Los niños varones también deben vacunarse del virus del papiloma humano

Debemos orientar a nuestros hijos a una sexualidad segura, saludable y responsable

Lisette González

Mucha gente relaciona la vacuna del virus del papiloma humano con las chicas, es decir, con el sexo femenino, pero cada vez son más instituciones, por ejemplo la Asociación España de Pediatría, que avisan los padres: los niños también deben vacunarse del virus del papiloma humano. ¡Descubre la razón! 

Si quieres proteger a tu hijo, vacúnale del virus del papiloma humano 

virus del papiloma humano en niños

La adolescencia comprende una etapa da cambios entre los cuales nuestros hijos inician la fase de conocimiento de su sexualidad y parte del trabajo de los padres es orientarlos hacia una sexualidad segura, saludable y responsable.

Es fundamental que en esta etapa se hable de conceptos tan fundamentales como es la protección contra infecciones de transmisión sexual y de embarazos no deseados.

Una de las infecciones más prevalentes en la población sexualmente activa es la infección del virus del papiloma humano, que se ha visto involucrado en el origen de lesiones premalignas y en el cáncer de cuello uterino, pene, ano y orofaringe.

El virus de papiloma humano (VPH) es un virus ADN que infecta las capas basales del epitelio cutáneo o mucoso. La infección se produce a través de pequeñas abrasiones en el epitelio, que facilitan la entrada del virus o en áreas de especial susceptibilidad como cuello uterino o del canal anal.

Se han aislado más de 150 genotipos diferentes, de los cuales aproximadamente 40 se transmiten por contacto sexual. Según su potencial oncogénico los genotipos se clasifican de alto riesgo (VPH-AR) (16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 y 66 ) o de bajo riesgo (VPH-BR) (6 y 11 ).

Se estima que aproximadamente un 75% de las mujeres sexualmente activas y alrededor del 85% de los hombres se infectan por el VPH a lo largo de su vida. La mayor parte de las infecciones en ambos sexos se relacionan con el inicio de la actividad sexual.

Cerca del 90% de estas infecciones son transitorias y se resuelven en el transcurso de los dos años posteriores a la infección. El desarrollo gradual de una respuesta inmunitaria eficaz es el mecanismo más probable para la eliminación espontánea del VPH. Sin embargo, el virus puede permanecer en un estado latente, indetectable y es capaz de reactivarse unos años después. Tanto la mujer como el hombre pueden ser portadores asintomáticos y transmisores de la infección por contacto sexual y de ahí que sea tan importante que tanto niños como niñas se administren la vacuna del virus del papiloma humano. 

Las vacunas, la mejor herramienta para prevenir el contagio del virus del papiloma humano 

Entre las medidas preventivas de infección se encuentran el uso sistemático del preservativo desde el inicio de las relaciones sexuales y la vacunación.

Existen actualmente 3 tipos de vacuna contra el VPH: la bivalente (genotipos 16,18), la tetravalente (16,18, 6 y 11), y la nonavalente (16, 18, 6 y 11, 31, 33, 45, 52 y 58). Actualmente se recomienda la vacuna nonavalente en el intervalo de edad de 9 a 14 años con una pauta de dos dosis (0, 6 meses) por debajo de los 13 años y de tres dosis (0, 2 y 6 meses) posterior a esa edad. Las tres vacunas han mostrado un buen perfil de seguridad en los ensayos clínicos y las reacciones locales más frecuentes son eritema, dolor e inflamación.

Los resultados de los ensayos clínicos realizados demuestran una elevada seguridad, inmunogenicidad y eficacia en la prevención de las infecciones por el VPH y lesiones precancerosas cervicales asociadas, especialmente si se administran en adolescentes, antes de sus primeras relaciones sexuales, y por tanto antes de la primera exposición al virus.

Las mujeres mayores de 25 años pueden beneficiarse de la vacunación frente a VPH, independientemente de si presentan infección por algún tipo de VPH. Está indicado el uso de cualquiera de las vacunas disponibles. Una proporción significativa de mujeres mayores de 25 años se infecta por el VPH, especialmente por los genotipos 16 y 18. La probabilidad de persistencia aumenta con la edad, lo que incrementa el riesgo de desarrollar lesiones precursoras o cánncer de cuello de útero. Se sabe que la inmunidad natural no protege completamente de la reinfección. 

Puedes leer más artículos similares a Los niños varones también deben vacunarse del virus del papiloma humano, en la categoría de Vacunas en Guiainfantil.com.