El efectivo ejercicio de las rimas para tratar la dislexia en niños

Actividades y consejos de logopeda muy útiles para trabajar y mejorar la dislexia infantil

Marcela Antonacci
Revisado por Tamara Chubarovsky, Experta en lenguaje y desarrollo infantil, el

La dislexia infantil es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, es decir, los niños con dislexia presentan dificultades en la capacidad para leer y escribir y confunden las letras de cada palabra cambiando su orden, con el consiguiente problema que esto conlleva. Este trastorno, que se diagnostica a partir de los 7 años, puede afectar a cualquier niño por igual sin importar sus niveles de inteligencia ni el grado de visión que presenten. Es decir, la dislexia la puede padecer tanto un niño que tiene una vista perfecta como otro que necesite gafas o lentes de contacto.

¿Notas que tu hijo tiene problemas para entender las letras? ¿Le cuesta leer un texto y entender su significado? Esto puede ser un indicador de dislexia. Para ilustrarnos un poco más sobre el tema, en Guiainfantil.com consultamos con la experta en lenguaje y desarrollo infantil Tamara Chubarovsky. Además, nos cuenta cómo poner en práctica el efectivo ejercicio de las rimas para tratar la dislexia en niños.

En qué consiste la dislexia y cómo tratarla adecuadamente

En qué consiste la dislexia y cómo tratarla adecuadamente

Tal y como expresa Tamara Chubarovsky, para entender y poder tratar correctamente la dislexia hay que tener en cuenta tres aspectos centrales:

- El trabajo fonológico, es decir, la mejora en las habilidades del lenguaje del niño.
- El trabajo en la lateralidad que afecta al cuerpo y al movimiento.
- El trabajo o entrenamiento de la vista, de los ojos.

A nivel visual y fonológico, una de las principales dificultades que se presenta en los niños con dislexia es el hecho de no ser capaces de diferenciar (a la hora de escribir o de leer) la vinculación existente entre un fonema, es decir el sonido que se emite al pronunciar cada una de las letras, y el grafema, que es el símbolo que representa ese sonido en el abecedario.

Por ejemplo, un niño sin dislexia asocia sin problema el sonido 'mmmm' con la letra M, mientras que un niño que presenta este trastorno es probable que asocie dicho fonema con otra letra completamente diferente. De hecho, los niños que padecen dislexia confunden auditivamente sonidos similares como el de b/p o el de d/t por lo que, además de presentar dificultades en el momento de leer cualquier frase o texto en el que se presenten estos fonemas, van a tener también confusión a la hora de escribirlos, es decir, a la hora de vincular ese fonema con su grafema correspondiente. Por eso, 'es importante que los niños tengan un mapeo muy claro a nivel auditivo de la diferencia entre los diferentes fonemas', asevera Tamara Chubarovsky.

Ejercicios con rimas para ayudar a los niños con dislexia 

Ejercicios con rimas para ayudar a los niños con dislexia 

Una de las maneras más eficaces de ayudar a los niños con dislexia a superar este problema es por medio de rimas donde se repita el mismo sonido o en las que dichos sonidos aparezcan de manera ralentizada (más lenta), pues en ocasiones hablamos tan rápido que los niños no tienen la capacidad de interpretar y distinguir cada uno de los sonidos de manera independiente y, a su vez, de hacer un mapeo cerebral de los mismos de forma individual.

Un ejercicio que se realiza mucho durante el tratamiento de la dislexia infantil es repetir, de manera lenta y acentuando cada una de las letras, las siguientes rimas o frases cortas: 'libélula lila, libélula azul' o 'yo tengo una torre fuerte y resistente'. Es muy importante que el niño ponga énfasis en la pronunciación de cada una de las letras que compone la frase. La repetición del mismo fonema una y otra vez va a ser de mucha ayuda en el momento de introducir nuevos sonidos en su vocabulario.

Como ya te hemos comentado, es importante también centrarse en el aspecto auditivo. Un gran avance respecto a la terapia contra la dislexia y un excelente indicador de que el niño va por buen camino es cuando empieza a reconocer los sonidos de manera individual de forma correcta. No obstante, esto no es garantía de que la dislexia ya haya remitido.

