Vera y el problema de dormir. Cuento infantil para dormir

Cuento para enseñar a los niños a dormir sin berrinches

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Muchos niños tienen miedo de dormir solos en su habitación. La separación de los padres para poder dormir en su propia cama les supone un esfuerzo difícil de superar y por eso retrasan la hora de irse a dormir todo lo posible.

Algunos tienen miedo, y otros simplemente lloran porque quieren volver a la cama de sus padres. Vera y el problema de dormir es un cuento infantil para ayudar a los niños a meterse en la cama y dormir sin problemas.

Cuento infantil para ayudar a dormir. Vera y el problema de dormir

Verá y el problema de dormir. Cuento para dormir

Vera no quería irse nunca a dormir.

Saltaba en la cama y tiraba la almohada al suelo. Mientras su mamá le leía un cuento, ella gritaba y no escuchaba. Después de mirar debajo de la cama para comprobar que no había monstruos su mamá trataba de calmarla cantando antiguas nanas. Pero nada funcionaba.

Vera no quería cerrar los ojos. Después de más de dos horas, enfadada y finalmente agotada tras haber acabado llorando, Vera se rendía al sueño. 

Todas las noches eran iguales. Y por las mañanas Vera se sentía cansada en el colegio por no haber descansado lo suficiente. Apenas tenía fuerzas para jugar y como solía estar de mal humor no tenía muchos amiguitos.

Su mamá estaba preocupada. No sabía cómo podía ayudar a su pequeña hijita. Había consultado muchos libros y a muchos amigos para encontrar una solución. Y tras poner en práctica los consejos dados, Vera seguía sin querer irse a la cama por las noches.

Fue entonces cuando la mamá de Vera decidió pedir ayuda al hada de su infancia. Como cuando era pequeña ésta se asomó a la ventana y, mirando a la estrella más brillante del cielo, deseo con todas sus fuerzas que su hada apareciera. Batiendo sus coloridas alas el hada se presentó y le explicó que el problema estaba en que Vera no quería dormir sola en su habitación, que echaba mucho de menos a su mamá y a su papá en la cama.

La mamá de Vera decidió entonces hacerle el camisón más bonito del mundo con retales de tela de una camisa de papá y de un vestido de mamá. Cuando Vera se lo puso para irse a la cama podía oler a mamá y a papá cerca de ella.

Esa noche, Vera durmió tranquila porque sabía que su familia siempre estaría con ella y nunca la dejaría sola. Al día siguiente, por fin, la pequeña Vera se despertó contenta y descansada. 

Ejercicios para saber si tu hijo ha entendido el cuento

Si quieres saber si tu hijo tiene una buena comprensión lectora y ha entendido el cuento de Vera y el problema de dormir, solo tienes que hacerle estas sencillas preguntas.

La comprensión lectora es un paso importante a dar por el niño para poder acercarse a la lectura.

- ¿Por qué crees que Vera no quería dormir?

- ¿Qué hacía para no irse a la cama?

- ¿Qué le pasaba al día siguiente por no dormir?

- ¿Qué hizo la madre para poder arreglar el problema?

- ¿Tú tienes miedo de ir a la cama solo? ¿por qué?