Tos ferina en niños y bebés

Coqueluche en niños y bebés

La tos ferina, también conocida por coqueluche, es una enfermedad respiratoria infecciosa de las vías aéreas, de alta contagiosidad, que evoluciona entre 4 a 6 semanas y que tiene mayor incidencia en los meses invernales.

El período de incubación es de 8 a 14 días y puede atacar al niño desde las primeras semanas de vida. El contagio es por contacto directo, a través de la saliva, la tos o estornudo, y tiene una duración de 6 a 8 semanas aproximadamente.

Tos ferina infantil

Fases de la tos ferina en los niños

Esta enfermedad presenta tres fases:

  • Fase catarral: dura de una a dos semanas y se caracteriza por tos, estornudos, apatía, febrícula, y falta de apetito. 
  • Fase paroxística: dura entre 4 y 6 semanas y se caracteriza por accesos de tos repetidos, seguidos por una inspiración profunda y ruidosa (canto de gallo). Los vómitos son producidos por el almacenamiento de mucosidad y la irritación de la faringe. Estos accesos aparecen mas frecuentemente durante la noche.
  • Fase de convalecencia: dura de 2 a 3 semanas y se caracteriza por tos persistente, pero sin accesos. Los síntomas van paulatinamente disminuyéndose.

Causas de la tos ferina en niños

Es una enfermedad producida por un germen. Una vez de padecerla deja inmunidad por mucho tiempo pero no de por vida. La duración de todo el cuadro de la enfermedad es prolongado. Aproximadamente 45 días. 

Tratamiento de la tos ferina infantil

Es ambulatorio sobre todo se la padecen los niños mas grandecitos. En algunos casos pueden requerir hospitalización para administrar oxígeno y alimentación por sonda con aporte de líquidos con suero endovenoso.

El uso de medicación broncodilatadora será inevitable. No son útiles los antitusígenos. Se indicarán antibióticos en casos mas complicados de neumonías y otros problemas pulmonares. La prevención de la tos ferina se realiza por medio de vacunación.