.

Como decíamos antes, son juegos de palabras que al principio tienen cierta dificultad por lo que es aconsejable que hagas con tus alumnos este tipo de dictado al menos una vez a la semana.

¡Los ejercicios de dictado con palabras homófonas dejarán de ser un misterio! ¡Misión cumplida!