Cómo crear instrumentos musicales caseros con los niños

Ideas originales y muy creativas para construir algunos instrumentos de música en casa para los niños

Yvette Delhom
Yvette Delhom Educadora musical

La Música debe servir como herramienta para crear, experimentar y compartir con los demás. ¿Qué mejor manera de hacerlo que de una forma creativa y accesible a todos los bolsillos? Una fantástica opción es construir nuestros propios instrumentos musicales y en familia.

Ideas para realizar instrumentos musicales en familia

instrumentos caseros de música

¿Estás aburrido en casa con tu familia y no sabes qué hacer? ¿Te gusta la Música y no tienes presupuesto para comprarte un instrumento musical? Tienes un mundo abierto de posibilidades para desarrollar tu imaginación y la de tus hijos a través de la Música. Hazlo mediante la creación de instrumentos musicales caseros con materiales reciclados. Todos podréis tener a mano algún elemento similar en  vuestra casa.

- Piano con envases de yogur de vidrio
Coloca una caja firme como base, o bien de madera o cartón duro o caja de zapatos. Sitúa los envases de yogur de vidrio alineados con el fin de que cada uno realice un sonido. Pueden ser de diferentes tamaños para que suenen afinados en diferentes tonos o llenarlos a diferentes niveles de agua. Ya tienes un piano muy original. Golpéalos con una cuchara  en intercambia diferentes sonidos y ritmos.

- Maracas caseras
Busca una botella vacía de plástica o lata de aluminio. Llénala de alguna legumbre como lentejas o garbanzos y agítala fuertemente como una maraca profesional.

- Sonajero casero
Coge un calcetín y llénalo de chapas metálicas o monedas, pon una goma elástica para cerrar el calcetín. Solo queda moverte al ritmo de la música.

- Batería casera
Junta todos los barreños que encuentres en casa y distribúyelos de la siguiente forma: Barreño grande en el centro y dos laterales más pequeños. Utiliza cucharas, espumaderas, o simplemente dos palos para hacer de baquetas.

Cómo utilizar los instrumentos de música caseros con los niños

Niña con maracas

Después de haber pasado un rato entretenido creando vuestros propios instrumentos musicales, podéis acabar el día ofreciendo un CONCIERTO MUSICAL, con los instrumentos que habéis elaborado y dar un final apoteósico.

Invita a tus amigos y familiares , y posiciona a cada uno de ellos formando una 'Orquesta familiar'. Cada uno tendrá un papel diferente en la orquesta. Uno de vosotros hará de director, cogerá una batuta ( puede ser incluso un lápiz), y dirigirá a su gran orquesta.

Practica primero a solas, sin acompañamiento musical , juega con los movimientos de los brazos e intensidades. Experimenta con los diferentes sonidos.

Después, puedes poner cualquier pieza musical y tocar a su ritmo. Recurre a los Grandes clásicos o a distintos estilos musicales.

Déjate llevar por la imaginación y conviértete en un músico profesional, de una manera original, divertida y sobretodo familiar.

Manualidades para niños - Instrumentos musicales para hacer en casa

4 ideas para saber cuál es el instrumento adecuado para un niño

elegir el instrumento musical

Aprender a tocar un instrumento musical es una de las experiencias más gratificantes y emocionantes para un niño. No solo adquieren una nueva habilidad sino que aporta muchos beneficios para ellos, en todos los sentidos. Sin embargo, la duda de muchos padres es saber qué instrumento encaja perfectamente a las necesidades y deseos de los niños. Guiainfantil.com nos da importantes consejos para elegir el mejor instrumento musical para tu hijo.

1. Hay que considerar el tamaño, el peso y la forma del instrumento a la hora de elegir un instrumento, para evaluar si es el adecuado para el niño, según sus características físicas. La pregunta es: ¿mi hijo podrá tocar este instrumento? ¿podrá sujetarlo y llevarlo? Se debe evaluar las limitaciones físicas del niño, si las hay.

2. Hay que considerar el interés del niño y no el de los padres. La pregunta es: ¿Qué instrumento despierta la pasión en nuestro hijo? Es sobretodo, evaluar la sensibilidad, las capacidades y la forma de ser del hijo. Si es un niño sociable, por ejemplo, puede que él se sienta interesado por instrumento que emitan sonidos fuertes. Si es un niño sensible, instrumentos de sonidos más suaves o aterciopelados (como la flauta, el violín o el clarinete), pueden ser los más indicados. Los instrumentos de percusión (tambor, batería, maracas, triángulos...), por ejemplo, son perfectos para calmar y canalizar emociones fuertes de los niños.

3. Habría que consultar a un profesor o experto en música, a alguien que nos pueda indicar, por su experiencia, con cuál instrumento el niño podía empezar. Ofrecer al niño la oportunidad de probar distintos instrumentos musicales.

4. Hay que considerar el espacio disponible para el instrumento en casa así como las posibilidades económicas de la familia. Hay instrumentos que suelen muy costosos. Cuando elija el niño un instrumento, habría que estudiar alternativas para adquirirlo, como también si hay espacio suficiente en casa para ello, según el tamaño que tenga.

Publicado:
Actualizado: