La cama de Marieta. Cuento para niños sobre los sueños

Un cuento infantil sobre la imaginación y los sueños de los niños

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Aquí tienes un cuento fantástico para incentivar la imaginación de tu hijo: 'La cama de Marieta'. Descubre por qué le gustaba tanto a Marieta ir a dormir y reflexiona con tu hijo sobre lo divertido que puede ser usar la imaginación por la noche. 

La cama de Marieta. Cuento infantil sobre los sueños

La cama de Marieta

A Marieta le gustaba irse a la cama pronto. No entendía a sus amigos que siempre estaban negociando con sus papás y sus mamás para quedarse despiertos diez minutos más. Y es que Marieta sabía que aunque tenía que acostarse y el día llegaba a su final, también sabía que empezaba la noche y que ésta también tenía sus propios juegos igual o más divertidos que los del día.

Si durante el día Marieta jugaba en el parque, montaba en bicicleta, se disfrazaba con sus amigos…; por la noche la pequeña jugaba con si imaginación y en sus sueños vivía muchas aventuras. Además, en sus sueños nunca escuchaba frases tales como: “¡Te vas a caer!”, “¡Ten cuidado!”, “Eso no puedes hacerlo porque aún eres pequeña”… En sus sueños no había límites y tenía tantos poderes mágicos que podía hacer y ser todo lo que quisiera.

Muchas noches imaginaba que su cama era un gran barco donde daba grandes fiestas a las que acudían muchos de los peces del mar. Mientras las sirenas cantaban, el señor Pulpo enseñaba a Marieta a bailar y los pequeños tiburones competían por hacer la burbuja más grande de la fiesta.

También le gustaba jugar a ser una gran científica. Era entonces cuando su cama se convertía en un laboratorio lleno de delicados frascos que curaban todas las enfermedades del mundo. Allí Marieta era premiada por sus amigos. Algunas noches Marieta también se convertía en una gran escritora de cuentos infantiles, pese a que en la escuela, durante el día, las letras le salían un poco torcidas y eso la enfadaba.

La cama de Marieta era desde un castillo, con fantasmas juguetones incluidos, hasta un bosque encantado, pasado por un planeta intergaláctico del que debía rescatar a sus habitantes. Y es que Marieta sabía que soñar también era jugar.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Descubre si tu hijo prestó atención al cuento. Te proponemos hacerle todas estas preguntas de comprensión lectora

1. ¿Por qué le gustaba a Marieta irse a dormir?

2. ¿Qué imaginaba Marieta que era su cama?

3. ¿Qué sueños tienes tú cuando duermes?