Los niños crecen mientras duermen. Descubre la verdadera razón

Consejos para asegurar un buen descanso de los bebé, niños y adolescentes

Carla Estrada

Siempre hemos oído que los niños crecen mientras duermen, ¿será esto cierto o será un mito más que surge entorno al desarrollo y el crecimiento de los pequeños? En Guiainfantil.com estamos dispuestos a contestarte a esta pregunta y, de primeras, te avanzamos que hay mucho de cierto en esta afirmación, aunque hay pequeños matices que es necesario aclarar. 

La razón que explica por qué los niños crecen mientras duermen 

niños crecen mientras duermen

Se ha comprobado científicamente que los niños que duermen más horas durante la noche tienen un desarrollo y crecimiento acorde con su edad, a menos que se acompañe de alguna patología que afecte el crecimiento, como por ejemplo las patologías renales, endocrinas u otras.

Pero es necesario que también sea un sueño de calidad, o sea, que el niño o niña esté en su cuna o cama, con ropa adecuada para dormir, en silencio, en penumbra y con una temperatura ambiental agradable, ya que no es lo mismo que duerma en un coche, en el carro o con ruidos y luces molestas, porque todo esto también va a favorecer o retrasar el crecimiento del bebé.

Tampoco quiero decir con esto que el niño mientras duerme crezca un montón de centímetros, pero sí es cierto que irá creciendo efectivamente en la medida que pueda gozar de un sueño de calidad y en números de horas necesarias. Y la pregunta ahora sería, ¿por qué es importante que el niño duerma suficientes horas de calidad para poder crecer?

Porque durante el sueño se liberan grandes cantidades la hormona del crecimiento (GH) o también llamada somatotrópica, que es sintetizada por la glándula hipófisis anterior y es liberada en la fase profunda del sueño o fase No-REM. También se ha demostrado que puede liberarse cuando el niño está haciendo la siesta, y aunque estas sean más cortas, la hormona es excretada en el periodo de fase No-REM.

La hormona del crecimiento es un polipéptido de 191 aminoácidos encargada de estimular el crecimiento, la reproducción celular y la regeneración en humanos y animales. Cuando el bebé duerme, se produce un pico de liberación máximo de la hormona y, aparentemente, esto se da a las dos horas de estar durmiendo. Según estudios este pico se sitúa entre las 12 y 4 de la madrugada, cuando se produce la fase más profunda del sueño.

Cuáles son las funciones de la hormona del crecimiento en los niños

Después de ser liberada y captada por receptores particulares, la hormona del crecimiento (GH) puede estimular la actividad de osteoblastos y condrocitos para promover la función principal de ella, la cual es, el crecimiento óseo de niños y adolescentes, logrando de esta forma elevar en ellos su altura.

Su mayor pico de producción se aprecia durante estas etapas de la vida y va disminuyendo en la medida que se va llegando a la vejez. La hormona del crecimiento también tiene otras funciones, las cuales son:

- Estimular el crecimiento de los órganos internos.

- Producir incremento de la masa muscular.

- Actuar sobre el sistema inmunológico.

- Contribuir a la mineralización del sistema óseo, promoviendo la retención y captación del calcio.

- Estimular la lipolisis.

Está comprobado que la hormona del crecimiento también puede ser liberada en otros momentos de la vida de los niños y adolescentes, como por ejemplo cuando practican actividades deportivas, cuando tienen una buena alimentación y cuando gozan de una vida saludable. Durante estos momentos, la hormona se libera en forma pulsátil, como si fueran chorritos de hormona y también cumple con todas las funciones ya enumeradas.

Y también en estudios hechos por Científicos de la Universidad de Emory, en los Estados Unidos, se demostró que el 43 % de los niños pueden crecer durante lo que ellos llaman 'estirones repentinos', que tienen relación con el aumento de las horas de sueño, como por ejemplo, cuando hacen una siesta o duermen en el coche durante un paseo o cuando están en cama por cuadros febriles o, simplemente, cuando aumentan 60 minutos de sus horas habituales de sueño.

Recomendaciones para ayudar a un buen descanso de los niños 

recomendaciones para a un buen descanso de los niños

Por todo lo anteriormente expuesto, es ideal que los niños tengan una adecuada cantidad de horas de sueño para que sea liberada la hormona del crecimiento y cumpla con sus funciones, que llevará a un crecimiento adecuado de los niños y adolescentes. 

- Establecer rutinas de sueño regular desde temprana edad, propias para cada niño. Muchas veces lo que le sirve a uno, no le sirve a otro.

- Procurar el ambiente adecuado para que el sueño sea placentero y tranquilo.

- Acostumbrarlos a realizar siestas.

- Tener una buena y equilibrada alimentación.

- Practicar deportes o actividad física.