Sencillos ejercicios para niños que confunden la b y la d

Cuando esta equivocación puede suponer un problema en el aprendizaje del niño

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

 

Cada chaval tiene su proceso de aprendizaje, pero eso debemos dejarle tiempo cuando se enfrente a ciertos obstáculos, como puede ser algo muy común y típico: encontrarse con niños que confunden la b y la d. Se trata de dos consonantes muy parecidas y que por ello puede llevar a error. Estos ejercicios que te presentamos y, que puedes hacer en casa desde hoy mismo, os servirán de entrenamiento, aprendizaje y diversión. 

Por qué les cuesta a los niños aprender a diferenciar la b y la d

la confusión entre la b y la d

Si hacemos atención a las letras del abecedario, nos daremos cuenta que determinadas letras tienen muchas similitudes en sus características gráficas y formas como, por ejemplo, q/p, d/b, m/n, g/q, a/e, z/s, etc. Entre todas ellas, el caso que más frecuentemente suele costar aprender y diferenciar inicialmente a los niños son las grafías d/b, cuya principal distinción es su cambio de orientación (de derecha a izquierda).

¿Es indicación de una problemática una dificultad para identificar la “d” de la “b”? No tiene por qué ser una problemática, si esta dificultad es simplemente aislada y además no repercute en su comprensión lectora. Es natural que al principio muchos niños tarden en identificarlas y asimilarlas, pero si el error persiste más allá de la primera etapa lectora de primaria y, además también ocurre con otras de las anteriores grafías comentadas, recomendaríamos una derivación a especialistas en el campo lector (logopedas) y/o en el campo visual (optometristas) para detectar y trabajar sobre estas dificultades.

¿Qué podemos hacer desde casa o desde el aula para poder entrenar estas grafías? A continuación, en nuestro post de GuiaInfantil.com procuraremos daros instrucciones para realizar unos sencillos juegos de entrenamiento en diferentes niveles.

Divertidas dinámicas para niños que confunden la b y la d

niños que confunden la b y la d

Antes de empezar a jugar, deberemos recopilar unas sencillas láminas, todas ellas fáciles de crear e, incluso, encontrar en revistas, cuentos o internet.

Cada una de las siguientes cuatro láminas podría corresponder a un nivel:

- Nivel I. Una lámina donde solo aparezcan las dos grafías. 

Por ejemplo: d b b d b d b b b d b d d b d b b d b d d d b d d b, etc.

- Nivel II. Una lámina donde aparezcan las grafías en sílabas. 

Por ejemplo: da ba be be di do bo du bu da de bi do bu du du, etc.

- Nivel III. Una lámina donde aparezcan las grafías en palabras. 

Por ejemplo: dado babero tibidabo bocadillo  diente  bebedor, etc.

- Nivel IV. Una lámina donde aparezcan las grafías en frases o texto. 

Por ejemplo: Había una vez, dos barberos de Barcelona que debían, etc.

Antes de iniciar las instrucciones del juego, es importante recalcar que estos juegos serán especialmente útiles si pudiesen estar supervisados por adultos, ya sea un tutor o la propia familia, para poder identificar y corregir todos los posibles errores que los más pequeños puedan cometer.

En cualquiera de los cuatro niveles comentados, a parte de la simple lectura en voz alta y corrección por parte del adulto, todos ellos permitirían poder hacer cualquiera de las siguientes cuatro divertidas propuestas de juego:

- Masajes en la espalda
Como si de un dictado se tratase, procurar copiar las grafías o palabras de la lámina en su espalda y viceversa, para poder sentir y experimentar la direccionalidad de la d o b, a la vez de que la persona que siente las letras tenga que adivinarla.

- Pintar de dos colores
Asignando previamente un color a la “b” y otro color a la “d”, podemos procurar buscar todas las grafías que encontremos y pintarlas. Procurando no equivocarnos e, incluso, utilizando un cronómetro para calcular lo rápidos que podemos llegar a ser.

- Redondear grafías con velocidad
Parecida a la propuesta anterior, podemos solo redondear una de las dos grafías, evitando equivocarnos y confundirla o bien saltarnos alguna por error.

- Señalar con el dedo la dirección
También podemos hacer competiciones de velocidad, indicando con el dedo la dirección de cada una de las grafías de la lámina, en caso de error podemos descalificar.

Ahora ya solo queda que encontréis un momento al día y... ¡a jugar y entrenar a la vez con estas propuestas que te hacemos desde Guiainfantil.com!