El niño habrá superado la dislexia cuando sea capaz de diferenciar los distintos sonidos del lenguaje y cuando sepa reconocer el grafema particular que se asocia a esos sonidos o, dicho de otra manera, que reconozca visualmente cada letra y la sepa asociar al sonido correspondiente.

[Leer más: El gran reto de los niños con dislexia ante la escritura]

La importancia de la lateralidad en la dislexia - Actividades para mejorarla

La importancia de la lateralidad en la dislexia - Actividades para mejorarla

Hemos hablado de la importancia del trabajo fonológico y del trabajo visual en el tratamiento de la dislexia, pero, para Tamara Chubarovsky, algo indispensable para superar este trastorno, es conocer cómo está la lateralidad del niño, pues muchos pequeños que fueron diagnosticados con dislexia, en realidad no la padecían, sino que tenían problemas de lateralidad. Esto significa que el niño aún no tiene un lado del cuerpo dominante, es decir, que puede usar tanto la mano derecha como la izquierda para escribir o para realizar cualquier actividad.

Esto supone que sea incapaz de distinguir, por ejemplo, la diferencia que existe entre la w y la m (son inversas) o entre la b y la d (una 'apunta' hacia la derecha y la otra hacia la izquierda). Es decir, en este caso, el niño no sabe diferenciar correctamente entre la izquierda y la derecha o entre arriba y abajo. 

[Leer más: 6 juegos para niños que confunden la derecha y la izquierda]

Y... ¿cómo saber si tu hijo tiene una buena lateralidad o no? Puedes probar con este sencillo ejercicio: solo debes lanzarle al niño una pelota de tamaño pequeño -puede ser una pelota de tenis, por ejemplo- que pueda tomar con una sola mano varias veces y observar con cuál mano es que la toma. Si la agarra unas veces con la mano derecha y otras con la izquierda, es señal de que puede llegar a tener problemas de lateralidad.

Como consecuencia, si el patrón de dominancia aún no está completamente definido, es probable que el niño empiece a tener problemas para diferenciar los distintos grafemas y sus sonidos y que no sepa distinguir hacia qué lado apunta cada letra (como el caso de la b y la d que te hemos comentado anteriormente).

Esto, de acuerdo a la experta, requiere de organización en la mente del niño ya que se necesita que cada uno de estos patrones esté interiorizado en su conciencia. Para trabajar y afianzar su lateralidad, puedes hacer muchas cosas desde que tu hijo es pequeño. Enséñale y motívale a montar en bici, a practicar malabares, a jugar al tenis o incluso a aprender a tocar algún instrumento musical, por ejemplo.

La idea es hacer hincapié en todo lo que tiene que ver con trabajar los movimientos simétricos para, posteriormente, insistir en la dominancia del niño. Por ejemplo, que sea capaz de enfocar con el ojo derecho, hablar por teléfono con el oído derecho, patear la pelota con el pie derecho y, si es diestro, escribir con la mano derecha. Es decir que para el niño, a partir de esas prácticas, las letras que miren hacia la derecha, sí van a mirar hacia esa dirección y las que lo hagan hacia la izquierda lo harán hacia allí.

Otras ideas para trabajar la dislexia infantil

Ideas para trabajar la dislexia infantil

A continuación os dejamos otras dos ideas para trabajar con niños con dislexia en casa y mejorar esta discapacidad del lenguaje:

- Una opción para que el niño practique, y que le resultará muy divertida, consiste en escribir sílabas en una cartulina, recortarlas y, por último, pedirle que forme palabras y las lea en voz alta. Si tienes el juego de Scrabble u otro similar para armar palabras, también puedes probar jugando con él.

- También puedes realizar el segmentado oraciones. Por ejemplo en 'Hoy quiero ir a tomar un helado' (Hoy/quiero /ir / a/ tomar/ un/ helado), el niño deberá enfocarse en cada uno de estos vocablos en particular y leerlos hasta entender el significado de sus fonemas y grafemas.

Por fortuna, la dislexia es un trastorno que tiene solución, siempre y cuando se tomen los recaudos necesarios y se realicen todas las terapias aconsejadas por los especialistas. Ten en cuenta que, cuanto más temprano empieces, mayor posibilidades de éxito tendrás.

Puedes leer más artículos similares a El efectivo ejercicio de las rimas para tratar la dislexia en niños, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: