Errores comunes al llevar en el coche a niños y bebés

Día a día nos encontramos con una triste realidad, los accidentes de coche se cobran muchas vidas, algunas de ellas infantiles. En todos los paises en mayor o menor medida, existe una regulación oficial en torno a la seguridad en el automóvil de los niños.

Cada vez más, los padres están concienciados en torno a la necesidad de llevar al niño en el coche con los sistemas de seguridad vigentes. Sin embargo, en algunos casos, aun teniendo dispositivos especiales para bebés y niños en el coche, se cometen errores que pueden causar un daño irreparable. Poner solución a estos pequeños errores debido a las prisas o a los nervios, evitará males mayores.

Errores que cometen los padres en la seguridad vial de sus hijos

Errores en la seguridad en los coches para niños y bebés

¿Quién no ha ido con prisas alguna vez y no ha apretado bien el arnés de su hijo? o ¿Alguna vez no has ajustado bien el anclaje de la silla y ha saltado en plena marcha? He aquí algunos errores de los padres en torno a la seguridad de sus hijos en los coches:

- Algunas sillitas pasan un hermano a otro sin valorar que estos dispositivos también tienen fecha de caducidad. Conviene revisar las instrucciones del fabricante ya que en muchos casos, pasados unos años, no se garantiza la estabilidad y protección iniciales.

- La crisis económica o problemas de dinero nos lleva a adquirir productos de segunda mano, pero en el caso de los sistemas de seguridad para niños en coche es importante adquirir sillas de primera mano para garantizar su buen estado.

- Los bebés han de sentarse en sentido contrario a la marcha, pero nunca podrán hacerlo en un asiento delantero con el aribag activado. Revisa las instrucciones del coche para cancelar su funcionamiento. Además, en muchos países tampoco se permite que viajen bebés en el asiento delantero.

- No cambies de posición al bebé demasiado pronto, muchos padres sienten la necesidad de girar la posición del bebé demasiado rápido para poder verles por el retrovisor, pero un frenazo podría ser fatal en este caso para el frágil cuerpo del bebé.

- Revisa periódicamente las instrucciones del fabricante para saber cuándo pasar al bebé al siguiente dispotitivo del coche según su peso y estatura. No sólo depende de la edad del niño el que vaya sentado en una silla o en otra, sino también de su talla.

- Es conveniente tomarse el tiempo necesario para instalar las sillitas en el coche. Muchos padres nos desesperamos intentando anclarlas correctamente y, a veces, las prisas o los nervios hacen que no se encuentren bien instalados. Si no estás seguro pide ayuda.

- No te preocupes tanto por la comodidad del niño en el asiento como de que su arnés esté bien ajustado. Muchos niños protestan al tener las cintas alrededor del cuerpo y los padres ceden aflojando el arnés. Un gesto que puede resultar peligroso ante un frenazo de emergencia o un golpe.

- Enseña a tus hijos con el ejemplo, si tu no te pones el cinturón de seguridad es complicado que tu hijo entienda que él sí tiene que hacerlo.

Alba Caraballo. Editora de GuiaInfantil.com