Factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de útero en la mujer

Síntomas que pueden alertar de que la mujer puede tener cáncer de cérvix

Sabina Criado

El 26 de marzo es el día Internacional del cáncer de cuello uterino (también conocido como cáncer de cérvix) y no es para menos que se dedique un día del año a este tipo de cáncer ginecológico y que es la cuarta neoplasia más frecuente en mujeres a nivel mundial (si nos centramos en España, anualmente se diagnostican alrededor de 1600 casos al año). A continuación vamos a ver en qué consiste este tipo de cáncer, cómo se produce y cómo podemos evitarlo.

Factores de riesgo para desarrollar cáncer de útero o de cuello uterino

el cáncer de útero

Es un tipo de cáncer que se produce en la zona anatómica que conecta la zona baja del útero con la vagina. Se conoce que está directamente relacionado con el virus del Papiloma Humano (VPH). La presencia de este virus es necesaria para desarrollar lesiones cancerígenas, pero ¿cómo me contagio de este virus?

Podemos contagiarnos del VPH a través de las relaciones sexuales, por lo que podemos afirmar que no es un cáncer de tipo genético, como el que puede ser entre otros el cáncer de mama o el de ovario. El cáncer de cuello uterino fundamentalmente se diagnostica en mujeres jóvenes entre 35 y 50 años de edad.

Hay que tener en cuenta que existen factores de riesgo para desarrollar este tipo de cáncer ginecológico, entre los que se encuentran:

- Tabaquismo: Se ha demostrado que el hábito del tabaco es un factor de riesgo para desarrollarlo.

- Varias parejas sexuales: A más parejas sexuales, mayor probabilidad de estar en contacto con el virus del Papiloma Humano, y por ende de tener en un futuro cáncer de cérvix.

- Inicio de relaciones sexuales a una edad temprana.

- Padecer otras infecciones de transmisión sexual, como la sífilis, gonorrea, clamidia o VIH.

- Sistema inmunitario debilitado, como por ejemplo estar en tratamiento con inmunosupresores.

Como explican en el informe 'Cáncer útero', realizado por Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), si tiene síntomas o tiene un alto riesgo de contraer cáncer de útero, su médico podría hacerle una biopsia del endometrio o un ultrasonido transvaginal. El médico podría hacerle estas pruebas en el consultorio o remitirla a otro médico.

Cómo se puede prevenir el cáncer de cérvix

cáncer de cérvix

Cuando los síntomas aparecen, normalmente la enfermedad está avanzada; es por ello que es fundamental hacerse la citología cuando corresponde. No obstante, si comenzaras con sangrado entre menstruaciones, sangrado después del coito, mayor secreción vaginal, dolor durante las relaciones sexuales o dolor de espalda y/o pélvico persistente y sin razón aparente, comunícaselo a tu médico de atención primaria o matrona, para realizar el despistaje oportuno.

Es importante que la población esté informada de cómo se puede prevenir este tipo de cáncer. En este sentido la matrona tiene un papel importante, ya que es un pilar fundamental de los cuidados de la mujer. Y es que, poco a poco, las estrategias para eliminar el cáncer de cérvix de nuestras vidas van tomando más peso en nuestro Sistema de Salud y en nuestra sociedad. Estas estrategias son:

- Vacunación
La asociación española de pediatría recomienda la vacunación contra el VPH en todas las chicas y chicos adolescentes que vivan en España, preferentemente a los 12 años de edad, para conseguir la protección frente a este virus. Y es que el papel de los varones es el de transmisores del virus, aunque también se producen cánceres genitales en los varones provocados por el VPH, que por cierto cada vez son más frecuentes.

- Detección precoz de lesiones compatibles con cáncer de cuello uterino
Mediante la citología cervical o también conocida como prueba de Papanicolaou. Es importante que la primera citología se haga a los 25 años de edad (ni antes ni después) y si esta es normal debe repetirse cada 3 años. Cabe destacar que las mujeres vacunadas todavía necesitarán hacerse regularmente la prueba de detección del cáncer de cuello uterino debido a que la vacuna protege contra la mayoría de los tipos del VPH que causan este tipo de cáncer, pero no todos.

El tratamiento varía en función del estadio en el que se encuentre la enfermedad y si se quiere o no conservar la fertilidad. Podemos encontrar desde la conización (eliminación local de la lesión) hasta la histerectomía (extirpación del útero), pasando por la radio y quimioterapia.

Ojalá dentro de poco no haya un día dedicado al cáncer de útero o cérvix  y no porque no tenga importancia, sino porque no sea necesario. ¡Poco a poco lo conseguiremos!

Puedes leer más artículos similares a Factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de útero en la mujer, en la categoría de Cáncer en Guiainfantil.com.