Cuentos para que el niño deje de mojar la cama: Juan sin pis

Con persistencia y valentía se puede vencer a la enuresis infantil

Estefanía Esteban

Hay cuentos infantiles que son verdaderas lecciones de vida. Este cuento de Juan sin pis es un ejemplo de ello. Un cuento que anima, motiva y despierta las ganas de los niños de controlar a orina, de no hacer más pis encima ni en la cama. Un cuento que habla de la valentía y la persistencia, como armas para enfrentar cualquier problema y superarlo.

 

Cuento sobre la enuresis: Juan sin pis

niños fuertes

Hace muchos años, en un país muy lejano, habitaba un chico muy valiente al que todos llamaban Juan Sin Pis.

Un día decidió dejar su casa para ir en busca de aventuras.

Por el camino se fue encontrando un montón de peligros que superaba sin problemas: brujas, monstruos, ogros... pero Juan Sin Pis no tenía miedo a nada.

Andando y andando, llegó hasta un castillo. Allí se enteró de que el rey quería casar a su hija con el caballero más valiente del reino; este caballero debía pasar una serie de pruebas muy duras: debía vencer a un dragón y matar a dos ogros.

Juan sin Pis pidió entonces la mano de la hija del rey y superó las pruebas sin problema: luchó ferozmente contra el dragón y mató a los ogros, por lo que, finalmente se casó con la princesa.

La princesa y Juan Sin Pis tuvieron tres hijos. Dos de ellos eran valientes como Juan, pero el pequeño era tímido y se hacía pis en la cama.

Juan Sin Pis no comprendía este comportamiento y lo dejaba sin postre cada vez que se hacía pis. A la princesa no le gustaba que Juan se portara así con su hijo, y un día tuvo una idea: durante la noche, ella abrió el grifo del cuarto de baño unos segundos y ¡Juan Sin Pis se hizo pis encima sin darse cuenta!

A la mañana siguiente, al ver a Juan sorprendido, la princesa le explicó lo que había ocurrido:

- Fui yo la que abrí el grifo para darte ganas de hacer pis. Ha sido para que veas que esto le puede pasar a cualquiera.

Juan Sin Pis, el más valiente de los tiempos, descubrió que la verdadera valentía estaba en enfrentarse a uno mismo y a los propios problemas. A partir de entonces, su hijo pequeño, al sentir el apoyo de sus padres, ya no volvió a mojar la cama por las noches.

FIN

Volver al INDICE de cuentos para niños con enuresis