El bebé que no sabía que había nacido

Un doctor de un hospital de la ciudad griega de Amarousin compartió hace unos días una foto insólita del nacimiento de un bebé, y la llamó 'el bebé que no sabía que había nacido' que ya ha dado la vuelta al mundo.

Os preguntaréis por qué y qué ha hecho que esta imagen haya recorrido las redes sociales y haya sido vista por millones de personas. El bebé cuando nació todavía se encontraba dentro del saco amniótico, es decir, dentro de la bolsa donde se había desarrollado a lo largo de las 40 semanas de embarazo

Un bebé nace sin que se haya roto el saco amniótico

Parto de un bebé dentro de la placenta

En los partos normales, el saco amniótico se suele romper solo, aunque en algunos casos en el hospital han de pinchar la bolsa para favorecer el trabajo de parto, es lo que comunmente se conoce como romper aguas. Sin embargo, durante un parto por cesárea, el doctor Aris Tsigris inmortalizó un acontecimiento que no se produce todos los días: el bebé salía del vientre materno todavía dentro del saco amniótico

El médico griego llamó a la foto 'el bebé que no sabía que había nacido' ya que una vez fuera, el bebé continuaba dentro de la bolsa por lo que su sensación era de continuar en el vientre materno. Según el diario The Sun, el doctor confesó haberse quedado sin aliento cuando comprobó que la mamá no había roto aguas y que el bebé todavía se encontraba dentro del saco amniótico. Además, confirmó que la vida del bebé no corrió peligro en ningún momento porque seguía alimentado a través de la placenta y pudo respirar cuando rompieron el saco. 

La bolsa amniótica se forma pocos días después de la fecundación y está compuesta de líquido, que no sólo protege al pequeño sino que además le proporciona fluidos que el bebé puede tragar. 

Esta imágen, es realmente mejor que cualquier ecografía y hemos podido ser testigos de primera mano, de cómo se encuentra el bebé en el útero materno en los últimos momentos antes de nacer.

. Editora de GuiaInfantil.com