Cuántas horas deben dormir los niños por edades para estar descansados

¿Qué ocurre cuando los niños no duermen todo el tiempo que necesitan? Sueño infantil

Beatriz Martínez
Revisado por Carla Estrada, Pediatra, el

Las necesidades de sueño de bebés y niños varían según su edad. Es algo que todos los padres sabemos y, sin embargo, no podemos evitar preocuparnos ni cuestionarnos si en verdad nuestros hijos están descansados. Por ello, a continuación te proponemos una guía para saber cuántas horas deben dormir bebés y niños por edades.

Te damos algunas claves para mejorar los hábitos y rutinas de sueño infantil para asegurarnos de que nuestros hijos duermen bien por la noche y a la hora de la siesta.

¿Cuántas horas deben dormir los bebés y niños por edades?

Y cuántas horas tienen que dormir los niños

Cabe señalar que el sueño del bebé es madurativo o evolutivo, es decir, depende de su desarrollo y, según van creciendo, irá cambiando. De acuerdo con la edad, el niño o la niña va a necesitar un número determinado de horas de sueño.

En nuestra tabla, mostramos las horas para cada tramo de edad a partir de los 4 meses, ya que antes de esa edad el sueño de los bebés es muy variable y no ha madurado aún. Antes de esta edad, los bebés tienen un sueño muy caótico que tienen que ir estableciendo gracias a las rutinas.

Según datos de la Academia Americana de Pediatría y de la Academia Americana de Medicina del Sueño, los bebés y niños necesitan dormir según su edad y con siestas incluidas.

Número de horas para los bebés y niños

- De los 4 a los 12 meses, de 12 a 16 horas.
- De 1 a 2 años, de 11 a 14 horas.
- De 3 a 5 años, de 10 a 13 horas.
- De 6 (ya están en edad escolar) a 12 años, de 9 a 12 horas.
- De 13 a 18 años (entran en la adolescencia) de 8 a 10 horas.

Cuando los niños no duermen el tiempo que necesitan

Cuando bebés y niños no duermen bien

Como hemos dicho, el sueño va madurando y cambiando según va desarrollándose el niño. Sin embargo, que el niño no duerma ni descanse las horas que necesita tiene una serie de consecuencias que van más allá de la irritabilidad o el sueño:

- La falta de sueño en un bebé o un niño puede tener consecuencias negativas para su desarrollo físico y mental. Así como para su desarrollo cerebral.

- Tener un sueño reparador es importante para tener una mejor actividad durante el día. Los niños que no descansan bien por las noches o se saltan la siesta cuando la necesitan, por el día se muestran menos activos, incluso con niveles más bajos de atención.

- La concentración disminuye cuando no hay un sueño reparador, lo que puede traducirse en un bajo rendimiento escolar.

- La falta de sueño de los hijos también afecta a los padres, si los niños no duermen bien por las noches, se acuestan tarde o tienen despertares nocturnos no van a ser los únicos en sentirse agotados por el día.

Rutinas de sueño para que los niños duerman mejor

Las rutinas de sueño de los bebés y los niños

Muchos padres y madres se preguntan qué hacer para lograr que sus hijos concilien bien el sueño, por eso a veces retrasan erróneamente el momento de llevarles a la cama, ya que piensan que cuanto más cansados estén mejor se dormirán. ¿Y qué es lo que sí funciona?

1. Calcula las horas que necesitan dormir tus hijos y en función de eso acuéstales siempre a la misma hora. Mantener una rutina de sueño es clave para que no les cueste dormir bien.

2. Las siestas también son importantes para bebés y niños de hasta 3 años, si se la salta es posible que, además de estar más irritable por la tarde, le cueste más dormir llegada la noche.

3. Leerles un cuento, tomar un baño, cantar una canción de cuna o realizar unas sencillas posturas de yoga son otros recursos que les ayudarán a irse a la cama felices y contentos.

4. Evita los estímulos que puedan poner más nerviosos a los niños como, por ejemplo, ver la televisión, jugar con la tablet, revisar el celular...

5. Procura mantener la habitación de tus hijos a una temperatura adecuada, apaga las luces y evita cualquier ruido o distracción.

6. Cuando los niños son muy pequeños, resulta de gran ayuda anticiparles lo que va a venir después: se acerca la hora de la cena, así que hay que darse un baño, después leeremos un cuento y mamá o papá te acompañarán a la cama y te darán un beso de buenas noches.

7. A la mañana siguiente pregunta a tus hijos cómo se sienten, si han dormido bien y si se encuentran descansados. Diles que te sientes orgullosa por lo bien que se ponen el pijama cuando llega la hora de dormir, ¡para ellos es una gran recompensa!

Cuentos para dormir a los niños

Puedes leer más artículos similares a Cuántas horas deben dormir los niños por edades para estar descansados, en la categoría de Sueño infantil en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: