6 divertidos juegos para conseguir que el niño deje el pañal

Señales que indican que tu hijo está preparado para hacer pis o caca en el orinal o en el váter

Meybol Lorena Ramírez

Cuando somos padres nos preocupamos por la salud de nuestros hijos, pero también por su evolución. Uno de los puntos álgidos del desarrollo de nuestros pequeños es el momento que inician el control de esfínteres. ¿Cómo podemos saber que nuestros hijos están listos para dejar el pañal? ¿Qué estrategias podemos aplicar para hacerlo divertido? Te presentamos 6 divertidos juegos para que los niños dejen el pañal.

Señales que indican que el niño está preparado para dejar el pañal

cómo conseguir que el niño deje el pañal

El control de esfínteres es la capacidad que tienen los niños de contener y controlar las ganas de defecar y de orinar. Es un proceso madurativo, donde el control se ejerce desde el sistema nervioso central, es decir, desde su cerebro, cuando este haya alcanzado la madurez para hacerlo.

No hay una edad estricta para que lo logren, en términos generales. Este control se da entre los 2 y 4 años de edad, pero es muy variable y así nos podemos encontrar a niños que lo logran antes y otros tardan un poco más (debemos tomar en cuenta que el control de esfínter diurno y más adelante se logra el nocturno). Hay ciertas señales que nos indican que ya nuestro hijo está preparado para dejar el pañal entre ellas:

- Empiezan avisar aún cuando ya tienen el pañal sucio.

- Algunos con sus manitas quitan las cintas adhesivas de los lados del pañal y cuando le ves ya ni lo tienen puesto. 

- El pañal se mantiene seco por más horas.

- El niño es capaz de seguir instrucciones básicas y simples acorde a la edad, por ejemplo, correr y saltar.

- Expresa el deseo de no querer ponerse el pañal, estando en el rango de la edad esperada.

- Se sienten incómodos cuando el pañal está sucio.

- Sienten curiosidad cuando mamá o papá van al baño.

- Algunos inician estreñimiento.

Consejos antes de iniciar la retira del pañal en el niño

Los padres pueden aplicar varias estrategias para ayudarlo en este proceso de dejar el pañal, pero antes de ello debemos tener en cuenta ciertos puntos:

- Colocarle ropa cómoda.

- Comprar una bacinica (vasenilla) o WC adaptado.

- Ir al baño hacer nuestras necesidades acompañados por él o ella y que nos vea despedir al popó de manera feliz. Que lo vea como algo natural y no que le genere asco.

- Reaccionar de manera adecuada. No regañarlo ni hacerlo llorar sino logró el objetivo en ese momento.

- Jamás le preguntemos si quiere ir al baño, porque  siempre nos dirá: ¡NO!

- No retomemos el pañal por comodidad.

- Armarnos de paciencia, amor y constancia.

Además es importante que haya tres aspectos en el niño: madurez neurológica (de su cerebro), madurez psicológica (emocional) y madurez fisiológica (músculos de sus órganos íntimos preparados).

6 formas divertidas para conseguir que el niño deje el pañal

juegos pañal

¿Y si hacemos este proceso a través del juego? Será una manera muy divertida y que nos puede funcionar e maravilla. ¡Aquí te mostramos algunas actividades!

1. El juego de las estrellas. En una hoja colorida, pegamos imágenes de niños haciendo popó y pipí en el WC. La dividimos en siete, una para cada día de la semana, y en cada cuadro le colocamos una estrella si lo logra su objetivo. Para ello, debemos primero explicarles en qué consiste este juego y que las estrellas ganadas se convierten en premios sencillos que a nuestro pequeño le guste (no dulces, por ejemplo, juegos, besos, abrazos...).

2. Podemos leerle un cuento que hable de este proceso y en el que aparezcan niños que estén pasando por lo mismo que él. ¿Has oído hablar de la historia del valiente niño llamado Juan sin pis? De esta manera y, según explica en el informe 'Adiós a las pañales', de Edukame, 'el niño estará más tranquilo y, por lo tanto, el esfínter también se relajará'- 

3. Utilizar un muñeco que se convierta en su mejor amigo en estos momentos y que le acopara 'que haga pipí o caca como él o ella'.

4. Escuchar canciones alusivas a dejar el pañal, cantarlas y bailarlas junto a él.

5. Sentarlo en el WC a la hora que generalmente sabemos que hace popó o pipí y estar junto a él cantando canciones o contando chistes. ¡Relacionará este hábito con algo lúdico!

6. Jugar con plastilina.

7. Ir de compras y que él o ella elija su calzoncillo o braguita favorita. Seguramente se fijará en el color o en el dibujo. ¿Habrá de su superhéroe favorito?

Es importante que sepamos y seamos conscientes de que que el control de esfínteres no podemos hacerlo de manera obligada, ni presionada, ya que es un proceso como también lo es caminar, hablar y/o comer. Habrá momentos que lo logre y otros que ocurrirán accidentes y es importante saberlos manejar todos de manera adecuada.

Puedes leer más artículos similares a 6 divertidos juegos para conseguir que el niño deje el pañal, en la categoría de Uso de pañales en Guiainfantil.com.