Los beneficios de tocar la batería para los niños

Por qué es bueno que los niños toquen la batería

"¡¿La batería?! ¿Qué quieres tocar la batería?, ¿y no te gusta otro instrumento menos ruidoso como la flauta o el triángulo?" Es seguro que cuando le preguntasteis al niño, antes de apuntarle en la clase de música, qué instrumento quería tocar, ni se os había pasado por la cabeza que os iba a pedir meter una batería en casa. Cierto es que puede ser la tortura absoluta en los primeros años de aprendizaje.

Sin embargo, si a tu hijo le ha dado por sumarse a la percusión, ha hecho una elección excelente para él (no tanto para los oídos de los vecinos). En Guiainfantil.com te contamos los beneficios que tiene tocar la batería desde niños, para que por lo menos cuando tengas que aguantar los golpes sepas que son por una buena causa.

Ventajas para los niños de tocar la batería

Beneficios de tocar la batería

1- Algunas investigaciones aseguran que tocar la batería amplifica la plasticidad estructural y funcional del cerebro. Esto les ayuda a mejorar las habilidades lectoras y de escritura durante los primeros años del colegio.

2-  Tocar la batería no es hacer ruido. Los instrumentos de percusión están considerados como los más antiguos: los tambores y timbales surgen de África y China, mientras que los platillos proceden de Turquía, y el bombo de Europa. Los primeros sonidos del jazz proceden de una especie de batería que era tocada por varias personas, así que el ritmo se lleva en la sangre y no todo el mundo lo sabe sacar. Si tu hijo es de los que está todo el día palmeándose las piernas y haciendo chasquidos con la boca, déjale abrirse a sus instintos. La batería es uno de los instrumentos donde más nos podemos expresar.

3- Mejora la coordinación corporal y mental, ya que las manos y los pies se mueven de manera independiente y a la vez, así que es un verdadero ejercicio de psicomotricidad.

4- Ayuda a mejorar el lenguaje, ya que la batería es el corazón de la música y comprendiéndola también estamos comprendiendo la esencia del ritmo y la música. Además ejercitamos la memoria al recordar los acordes y las partituras.

5- Nos descarga del estrés y la ansiedad, mejora nuestro estado de ánimo y nos deja expresarnos con libertad.

6- Mejora su capacidad de concentración y atención.

7- Mejora sus habilidades sociales, al tener que incluirse en un grupo en el que debe coordinarse.

8- Les inculca constancia para conseguir su meta ¡ser batería de un grupo de rock!

Así que, después de esta información, ¿vas a comprar una batería para el próximo cumpleaños?… ¡Mucha suerte!